.......... ........ ......... ....... .......

Tu paso por internet te puede pasar factura en un futuro.

6 de diciembre de 2010



Con las nuevas tecnologías, todo son ventajas. Puedes acceder a cualquier sitio de forma pública o anónima, registrarte en multitud de redes sociales, crear perfiles, páginas web, etc. ¿Cual es el problema? Sencillamente que muchos datos están a disposición de cualquiera que desée verlos y probablemente no desaparezcan nunca.

Antes de colgar una foto en una red social debes preguntarte si esa foto te va a afectar dentro de 2,4 ó 10 años, porque en el momento que la subas a internet, cualquiera podrá apropiarse de ella y divulgarla.

Aquel comentario que hiciste en un foro hace 3 años, desprestigiando, insultando o difamando a una persona, puede salir a la luz en cualquier momento.

Sin ir más lejos, incluso esas páginas o blogs que se escriben de forma anónima para cometer actividades fraudulentas, sólo es cuestión de invertir unas 2 horas o en su defecto, unos 50-100€ para saber la dirección exacta de esa persona, por muy cuidadosa que haya sido a la hora de intentar mantener su privaticidad.

Si usas internet "estás fichado" y eso nunca debes olvidarlo.

No voy a entrar en lo que muchos ya conocen y es que cada vez que visitas una página web, los servidores almacenan tu "navegación" y en muchos casos, el sólo darte de alta en un directorio, página, creación de un perfil es suficiente para que a través de las cookies conozcan todo acerca de tí, incluso tu nivel financiero.

Si las petroleras y el sistema bancario mueven el mundo real, en internet, lo dominan las empresas publicitarias para encargarse de enviar la publicidad más efectiva. Estas empresas compran las bases de datos a clientes de todo tipo, teniendo un conocimiento exacto del tipo de usuario.

Cómo afecta tu actuación en las redes sociales.

Hay un caso reciente de un hombre de negocios, el cual se registró en Facebook para dar a conocer su negocio y cuenta este mismo hombre que una mañana le apareció una invitación de una persona, la cual se llamaba igual que él. Ante la curiosidad, el aceptó y se encontró que esta persona tenía puestas fotos de este hombre.

Era un claro caso de suplantación de identidad, el cual "supuestamente" es sencillo de denunciar a no ser, que el "suplantador" ya había hecho la pertinente denuncia contra el original que  salió perjudicado al procederse con la baja de su cuenta.

En ese tiempo de aclaraciones, no dejó de publicar comentarios que perjudicaban la imagen de esta persona y la de su negocio, haciendo comentarios "obscenos" en foros con la única intención de dañar su imagen. Comenta el afectado que consiguió ponerse en contacto con el suplantador para pedirle "por favor" que dejará de actuar de esa forma y que le devolviera su "identidad robada". La respuesta del suplantador fue un sencillo: "jódete"

Después de algunos meses, una vez que el afectado consiguió legalmente deshacerse de esta persona, la ley no consiguió dar con el suplantador o más bien, no quiso dar con él, ya que hace dos semanas se puso en contacto con un informático privado y ha conseguido llamar a la puerta de la casa del suplantador, el cual era un conocido como él sospechaba.

El caso es que el afectado no quiere volver a oir hablar de redes sociales.

Otro caso es el de una mujer que vió colgadas sus fotos con su hija de 16 años en una página de contactos donde se ofrecía para servicios X junto a su hija. Después de abrir investigación, los pasos llevaron hasta su ex-marido, el cual se enfrenta a un juicio y a su cuñado y no se cual de los dos se lo va  a hacer pasar peor.

Si bien, cualquier delito en internet deja huella, cierto es que nuestra reputación puede ser dañada en cualquier momento gracias a la facilidad que existe para ello. Por eso, por primera vez, estos hechos han llevado a un descenso del uso de redes sociales donde en menos de una semana se han procedido a 34,000 bajas de cuentas en Facebook únicamente en España y es donde Tuenti puede salir ganando debido a su plan de colaborar conjuntamente con la polcía en el Plan Amigo.

Sin mencionar que el simple hecho de tener presencia en Internet como negocio o empresa, puede abrirte distintas lineas de ataque en cualquier página criticando tu marca o tu servicio y al ser un derecho de libertad de expresión, puede dañarte sin que puedas hacer nada.

Por eso recuerda: Tu actividad en Internet no desaparece nunca, así que únicamente da la información que no te importa que todo el mundo vea ni ahora ni dentro de 10 años, ya que seguirá estando disponible de por vida. El pasado siempre vuelve tanto en internet como en la vida real.

Toma siempre medidas.






Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo