.......... ........ ......... ....... .......

Consejos para Freelance. Cuándo y Cómo dedicarte a ser un profesional Freelance con éxito.

8 de enero de 2011



Antes de nada, cuanto más claro sepas lo que significa la palabra Freelance, mucho mejor, ya que en ocasiones se intenta adornar con términos en otro idioma. Un Profesional Freelance es símplemente un trabajador autónomo que trabaja para alguna empresa prestando sus servicios o vendiendo sus productos bajo un contrato de trabajo de término mercantil. Sabiendo esto, ya podemos pasar a los siguientes puntos para poder tener éxito como Freelance.

1. Concienciación.

Este es el punto más importante de todos. Si no estás concienciado y enfocado al 100% en esta labor, te pueden esperar muchas sorpresas. Debes saber que según en el servicio que prestes como profesional Freelance, tus ingresos dependerán exclusivamente de tus ventas o servicios prestados, lo que se traduce a: "Si no vendes, no cobras".

Claro que esto está enfocado a la rama de ventas. Hoy día, algunas compañías solicitan personal freelance para sectores muy variados y en los cuales te contratan por un exceso de trabajo en lugar de contratar a una persona en régimen general de la seguridad social, aunque no es lo común. en general, tus ingresos dependerán de la prestación de servicios o ventas realizadas.

2. Preparación de tu "base de actuación".

Es imprescindible que ta hagas con un espacio en tu casa destinado a tal función, donde te prepares de ordenador, ficheros para clientes, tarifa de telefonía destinada al autónomo, etc... En pocas palabras, debes montar tu oficina en casa en un lugar tranquilo donde nadie te moleste

3. diversificación de productos.

Esta parte es fundamental, ya que en ocasiones un profesional Freelance únicamente se dedica a un producto y visita a clientes que podrían comprar más de un producto. Entiendo que habrá empresas que busquen a este profesional en contrato de exclusividad.

A no ser que desde el primer mes, observes que el producto se vende bien y que percibirás prontos ingresos y por mucho tiempo, no te limites a ese sólo producto. Recuerda que le trabajas a una empresa, pero tú eres empresa, por lo que tú mismo debes decidir qué productos quieres vender.

Ejemplo: Imagina que te contrata una empresa fabricante de tornillos para venta en Ferreterías. Puedes compaginar perfectamente esa actividad con venta de equipos de trabajo, destornilladores, tuercas y material de construcción destinado a ese mismo cliente.

4. Atento a :
  • Contrato de exclusividad: Como hemos hablado en el punto anterior, ten claro lo que vas a firmar antes de comenzar. La negociación es crucial con las empresas cuando la contratación se realiza mediante un contrato mercantil. Nunca tengas la sensación de que la empresa te hace un favor contratándote, ya que realmente han elegido la forma más cómoda de hacerlo. Si no hay ventas o ellos le fallan al cliente como empresa, el perjudicado eres tú y no la empresa, la cual no realiza un desembolso de capital pro tu contratación.
  • Contrato de prohibición de actividad: En muchas ocasiones, existe una claúsula en este tipo de contratos, la cual indica explícitamente que una vez que ceses tu actividad comercial para esa empresa, no podrás dedicarte a la venta de productos similares ni podrás vender a los clientes que hiciste para ellos durante 1,2 y hasta 5 años. Ten claro si te interesa firmar eso, ya que nunca se sabe a qué te puedes dedicar dentro de 6 meses.
5. Respaldo económico.

Este punto no es imprescindible, pero está más que demostrado que los profesionales que se introducen en este tipo de actividad con reservas de capital tienden a funcionar mejor al no estar presionados por la necesidad de obtención de resultados rápidos.

Nadie te asegura que todo vaya ir "sobre ruedas" en el primer o segundo més, por lo que si percibes ingresos de otra fuente o sencillamente, tienes unos ahorros que te puedan mantener durante varios meses, podrás enfocarte correctamente a esta actividad.

6. Hazlo lo más legal posible.

Antiguamente, un Freelance jugaba con una baza y es que no pagaba autónomos durante años y percibía ingresos. Hoy día, nuestra amiga hacienda, en su ánimo recaudatorio no deja pasar a este tipo de profesionales teniéndolos muy vigilados.

Puedes trabajar como Freelance sin pagar autónomos unos 2 meses. A partir del tercer més, puede que ya hacienda te esté investigando, ya que la empresa ha declarado los pagos en forma de factura, en la cual, a todos los efectos, tú eres una empresa que percibe pagos sin declararlos. Eres un delincuente que está timando a todo el país aunque no hayas ganado ni para pagarte los seguros. Eso tenlo en cuenta también. Cuanto más legal puedas hacerlo, menos problemas tendrás.

Esto es básicamente lo que debes saber para convertirte en un Freelance ( Trabajador autónomo ), y recuerda que ya que te vas a dar de alta como empresa en un régimen en el que respondes con todo tu patrimonio, siempre piensa en tí, ya que la empresa ya ha pensado en ella al ofrecerte este tipo de contrato.






Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo