.......... ........ ......... ....... .......

Los Problemas del Emprendedor que no te enseñan en las escuelas de Negocios

25 de enero de 2011



Plan de negocio, estrategia de mercado, elegir un negocio, dirigir personas, mantener una buena y clara contabilidad del negocio..... Estas son algunas de las cosas totalmente imprescindibles que debes llevar a cabo cuando decides emprender un negocio, y de hecho, son las que aprenderás, o bien con el tiempo, o bien en escuelas de negocios.

Pero hay otros factores que influyen en el posible éxito de tu negocio, los cuales nunca llegas a estar preparado hasta que debes afrontarlos en tu propia persona.

Lo que te voy a nombrar a continuación son posibles problemas que nunca se nombran en cursos para emprendedores, ni mucho menos en una escuela de negocios. Unicamente podrá enseñártelos alguien que ya los haya vivido.

Déjame decirte, que son de esos problemas, que aunque ya estés avisado, pensarás que puedes superarlos llegado el momento. No le harás mucho caso hasta que algún día los tengas presentes. En ese momento, te sentirás desorientado, confuso, anemizado mentalmente, debido a que nunca te han preparado para ello, ya que te prepararon  como una máquina que sigue un algoritmo concreto. Pero recuerda que hoy día, los negocios no los dirigen máquinas y los emprendedores son personas que padecen de algunos males.

1. La Soledad.

Si inicias un negocio se pueden dar dos situaciones:

Cuando tu negocio no tiene éxito: Una vez que más o menos estás en camino, puede suceder que no termines de remontar tu negocio, que necesites ayuda de cualquier tipo. Cuando una persona necesita ayuda es cuando se da cuenta de lo sola que está, ya que la gente, por regla general están para las buenas y muy pocos se quedan para las malas. En ese momento te sentirás como un capitán de un barco que debe llegar al puerto sólo con la marea alta y revuelta. El resto abandonaron el barco cogiendo todos y cada uno de los salvavidas. Estás sólo.

Cuando tu negocio tiene éxito: En este caso, todo son burbujas de champagne. Todo el mundo quiere participar en tu proyecto. Es el barco que pasea por un océano calmado a pleno sol. No sólo tendrás una tripulación completa, sino que otros barcos se unirán para hacerte compañía y que no te ocurra nada malo en ese mar calmado.

En ese momento piensa, que tienes una de la peor soledad, la cual es estar rodeado de personas que únicamente permanecen a tu lado por un cierto interés, ya que en el fondo sabes, que cuando comiencen los problemas, esas personas desaparecerán. Continuas sólo.

Nunca olvides esta frase:

El éxito de un emprendedor está ligado a la calidad de las personas con las que se rodea.

2. El Amor.

Somos personas y las personas tendemos a hacer muchas cosas por amor, de hecho, grandes negocios se montaron inspirados en las buenas ideas que esa persona tenía a raíz de su buen estado anímico. El Amor ha estado presente en gran parte de las historias de emprendedores de éxito.

El Amor es un creador de negocios y el amor es un gran destructor de los negocios.

El amor puede llegar a ser una distracción para la que nunca nos han preparado, y es que no puedes estar preparado para algo que influye en nosotros inconscientemente. Durante tu vida empresarial, atravesarás malas situaciones sentimentales, las cuales se reflejarán en tu estado de ánimo llegando a mermar tu capacidad de "toma de decisiones acertadas".

En otros casos, nos casamos por amor, y a los dos años, cuando la cosa no funciona, no nos queda más remedio que el divorcio. Un divorcio quita tiempo, dinero, estabilidad mental y lo que es más importante, el amor se puede llevar el 50% de tu creación. De esto, Amancio Ortega sabe algo :-)

3. Conciliación.

Cuanto más éxito tengas, más tiempo dedicarás a tu negocio. Llegará un momento en el que tu vida será, 10 horas diarias hablando por teléfono, 4 horas de reuniones con trabajadores, clientes, proveedores, etc...

Gran parte de los empresarios actuales tienen problemas para conciliar su vida familiar con su vida laboral, y llega un momento, cuando tu cabeza parece que va a estallar, cuando debes estar en todos sitios a la vez (y evidentemente no puedes), cuando no puedes asistir a un evento familiar debido a tu trabajo, surgen dudas de si has tomado el camino correcto, de si te estás vendiendo al dinero desperdiciando otras prioridades en la vida.

Esta, probablemente sea una de las situaciones con las que tendrás que enfrentarte en algún momento de la vida. Y repito, cuanto más éxito tengas, menos tiempo para tu familia podrás dedicar.

4. La solución.

Todo problema tiene una solución, y estos tres problemas tienen solución, la cual, como es habitual no se le da importancia en esos cursos de preparación al emprendedor. Como ya hablamos en otro artículo, un empresario de éxito nunca está solo. La solución para todos y cada uno de estos problemas es "un segundo de abordo", una mano derecha, un protegido, un predecesor.

Debes buscar una persona de confianza, la cual no necesariamente debe pensar como tú en algunos aspectos. Esta persona debe seguir tu misma filosofía de empresa pero tener una mentalidad que complemente la tuya y desde luego, lo más difícil...que pueda encargarse de tu negocio en tu ausencia.

En tu trayectoria laboral pasarás por enfermedades, viajes de trabajo, "enamoramientos" y situaciones en las que te encontrarás al 25%, por lo que debes tener una segunda persona para que llegado el momento se encargue del timón del barco.

Debes dar a conocer a esta persona, debes presentarla, debes prepararla y convertirla en una persona muy competente para que todo el mundo sepa que aún estando ausente, esa persona llevará la empresa de igual forma.

Recientemente tuvimos el caso de Steve Jobs, fundador de Apple, cuando tuvo la  recaída de su enfermedad, la cual se reflejó en Apple como pérdidas, ya que todo el mundo conoce la profesionalidad e implicación de Steve Jobs y muy pocos confíaban en su segundo de abordo, por lo que sus acciones se precipitaron durante varias semanas.

Si consigues preparar a esta segunda persona, nadie te evitará tus problemas personales, pero al menos tu empresa no los sufrirá.






Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


3 comentarios

  1. Excelente aportación. Cierto es que nunca estamos preparados para algunas cosas más bien de la psicología humana.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Interesantísimo artículo, pero qué pinta ahñi la foto de Batman? en eso me he perdido un poco :)

    ResponderEliminar
  3. Jajaja, la foto de Batman con su segundo de "a bordo", Robin. Recibid un saludo y gracias por vuestro comentario.

    ResponderEliminar

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo