.......... ........ ......... ....... .......

Aprendamos de la Cultura Japonesa.

18 de marzo de 2011



Un país lo hacen sus habitantes, y en las tragedias es cuando sale el lado más "agrio" de las personas, ya que es cuando se tiende a mostrar su parte más débil y descontrolada. La cultura japonesa puede dar una lección al resto del mundo en muchos aspectos.

Hace unos días se publicaba un artículo titulado: ¿por qué no lloran los japoneses?, cuyo autor ha tenido que redactar nuevamente su artículo y dar algunas explicaciones, ya que este se malinterpretó y recibió algunas quejas en las redes sociales.

El Japonés llora, pero no lo hace en público, ya que intenta no contagiar su estado de ánimo a las personas que están alrededor. Si en esta tragedia ha perdido un ser querido, intentará mantener la calma mientras permanezca en compañía de familiares, elegirá un lugar solitario y "soltará" sus lágrimas como cualquier ser humano invadido por la tristeza y rabia de perder a alguien.

Hemos podido observar cómo en mitad del pánico miles de personas caminaban en fila india siguiendo las instrucciones del plan de evacuación, manteniendo el orden en todo momento.

Supermercados y tiendas con productos de primera necesidad abrieron sus puertas para ofrecer alimentos a todas esas personas que probablemente no podrán pagar ni devolver el favor, ya que lo han perdido todo. Algunas tiendas han continuado abiertas sin ánimo de lucro incluso estando expuestos al riesgo de las réplicas. No abandonaron el lugar.

Nos han dado una lección de unión y solidaridad en momentos extremos, donde han abierto las puertas de sus casas particulares para acoger a todo el que no tuviera dónde pasar la noche. Así son los japoneses.

Por no olvidar que la figura del Samurai continua latente, donde más de 50 personas están trabajando en los reactores nucleares para intentar detener la fuga radioactiva. Están expuestos a la radiación y todos ellos saben que van a morir. Algunos tendrán una muerte rápida y otros deberán sufrir una muerte lenta y dolorosa por los efectos radioactivos. Lo saben y aún así, están dispuestos a sacrificar sus vidas por sus patriotas.

¿No sientes una envidia sana de esta cultura?







Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo