.......... ........ ......... ....... .......

Tarjetas de Crédito: El mayor enemigo del ahorrador.

1 de marzo de 2011



En un próximo artículo analizaremos todas y cada una de las tarjetas de crédito, ya que aún habiendo diferencias, la mayoría tienen algo en común, y es que son el peor enemigo de una persona que quiere ahorrar y en  un 80% de los casos, son la causa número uno de los problemas económicos de una familia, aunque curiosamente, pocas personas se dan cuenta de esto, incluso estando ahogados financieramente.

En más de una ocasión te habrán asaltado en plena calle, centros comerciales e incluso tu propio banco para que des de alta una tarjeta de crédito "sin gastos y comisiones". Mentira!!!, eso no existe.



Las tarjetas de crédito se distinguen por llevar 4 folios de letra pequeña, una letra pequeña que en caso de leerla y sobre todo, si eres capaz de entenderla, nunca serías capaz de activar tu tarjeta de crédito.


  • Sin comisiones. Encontrarás en la letra pequeña un apartado donde diga: "sin comisiones durante el primer año debiendo realizar al menos 2, 3, 5 operaciones al año"
Debes vigilar el interés, ya que en algunos casos esa tarjeta puede llevar un interés cercano al 30% ( rozando la usura).

Evidentemente, toda tarjeta lleva un gasto de mantenimiento que ronda entre los 70-100 euros/anuales, según tipo de tarjeta y crédito aceptado.

Estos puntos son los menos importantes, ya que en realidad, lo que debes tener muy claro es que cuando activas una tarjeta de crédito, realmente no tienes una tarjeta, sino un crédito personal con unos intereses que abarcan la cuota total de la deuda.

Traducido al castellano, si te dejas llevar por el bajo interés de un 3% en tu tarjeta, no es problema si únicamente tienes una deuda de 100 euros. el problema es cuando subes la deuda a 2,000-3,000€. 

Probablemente pienses que si tu deuda en la tarjeta asciende a 3,000€, con un 3% de interés, únicamente pagarás 90€. Y efectivamente es así, salvo que observarás que una vez que pagas los 90€ en tu tarjeta se recargan unos 40€. Es por eso que financieramente a este producto se le llama el "pago interminable".

Y por último, como estas tarjetas funcionan a modo de préstamo personal, en caso de no hacer frente al pago, según la cláusula de tu contrato firmado, podrías estar generando unos intereses diarios en tu contra por valor de hasta 40€ diarios en concepto de reclamación de pago, intereses de demora, etc, etc, etc...

En Estados Unidos se abrió un caso contra compañías de crédito, debido a que su estrategia de venta era buscar a personas que ya hubieran tenido casos de impago, por lo que buscaban ofrecerle el crédito de una tarjeta a una familia que dentro de unos meses no pudiera hacer frente al pago de la cuota para que de esa forma, pudieran cobrar hasta un 750% más de lo que en sí tenían que pagar, por lo que era mucho más rentable para el banco o entidad de crédito un moroso que un buen pagador.

Decir que en juicio no llegó a ninguna parte, ya que aún sabiendo lo que sucedía, nadie puedo demostrar nada o no quisieron que se demostrara. No obstante, si quieres tener una economía saneada, olvida el crédito.

Compra únicamente cuando tengas el dinero para pagar en efectivo, o cuando se traten de tarjetas en las cuales abonas el total de la deuda al mes siguiente, pero jamás a pago aplazado.

Se calcula que únicamente en España hay activadas más de 25 millones de tarjetas, lo cual si pusiéramos un coste de mantenimiento de 1€, tenemos 25 millones de euros en beneficios, claro que el coste de mantenimiento de una tarjeta no es 1€, sino unos 70-100€ más la comisión que le cobran al establecimiento donde pagas con la tarjeta, estamos hablando de uno de los tantos negocios rentables de la banca a costa del consumidor.






Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


1 comentario

  1. Yo creo que una tarjeta de crédito no es buena o mala por sí misma, sino en función del uso, de los ahorros y del gasto que tiene cada persona. Lo mejor es buscar en un buscador tarjetas crédito de esos que se encuentran por Internet y valorar dos aspectos: 1-si nos hace falta una tarjeta o no, 2-qué tarjeta de las que hemos encontrado vale más la pena. Yo lo hago así, miro primero en un comparador llamdo Financierum y después decido.
    Saludos!!
    Laura

    ResponderEliminar

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo