.......... ........ ......... ....... .......

Mitos del Inversor en bolsa

13 de abril de 2011



Si te presentaran hoy mismo a una persona y le preguntaras "¿A qué te dedicas?" -Soy inversor. Invierto en bolsa.- Automáticamente tu cerebro procesa la información y lo primero que piensas es que tienes delante a un Gordon Gekko o a un Warren Buffett, a una persona mucho más inteligente que tú y probablemente millonaria.

Hace tiempo hablamos de algunos mitos de la bolsa, como el mito de las personas que se arruinaron por invertir en bolsa, cosa que ya explicamos que si así fue, es que no siguieron unos sencillos consejos para invertir en bolsa o cometieron los errores graves del inversor.



Hoy hablamos de algunos mitos de los inversores en bolsa, ya que en ocasiones confundimos algunos términos que suelen estar muy alejados de la realidad.

1. Un inversor en bolsa es una persona con mucho dinero.

Para invertir en bolsa únicamente necesitas tener un dinero ahorrado y que no vayas a necesitar los próximos años. Cierto es que no hay cantidad mínima para invertir en bolsa, pero si metes únicamente 100€, probablemente pierdas dinero ya que la rentabilidad se la comerá la comisión. Con 1,000-2,000€ puedes comenzar a invertir en bolsa perfectamente.

No obstante, está claro que cuanto más capital poseas, más dinero podrás invertir y por tanto recibirás mayores ganancias.

2. Un inversor en bolsa es una persona con muchos estudios.

Siempre me han preguntado qué carrera estudiar para poder invertir en bolsa y saber dominarla. En este punto quiero ser totalmente exacto para que nadie pueda decir que "lanzo a las personas a la deriva".

Yo siempre he separado la inteligencia de un título universitario, ya que una cosa no te lleva a la otra. Un médico no es más listo que un mecánico de vehículos, aunque algunas personas se empeñen en decir que sí. Si a los dos les pusiéramos un examen, el médico respondería mejor a la pregunta "Cuantos músculos tiene el cuerpo humano", pero el mecánico respondería mejor a otro tipo de preguntas basadas en el mundo del motor. Una cosa es inteligencia y otra conocimientos en alguna materia.

No vamos a negar que a la hora de invertir en bolsa, una carrera repleta de conocimientos en finanzas no te vayan a ayudar, pero tampoco voy a afirmar que esos conocimientos no los puedas adquirir por tu cuenta y termines aprendiendo conceptos que un universitario nunca ha escuchado

Conozco inversores que llevan en la bolsa más de 30 años y cuando hablan con un experto financiero, los términos como derivados,futuros, warrant o ETF les suenan a chino. No vamos a decir que no sepan lo que son, sino que no terminan de entenderlos y por tanto, no se arriesgan. Yo por ejemplo no entiendo el mercado de divisas, por lo que cuando no sabes nadar, mejor que no te acerques a las piscinas.

Una cosa es invertir en bolsa y otra entender todos los novedosos vehículos de inversión, cosa que algunos de esos productos de inversión son los que ayudaron a producir la crisis que actualmente vivimos.

3.Ser inversor es estar invirtiendo constantemente.

Quizás se nos haya quedado grabada la imagen de las películas que nos muestran a unos brokers que se pasan 24 horas al día "compra!!! vende!!!".

Por regla general los inversores de bolsa que más dinero ganan son aquellos que menos órdenes de compra-venta lanzan. Ya puse el ejemplo real de varios traders que lanzaron en un año 315 órdenes y han tenido mucha menos rentabilidad que otros con 15 órdenes. Puedes ver el artículo aquí: ¿Trading o inversión inteligente?

No me gustaría decir que la bolsa es un juego en el cual cuanto más juegas, más pierdes, ya que es evidente que yo no lo considero ningún juego de azar, pero casualmente cuando te excedes en órdenes de compra-venta sueles perder, ya que tú mismo estás utilizando la bolsa como un juego y todos los días no son buenos para jugar.

Por otra parte puedes ser un inversor en bolsa y no tener ningún valor en cartera. No tienes necesariamente que tener dinero invertido, ya que en según qué épocas, lo mejor es limpiar tus posiciones por lo que pueda ocurrir, mientras analizas el momento oportuno y compañía para entrar.

Hay inversores que invierten un 12 de febrero y hasta el 24 de Diciembre no dan ninguna otra orden. Cualquiera puede ser un inversor, aunque está claro que dentro de la bolsa existen muchos tipos de inversores, grandes, pequeños, tiburones y conservadores.

En resumen: No se necesitan estudios, pero se necesita que tengas un mínimo conocimiento de los factores que mueven la bolsa. Algunas personas captan el mensaje en 5 meses, otras tardan años y otras jamás terminan de aprenderlo. La bolsa no es un juego de azar, aunque la mala suerte podría llegar a estar presente y no podrías hacer nada para evitarlo.

Y por último, cuando hablo con inversores o personas que aconsejan a la hora de invertir en bolsa, suelo encontrarme con dos tipos de personas.

  • El que te dice que bajo un método concreto te harás millonario y que es muy fácil hacerlo.
  • El que te dice que es muy complicado y que comenzarás perdiendo dinero.
Ninguno de los dos lleva razón, aunque ninguno está al 100% equivocado. Ni es tan difícil como algunos lo pintan ni te vas a hacer millonario si no dispones ya de una fuerte suma de capital. Recuerda que antes de hacerte rico, vienen tres factores que son trabajo, ahorro e inversión, y no puedes pasar a la tercera o cuarta fase sin pasar por las anteriores. Los únicos secretos para hacerte rico

Luego está el inversor que todos los meses obtiene un 40% de rentabilidad en la bolsa. A ese dile que se de un paseo para tomar el aire.






Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo