.......... ........ ......... ....... .......

Consecuencias de una nueva subida del IVA para la economía española

21 de junio de 2011



Entre las nuevas medidas anti-crisis del gobierno "impuestas" por los mercados se encuentra una nueva subida del IVA entre otras. Esta medida se centra expresamente en la reducción del déficit público sin contar con que cada acción que se ejecuta, deriva en otras consecuencias con las que puede que hayan contado o puede que no.

En la situación actual, cuando los sueldos de los ciudadanos (llamémosle consumidores) han subido por debajo de la inflación y ante un consumo estancado, una nueva subida del IVA, para comenzar, no va a reactivar el consumo y además, el Banco de España ya está avisado de que el fraude fiscal va a aumentar de llevarse adelante esta subida. Al menos eso fue lo que hacienda notó en anteriores subidas.



Hablemos de economía sumergida.

La economía sumergida es el gran problema que tiene este país, aunque mayor problema es que el propio gobierno y Banco de España dirijan al pequeño empresario hacia ese camino. Con un tipo de cliente que ha perdido poder adquisitivo durante esta crisis, una nueva subida del IVA le llevará obligatoriamente a buscar una oferta inexistente o un producto que pueda ser vendido en B (Dinero negro), para de esta forma ahorrarse algo de dinero.

En el otro lado tenemos al pequeño empresario, el cual necesita desesperadamente vender, por lo que cuando un cliente entra por la puerta de su negocio "regateando" precios, la mejor forma que tiene de darle lo que necesita es un 18% de descuento que fácilmente se consigue con quitarle el IVA y no declarar la factura. Esta es la situación que aumentará, por lo que nuevamente, las medidas programadas no tendrán el efecto deseado.

Hace poco anunciábamos las nuevas ayudas del gobierno para restaurar la vivienda, ayudas en las que se reduce el IVA a un 8% obteniendo un beneficio fiscal de hasta 4,000€ a través de la declaración del IRPF. Damos por hecho, que esta reducción se hace para fomentar el consumo e incrementar el negocio de las reformas. ¿Por qué pensar que llevando adelante una subida van a provocar el mismo impacto que rebajando?.

Esta es una medida totalmente contraproducente para la economía española e inversa a las medidas que se están planteando en Estados Unidos, donde se ha pensado que aún empeorando un poco más el déficit público y buscando la forma de rebajar precios e IVA, el consumidor se animará, las empresas venderán más, surgirán nuevas contrataciones disminuyendo el desempleo. Por consiguiente, el déficit público disminuirá por la propia inercia del proceso. Cuestión de confianza, algo que poco a poco está desapareciendo en nuestro país.







Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo