.......... ........ ......... ....... .......

Mobbing: Tipos de acoso laboral sutil y psicológicamente corrosivo. Tipos de Mobbing.

6 de junio de 2011



Al leer este artículo, muchas personas se darán cuenta de que en algún momento de su vida laboral han podido ser víctimas de este tipo de acoso laboral inteligente, al cual se denomina "Mobbing". Existen dos perfiles de jefe o empresario capaces de realizar este tipo de acoso.

 A continuación detallamos las técnicas que se suelen emplear dentro del mobbing y con qué fines concretos se realiza, consecuencias para la "víctima" y el problema de denunciar esto ante la justicia, ya que, por regla general, el acosador no suele ser acusado y la víctima lo tiene todo por perder.

Intención del Mobbing por parte del hostigador.



1. Con la entrada de la crisis, muchas empresas necesitan prescindir de trabajadores y la falta de liquidez no les permite despedir a un trabajador y pagarle el finiquito por los años trabajados, por lo que es más barato que el trabajador se vaya por su propio pie, cosa que con la carencia de trabajo, va a ser difícil. Ahí es donde entran las técnicas de mobbing, que básicamente es invitar u obligar al trabajador para que se vaya de la empresa.

2. Lejos de emplear una técnica conscientemente, el acosador suele ser un psicópata social corporativo innato, por lo que lleva en su sangre ese hostigamiento natural y esa falta de buen trato hacia alguno de sus trabajadores. Como todo psicópata, señala a su víctima y le hace la vida imposible. Disfruta con ello y de hecho, en sus privadas reuniones bromea y cuenta sus hazañas con su círculo de confianza.

Técnicas que se emplean en el Mobbing.


  •  Aislamiento laboral: Se le asigna a la víctima un puesto de trabajo aislado, apartada de sus compañeros.
  • Aislamiento social:  Se intentará poner en contra a todos sus compañeros, creando bulos sobre ella, diseñando rumores que perjudiquen su imagen. En resumen, intentarán hacerla parecer un "bicho raro" dentro de la empresa.
  • Ridiculizar a la víctima: Se le llamará la atención en público delante de todos sus compañeros, se le gritará, se le hará parecer un/una incompetente en su trabajo criticándole cualquier cosa que haga.
  • Destrozar su profesionalidad: Se le asignarán tareas para las que no está preparada o al contrario, tareas muy inferiores a las que ejercía anteriormente. Se le rebajará su cargo o rango dentro de la empresa y a ser posible, se le asignarán tareas humillantes.
  • Impedir su crecimiento personal y laboral: El hostigador no solo quiere que salga de la empresa, sino que quiere impedirle que pueda encontrar otro trabajo, por lo que si hasta ahora, han conseguido poner en contra a todos sus compañeros, intentará también ensuciar su currículum y su imagen fuera de la empresa. Los empresarios hablan con otros empresarios, por lo que este hostigador, se encargará de distribuir la información suficiente para que ningún otro empresario se decida a contratarla.
  • Buscar la doblegación: A estas alturas, una persona solo tiene dos salidas, que son hundirse o doblegarse. Aquellas personas más valientes que deciden doblegarse, dejarán una mancha en su currículum por desobediencia y así constará en su expediente.
La culminación del Mobbing.

Llegado este nivel de acoso, el hostigador podría llegar a acosar a la víctima tanto verbalmente como físicamente y sexualmente. La víctima podría ser violada y nadie la creería, ya que sus propios compañeros serían testigos de las diferencias que existían entre su jefe y ella, por lo que podrían ver un acto de venganza en la acusación. 

Consecuencias para la víctima de Mobbing.

Se ha contrastado en varios estudios psicológicos que una víctima de este tipo de acoso llega a desarrollar un trauma similar al de los soldados que volvían de Vietnam e incluso igual al de una persona que ha sido secuestrada y violada.

Si la víctima no sale de esta situación puede adquirir unas secuelas de por vida, entrando en una depresión permanente y perdiendo las ganas de vivir.

Si por el contrario, la víctima decide salir de esta situación y abandonar la empresa, puede verse sin trabajo, que era la mayor preocupación que tenía y por eso consintió el acoso.

Si denuncia al hostigador, su profesionalidad queda manchada al igual que su currículum, ya que entre empresarios no está bien visto un trabajador que haya emprendido acciones legales contra una empresa. A los ojos de otras empresas, esta persona es problemática.

Esta es la situación real de miles de personas que por miedo, no se atreven a hablar ni denunciar, aunque claro que la justicia tampoco ha hecho mucho por incentivar este tipo de denuncia, que en la mayoría de los casos, por falta de pruebas, el acusado no es condenado y la víctima pierde tiempo, dinero y su trabajo.

En el siguiente artículo daremos algunas ideas de negocios que colaboren con este tipo de causa social y sirva para ayudar a estas personas que sufren el acoso laboral.






Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


1 comentario

  1. Por no hablar que si tiras a tu jefe desde un edificio también te buscas problemas con la justicia, y a veces es lo que se debería hacer. Yo tuve que dejar mi trabajo por causas similares, aunque gracias a Dios no tuve problemas para encontrar otro trabajo y es cierto que te hacen la vida imposible hasta perder las ganas de comer. Mi consejo personal es confiar en que todo saldrá bien y abandonar rapidamente esa empresa, si no, los efectos devastadores de vivir esa situación serían desproporcionales y muy poca gente puede asumirlos. Excelente artículo y gracia spor compartirlo.

    Eduardo E.

    ResponderEliminar

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo