.......... ........ ......... ....... .......

Porsche pretende resucitar el coche maldito

26 de julio de 2011



La casa Porsche pretende volver a poner de moda el Porsche Spyder 550, comúnmente denomidado por los amantes de los coches como el "coche bastardo" o "coche maldito" por ser el vehículo en el que el mítico James Dean perdió la vida haciendo lo que más le gustaba: Correr a gran velocidad.
«Sueña como si fueras a vivir para siempre, vive como si fueras a morir hoy».
 James Dean cumplió durante su corta e intensa vida con una de sus citas más recordadas. El actor se convirtió en un mito al morir con apenas 24 años subido en su Porsche Spyder 550, aunque aquí no acaba la maldición de este vehículo, ya que el joven contra el que chocó Dean sobrevivió al accidente pero años más tarde murió por una enfermedad crónica. 
Otro hecho que relata la maldición de este coche es que el edificio donde se estaba mostrando el vehículo sufrió un incendio devastador, sin olvidar que los posteriores dueños del vehículo también sufrieron la maldición en forma de diversos accidentes, por lo que el cliente Norteamericano dejó de comprarlo y la casa Porsche se vio obligada a dejar de venderlo.
 Le bastaban 110 caballos de potencia para alcanzar los 240 km/h. Una velocidad excesiva para 1954. El esbelto coche de carrocería de aluminio fue bautizado como 'El pequeño bastardo' por el actor y compañero de Dean, Bill Hickman. Quizás porque para domar a esta fiera se necesitaban las manos de un excelente piloto y no de un admirador.
La tarde del 30 de septiembre de 1955, Dean colisionó contra un 'Ford Tudor' conducido por un estudiante en la intersección de la Route 466 con la 41, en California. Se cree que ambos coches circulaban con exceso de velocidad, aunque nunca se adivinó quién fue el culpable del accidente. El actor murió de camino al War Memorial Hospital, el centro médico más cercano. Desde ese día, no sólo Dean pasó a ser una leyenda, su Porsche corrió la misma mala suerte.
La destrozada carrocería del vehículo tuvo distintos dueños, que conocieron la maldición del deportivo con la muerte o las heridas. El empresario George Barris fue el primero que compró lo que quedaba del coche por 2.500 dólares. Mientras era descargado por una grúa, los cables que lo sostenían se partieron y uno de los mecánicos se fracturó las dos piernas. El piloto Troy McHenry se llevó el motor y en plena competición falleció al chocar contra un árbol. Otro conductor adquirió las ruedas y sufrió un grave accidente que le dejó en coma.
Si la compañía Porsche decide resucitar 'El coche maldito', su sucesor se llamaría Spyder 551, y mantendría el mismo esquema técnico. Hoy, el vehículo que más se asemeja al deportivo de James Dean es el Boxster, un descapotable biplaza de 255 caballos y un precio de 54.000 euros. 
Un vehículo ideal para aquellas personas que no sean supersticiosas :)






Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo