.......... ........ ......... ....... .......

Nuevo "golpe" al Cáncer, Sida y .... Farmacéuticas.

14 de septiembre de 2011



The New York Times se hace hace eco de una gran noticia en la lucha contra el cáncer, donde se abre nuevamente un estudio que en 1980 fue cerrado por una supuesta falta de fondos para la investigación. Hoy, un hombre de 65 años, desahuciado por los médicos, ha sido sanado mediante la estimulación de su propio sistema inmunológico.

El señor William Ludwig había agotado las posibilidades de curación mediante el tratamiento de Quimioterapia, por lo que hasta hace relativamente poco, Ludwig no tenía esperanza de ganar la batalla a su tipo de cáncer, leucemia linfática crónica, y se ofreció voluntario para un trabajo de investigación de la Universidad de Pennsylvania.



El estudio ha sido dirigido por los doctores David L. Porter, Bruce Levine y Michael Kalos, los cuales esperaban encontrar una mejoría en el paciente y han quedado sorprendidos al ver la remisión total del cáncer.

El estudio consistió en extraer una de las células T del paciente, alterarla genéticamente y programarla para combatir el cáncer. La programación genética de esta célula provoca en el organismo la multiplicación de células T, las cuales atacan y destruyen toda célula cancerígena que encuentran a su alrededor.

Cuentan los doctores que en un principio no vieron resultados, y a los 10 días, Ludwig comenzó a sentir escalofríos, una fiebre alta y algunos síntomas más, hasta el punto de que el equipo médico temió por la vida del paciente.

Todos estos síntomas eran una señal de que el cuerpo estaba luchando contra el cáncer, y efectivamente, una vez que la fiebre desapareció, tras el examen, el cáncer también desapareció. Este hecho abre la posibilidad (aunque yo diría la certeza), de que se pudiera combatir cualquier tipo de linfoma e incluso el VIH (Sida) sin necesidad de usar tratamientos de 35,000 dólares estadounidenses por cabeza.

Con respecto al sida, también se publicaba la semana pasada una noticia acerca de una remisión completa de un paciente, el cual tras recibir un trasplante de un órgano, este órgano llevaba un "regalo", en cuestión, un código genético sano que potenció el sistema inmunológico hasta acabar con este desconocido, extraño y poco estudiado virus.

Hasta aquí la publicación del diario New York Times. Ahora pasemos a lo que no dice NYT, y es que, como es evidente, la curación de Ludwig, así como la curación del caso de VHI no son argumentos suficientes como para dedicar tiempo, dinero y esfuerzo en continuar con la investigación, ya que debemos recordar que este equipo médico no ha sido el inventor de esta idea.

La alteración genética de células T, así como el refuerzo del sistema inmunológico con vitamina C inyectada, demostraron en los años 1976 y 1980 que combatían perfectamente el cáncer localizado y la leucemia, aunque nadie quiso continuar financiando las investigaciones correspondientes. No vamos a entrar en la polémica de lo que es el cáncer, lo que podría ser o del negocio que hay tras el por parte de las farmacéuticas, ya que eso lo argumentamos perfectamente en nuestro artículo: El Fraude de la lucha contra el cáncer.

Lo que cambia de 1980 a hoy, es Internet y la propagación de la información. Gracias a internet, unos estudiantes canadienses pudieron hacer su queja sobre la detención de la cura del cáncer en fase avanzada, y gracias a internet, el Nobel de medicina, Richard J. Roberts pudo decir al mundo entero que  la cura del cáncer no era un negocio rentable para una farmacéutica, pues él mismo había visto detener un antibiótico porque curaba demasiado bien y en poco tiempo.

Igualmente se publicaba la semana pasada otra gran noticia sobre una vacuna para el cáncer de pulmón. Esta vacuna no tendrá ningún problema para salir al mercado (de hecho, ya se puede comprar), pues no es realmente una vacuna, sino la solución de la industria farmacéutica que ha conseguido lo que quería: "Convertir un cáncer en una enfermedad crónica como la diabetes". De esta forma, un paciente no consume la "deliciosa" quimioterapia, pero consume un medicamento de por vida.

Mi más sincera enhorabuena para el equipo de investigación de la Universidad de Pennsylvania. Espero que no tengan demasiados problemas como una pérdida de licencia médica (Esas cosas pasan).





Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo