.......... ........ ......... ....... .......

Polémica gestión del riesgo en la banca. Nuevos casos de mala gestión.

16 de septiembre de 2011



Tres años después de la quiebra de Lehman Brothers, donde los responsables de la bancarrota aún no han sido procesados por la justicia, volvemos a vivir distintos episodios de la gestión del riesgo en la banca. El último caso lo podemos ver en el sector financiero suizo, donde UBS ha comunicado que tiene un agujero de 1,441 millones de euros, debido a operaciones supuestamente no autorizadas de un broker.

Kweku Abdoli, de 31 años, trabaja como agente bursátil en USB, donde al parecer, hizo varias operaciones fallidas en busca de una rápida rentabilidad, y dichas inversiones no salieron como él esperaba, por lo que como un ludópata jugador de casinos, intentó recuperar rápidamente el dinero haciendo otras inversiones más arriesgadas, las cuales volvieron a fallar hasta causar pérdidas a la entidad por valor de 1,141 millones de euros.



A pesar de que Abdoli ha sido detenido, y probablemente sea acusado por fraude, este broker no hizo tales operaciones para su propio beneficio, sino para el beneficio de la entidad. Expertos aseguran que existe demasiado control en las operaciones bursátiles de la banca, hasta el punto de ser imposible  que una sola persona pueda hacer operaciones de este tipo, por lo que este "experto" bursátil debía tener supervisión y autorización por parte de otros directivos del banco.

La versión que dan algunos expertos del sector, es que UBS ha buscado dar un pelotazo y se ha pegado un castañazo, por lo que tienen que rodar cabezas, y le ha tocado asumir culpas a esta persona, el cual hasta hoy ha sido considerado como un experto bursátil de afamada reputación. UBS volverá a dar pérdidas en el tercer trimestre.

Aprovechamos para recordar los peligros que tiene el invertir en un fondo de inversión, pues no quepa duda, que el dinero que UBS ha jugado en estas operaciones con pérdidas, es el dinero de los clientes, los cuales tienen invertido en diferentes productos, incluidos fondos de inversión. No obstante, UBS niega que el dinero de sus clientes haya estado en peligro, negación absurda, pues el dinero que la banca invierte es el procedente de los bolsillos de los clientes.

Este hecho, junto con otros casos de supuestos brokers que llevaron al borde de la quiebra a algunos bancos, vuelve a abrir la polémica de la eficacia en la gestión y límite de riesgo de la banca.

El caso quizás más conocido sea el del broker francés Kerviel, el cual era agente bursátil en Société Générale  y durante años fue protagonista de inversiones arriesgadas hasta acumular unas pérdidas por valor de 5,000 millones de euros. Kerviel fue condenado por fraude a tres años de prisión, a pesar de que aseguró en el tribunal que en su banco todo el mundo sabía lo que hacía, supervisaban y aprobaban todas y cada una de sus operaciones. Nunca consiguieron demostrar que Kerviel hubiera engordado sus cuentas personales.

¿Qué ocurrió con los responsables de Lehman Brothers?

Lehman Brothers ha sido la mayor bancarrota de la historia, valorada en más de 630,000 millones de dólares, donde ningún experto analista, agente bursátil o supervisor de operaciones supo prever el riesgo que estaban manejando, y una vez se dieron cuenta de la situación que les podría caer encima, convirtieron la basura en el doble de basura, introduciendo el "cáncer" en el sistema financiero a nivel mundial.

Probablemente, a unos meses de celebrarse el juicio contra los directivos de LB, ninguno de ellos termine en la cárcel, ya que todos ellos continúan trabajando en Wall Street, repartidos en distintas compañías con un fuerte nombre en el sector financiero.

El caso más descarado fue el del propio CEO de Lehman Brothers, Dick Fuld, el cual, al ver la tormenta que estaba a punto de caer, vendió su mansión de Florida, valorada en más de 13 millones de dólares, por tan sólo 105 dólares. Evidentemente, la compradora de esta ganga fue su propia mujer, y la venta fue una forma de evitar que tras un posible juicio, pudieran confiscarle algunos bienes.

En cualquier empresa o sector, estos directivos que han provocado tanto daño, jamás podrían volver a trabajar en compañías similares, aunque el sector financiero es distinto. En este sector, estos personajes son admirados, hasta el punto de que algunos de ellos, lejos de perder su trabajo, reciben propuestas de colaboración por parte de las compañías financieras, se les concede la dirección y ejecución de fondos y crean sus propias plataformas financieras, las cuales tienen una gran cantidad de grandes patrimonios que demandan sus servicios de gestión.

Irónico, ¿verdad?





Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo