.......... ........ ......... ....... .......

Si Europa no recibe ayuda externa....

14 de septiembre de 2011



El problema inmediato de Europa es Grecia, aunque Barack Obama está más preocupado por la situación de España e Italia, ya que por el tamaño de estos países, sería inviable cualquier tipo de rescate para la economía global. Bank Of America y Merrill Lynch aseguran que si no se actúa rápido, las consecuencias para el sistema financiero mundial podrían desembocar en el caos.

Ante las noticias como la amenaza de la Agencia  Fitch de rebajar la calificación de España, ante el rumor de que Italia no podrá pagar sus deudas y ante el peligro que corre la banca alemana y francesa de contagiarse por la quiebra de Grecia, Europa es un continente a la deriva, pues cada vez que alguien compre deuda soberana dentro de la Unión Europea, pedirá un interés mayor por la compra, y conforme los intereses crezcan, las cuentas se mermarán cada vez más.
Si Grecia quiebra, los bancos galos y germanos perderán dinero y confianza, teniendo en cuenta que la exposición de estos bancos a la deuda griega es superior a los 80,000 millones de euros. El BCE ya ha invertido en deuda de países europeos alrededor de 150,000 millones de euros y no descarta continuar inyectando dinero  para generar liquidez en los bancos.

El principal problema que ya salta a la vista es que Europa por sí sola no podrá solucionar sus problemas, por lo que necesitamos ayuda tanto por parte de Estados Unidos (que bastantes problemas tienen ya) como por parte de países emergentes. 

Rusia, Brasil, Africa del Sur, China e India estudian la posibilidad de ayudarnos con una inyección de capital para evitar lo que ya, a estas alturas, podría ser inevitable.

El plan que se propone desde Estados Unidos es emplear las mismas medidas que se llevaron a cabo con Lehman Brothers, cuando su inminente quiebra estuvo a punto de acabar con el sistema financiero global. El Departamento del Tesoro de Estados Unidos está de acuerdo en que Europa necesita recapitalizar los bancos para evitar el colapso, y sobre todo, se debe evitar por todos los medios la quiebra de Grecia, ya que podría causar el contagio al resto de países de la Unión Europea.

El siguiente problema que sucedería con esta situación, es que nuevamente sería un parche temporal, donde el fantasma de la recesión  volvería a parecer en unos meses, ya que si bien el rescate de Lehman Brothers es un ejemplo de paliar una crisis en la teoría, en la práctica podemos observar que estamos aún peor que en 2008 y con probabilidad de empeorar.

Con una prima de riesgo por las nubes, con un un continente pagando un alto interés por colocar su deuda, la inflación se dispararía y el poder adquisitivo del ciudadano disminuiría considerablemente provocando nuevamente un consumo retraído, por lo que se volvería al principio de la rueda de la crisis.

En pocas palabras: la situación no pinta bien, o como dirían en mi tierra, "estamos muy jodidos"






Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo