.......... ........ ......... ....... .......

Cupones de Descuento: Un negocio que no es negocio

4 de octubre de 2011



Puede que las empresas de cupones de descuento abran el miedo de burbuja tecnológica, ya que existió una fuerte demanda en sus días por parte del usuario, y una fuerte demanda en los momentos bajos de ventas por parte de negocios y empresas locales. Este éxito del modelo de negocio de estas empresas llamó a otras empresas imitadoras. Algunos han conseguido abrirse un hueco en este mercado, y otras, conforme se abren, se cierran.

Concretamente en Estados Unidos existen actualmente cientos de empresas de cupones de descuento, de las cuales, más de 40 de ellas consiguen obtener unos suculentos beneficios. El Gigante de los cupones, Groupon, ya dio sus muestras de debilidad y demasiados fallos internos. Hasta ahora, Groupon no ha tenido un modelo de negocio rentable, y es que a pesar de los elevados ingresos, no consigue generar ganancias.


Al conocerse que Facebook también está a punto de entrar en el negocio de los cupones, hay quien ya habla de que Groupon, con una valoración inicial de 30,000 millones de dólares, podría arrepentirse de no haber cogido la oferta que Google le lanzó por 6,000 millones. De hecho ya se oyen voces decir que Groupon podría no llegar al parqué, y de hacerlo, desde luego sería a un precio mucho menor.

No obstante, el problema radica en una pérdida de interés por parte de los clientes, y cuando hablamos de clientes, no hablamos mayoritariamente del usuario que hace uso del cupón, sino más bien de la empresa que decide hacer sus cupones de descuento.

Desde que este tipo de empresas puso a comerciales en la calle para captar a potenciales clientes (negocios y empresas), estos clientes, comenzaron a sentirse engañados, ya que el comercial vendía un servicio que pocos llegaban a encontrar.

La mayoría de los empresarios deciden ofrecer cupones con un alto descuento con la idea de captar futuros clientes y obtener fidelidad. Están dispuestos incluso a perder dinero a corto plazo para obtener un aumento de los ingresos a medio-largo plazo.

Esta parte pocos llegan a verla, ya que la situación que se está dando, y es la queja de algunos empresarios que han hecho uso de los cupones, es que usan los cupones personas que no tienen el más mínimo interés por el producto. Es decir, "no suelo darme masajes, pero por 9€ que cuesta voy a probar", "Con las ganas que tenía de ir a un balneario, voy a aprovechar ahora que me cuesta sólo 10€ con todo incluido".

Por no hablar de las personas que literalmente viven de cupones, pues sólo compran cuando hay un cupón de descuento con un 80-90% de descuento. De no existir el cupón, sencillamente no compran, y este tipo de persona, no es el cliente potencial a quien va dirigido el cupón. Un empresario quiere que su cliente vuelva, sino, no tiene sentido perder dinero hoy, si mañana no lo voy a recuperar.

Como visión personal, creo que estas empresas han fallado en el modelo de negocio, y es que es muy llamativo un 90% de descuento, pero ese 90% de descuento es únicamente rentable para la persona que obtiene el servicio por ese precio, y para la empresa de cupones de descuento, pero no para el negocio que ofrece el servicio o producto, que a fin de cuentas es al que hay que tener contento para que repita la oferta.

Y este hecho es el que está haciendo que cada vez exista menos interés por los cupones. Si a esto le sumamos que muchos de estos imitadores suelen engañar al cliente final, diciéndole que si hace uso del cupón  con el 90% de descuento, siempre tendrá un 50% de descuento en esa tienda, pues ahí ya encontramos un doble engaño, teniendo en cuenta que ni el empresario tiene conocimiento de esa oferta "vitalicia".

¿Por qué hablaba de miedo a burbuja tecnológica?

Está claro que no todas las empresas tecnológicas tienen la misma situación, pero en este caso se da una de las mayores preocupaciones de las que hablaba Warren Buffett, y es que las empresas tecnológicas, incluida Facebook, podría ser una simple moda pasajera. Nadie puede saber en qué situación estarán estas empresas dentro de 10 años, ni siquiera nadie es capaz de afirmar si estarán.

Hace 6 meses, Groupon podría haber batido a Linkedin en el parqué en cuanto a revalorización, y hoy día no sabríamos el interés que causaría en los inversores ni la nueva valoración que tendrá la compañía al conocerse todos los problemas internos y escasa rentabilidad.





Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo