.......... ........ ......... ....... .......

De Campeón del Mundo a Vagabundo.

7 de noviembre de 2011



Es la historia de Federico Fernández, una historia que hasta 1974 podría ser un ejemplo de superación, valentía y maestría. El Boxeador Federico Fernández (Perico Fernández) recibió nada más nacer unas malas cartas de la vida, lo que podríamos llamar unas cartas para perder la partida, pues este hombre se crió en un hospicio, sin apoyo de ningún tipo. Al salir de ahí, no tenía preparación académica ni una especial preparación para el mundo laboral, por lo que no tuvo más remedio que avanzar en una dura profesión, el boxeo.

Expertos de la época en el mundo del boxeo, aseguraban que Perico Fernández no era bueno boxeando, incluso en sus primeros combates en 1970 se decía que vencía a sus rivales por algunos "golpes de suerte", hasta que en 1973 venció al campeón de España, Kid Tano en un gran combate. Aún así se dijo que tuvo mucha suerte.

Perico demostró que la suerte únicamente está para los que creen en ella, ya que un año más tarde consiguió proclamarse campeón de Europa de los pesos ligeros, y ese mismo año, en un gran combate celebrado en Roma, consiguió vencer a un rival muy superior proclamándose Campeón del Mundo del peso superligero, título que consiguió defender nuevamente ante varios rivales hasta que en 1975 le fue arrebatado en Bangkok, provocando su retirada del mundo del boxeo.

Hasta ahí podríamos decir que esta es una historia de éxito para un hombre que trabajó duro, se esforzó y consiguió su sueño, incluso podría ser una persona que no tenía las habilidades innatas de grandes profesionales del boxeo, aunque gracias a las ganas y el coraje, éste hombre conseguía ganar. El problema que actualmente tiene Federico Fernández es que ha descubierto que los golpes de la vida son mucho más devastadores que los que eres capaz de encajar en un ring, pues este campeón del mundo, actualmente es prácticamente un vagabundo que lo ha perdido todo en la vida.

Duerme en un prostíbulo, ya que el dueño le permite usar las habitaciones de las prostitutas una vez han terminado de trabajar y come gracias a las personas que le conocen y le invitan.

¿Cómo se llega a este punto?

Federico Fernández no es un caso aislado de fracaso a la hora de manejar el precio de la fama. Si bien es difícil tener éxito en la vida, más difícil es permanecer en la cima. Incluso lo más complicado en este tipo de carreras con una vida profesional relativamente corta es saber usar el capital generado durante la vida útil de tu carrera profesional.

Se dice que Perico Fernández recibió un total de 20 millones de las antiguas pesetas a lo largo de su corta carrera profesional, una cantidad que para la década de los 70 era una gran fortuna. Tras una ruina de este tipo siempre se esconden uno de estos factores o ambos, que son, o bien una mala gestión o una vida de excesos.

Hay quien dice que la gente se aprovechó de la fama de Perico Fernández, pues realmente era una gran persona y pudo ser perfectamente engañado para hacer malas inversiones. Otros dicen que Perico vivió unos años de desfase en todos los aspectos, gastando más de lo que se pedía permitir. Sea como fuere, estas historias siempre vienen bien para recordar al resto que una vez consigues tener éxito o consigues tener temporalmente una fuerte entrada de capital, es cuando hay que estar atentos y preparados para canalizar ese flujo de dinero y convertirlo en un apoyo, ya que en muchas ocasiones, más que un apoyo se convierte en una carga para esas personas que no están acostumbradas a manejar sus propias finanzas.





Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo