.......... ........ ......... ....... .......

¿Indignado con los indignados? Vale, pero me indigna leer el motivo de la indignación.

23 de noviembre de 2011



Desde hace tiempo llevo leyendo ciertos artículos de personas que hablan de la crisis, de los motivos de la crisis, de las posibles soluciones y del movimiento #15M. Claro que precisamente ayer encontré un artículo del señor José Luis del Río. Éste artículo se publicaba en la revista Inversión y Finanzas, de Finanzas.com, una revista de tirada semanal, que por cierto recomiendo, claro que concretamente el nombrado artículo debería llevar un poco más de agua para poder ingerirlo mejor, pues creo que parte de unas bases equivocadas y de un planteamiento que hubiera funcionado en 1936.

Para que no haya malentendidos ni tergiversación de ningún tipo, comienzo diciendo que no sé quién es José Luis del Río, por lo que no tengo nada personal en contra de él. Del mismo modo que la revista Inversión y Finanzas me parece una excelente publicación. Resumiendo: No tengo nada en contra de nadie, salvo un enorme desacuerdo en las palabras empleadas en el artículo en cuestión.


José Luis del Rio nos dice que la sociedad no ha sabido estar a la altura y hemos echado balones fuera, no hemos asumido nuestros propios problemas y nos hemos dedicado a culpar a Bancos, Políticos y Organismos Supervisores, por lo que reconoce que está indignado con los indignados, especialmente con aquellos que no son capaces de asumir sus responsabilidades con la sociedad ni de asumir los recortes necesarios.

Sinceramente, creo que es de "carrito" ese comentario. Puede que sea cierto que nadie ha obligado a los españoles a endeudarse, claro que la sociedad ha sido engañada. Se les vendió una riqueza que realmente no tenía, pues únicamente estaban contrayendo deudas por encima de sus posibilidades de pago. Paralelamente, los bancos creaban deuda tóxica, envenenando el sistema financiero a conciencia, mientras los políticos lo permitían, y los Organismos Supervisores no supervisaban, por lo que no hacían su función.

¿Ahora queremos que la sociedad calle mientras los directivos de los bancos se enriquecen por una gestión que ha puesto en peligro la economía? ¿Se puede tener la desproporcionada osadía de pedir a la gente que no proteste ni acuse a bancos y políticos? ¿Que tiene la sociedad que asumir unos ajustes mientras un banquero (que es el auténtico culpable) vive a "cuerpo de rey"?. Señor José Luis del Río, eso ocurrirá en otra España y en otra vida.

El mágico secreto del Señor José Luis para salir de la crisis.

Cito textualmente: "Si queremos salir de la crisis en la que nos encontramos inmersos, lo que tenemos que hacer es trabajar más, ganar menos y aceptar que somos mucho más pobres de lo que pensábamos".

Pido un fuerte aplauso para éste señor, pues es cierto que tiene el secreto, ya que está claro que si los españoles trabajamos más y cobramos menos, seremos mucho más ricos. Yo había pensado en proponer el trabajo a cambio de bocadillo, claro que el bocata se lo ganará aquel que trabaje más de 12 horas, pues muy vago debe ser alguien que únicamente quiera trabajar 10 horas y encima querer cobrar, ¿pero hasta dónde vamos a llegar?!!!! A este paso, un trabajador nos va a acabar pidiendo hasta unas vacaciones.

Y con respecto a la última frase "emotiva" de éste señor: "La sociedad debe asumir los ajustes necesarios, por incómodos que sean", simplemente debo decir que la sociedad no tiene por qué asumir unos ajustes que no desean,  por una situación que ellos no han provocado. Se les podría haber pedido ajustes si se hubieran visto ajustes en las altas esferas.

Pedir ajustes a los ciudadanos mientras continúa habiendo altos cargos que se gastan millones de euros en decoración de oficinas y vehículos más caros que el del presidente de Estados Unidos, me parece algo insensato. Es más, incluso se podrían haber pedido ajustes si hubiéramos visto responsables en prisión, cosa que la sociedad no ha visto.

Sólo decir, Señor José Luis, que yo soy el primero que estoy indignado con los indignados, por la forma de pronunciar su indignación y por haber tardado tanto tiempo en salir a la calle, e incluso estoy indignado con el movimiento #15M al ver que hubo un intento de manipulación política tras el movimiento. Ahora, de ahí a que la sociedad deba tragar y callar, vuelvo a repetir que espero nunca sea así.

 Leyendo ese artículo, me ha recordado a ciertos comentarios que empleaba una persona que vivió en España hace 30 años. Los tiempos han cambiado, ahora la "censura de voz" es más complicada gracias a internet, aunque con la ley SOPA puede que ésto no siempre sea así.





Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo