.......... ........ ......... ....... .......

La crisis podría alargarse hasta 2020-2023 según Santiago Niño Becerra

10 de noviembre de 2011



Algunos verían como una locura éste pronóstico por parte del economista Santiago Niño Becerra, aunque si entramos en análisis profundo de la situación, lo cierto es que sería mucho más razonable pensar que la crisis podría extenderse hasta 2020 que el pensar que pudiera acabar en 2014.

Arsenio Escolar, periodista y director de 20minutos.es, nos recuerda a éste economista y catedrático de la Universidad de Ramon Llull, Santiago Niño Becerra, que por cierto, estrena nuevo libro titulado "Más allá del Crash". No he leído el libro, aunque el señor Escolar ha hecho un pequeño resumen en su blog con algunos párrafos destacados que alertan de una situación económica real de la que ya hemos hablado en alguna ocasión.

Debemos recordar que Santiago ya auguró la llegada de la crisis en esa época en la que el mundo vivía en su "falsa vida a costa de crédito", hasta ganarse el adjetivo de economista apocalíptico. Según Santiago (y otras muchas personas), ésta crisis es más grave de lo que nos han vendido.
Únicamente discrepo con él en una cosa, y es que él piensa que esta crisis comenzó en 2010, cuando yo estoy casi seguro de que esta crisis la arrastramos desde 1991, habiendo incubado un virus que introducimos en el sistema financiero y no vimos que estaba ahí hasta cometer el exceso total de deuda, ya que como bien dice éste economista, el problema no son los grandes problemas como Grecia, Italia, España, sino el principal y mayor problema que los englobaría todos, La Deuda.

Santiago habla de crisis sistémica, y es que si un estado se endeuda, se le puede inyectar dinero para pagar la deuda, del mismo modo, si un banco se endeuda, se le puede rescatar, si las familias se endeudan, como bien decían algunos ministros, es muy buena señal para la economía, pues según decían, la deuda genera consumo y riqueza. 

El principal problema es la deuda global y total, pues han quedado endeudados bancos, gobiernos, personas físicas, familias enteras... y ya se ha agotado la capacidad de adquirir más deuda, por lo que sumado a un alto desempleo que impide la captación de entrada de capital a las arcas públicas mediante impuestos, la salida de capital para pagar desempleo, la contracción del crédito para reactivar el consumo, y por consiguiente, el propio miedo que hace que la gente ahorre en lugar de consumir, el panorama no lo llamaríamos gris, sino más bien negro.

Si seguimos la "tesis" de Santiago, la crisis se alargaría hasta 2020-2023, con una fase inicial de caída hasta mediados de 2012, seguida de un estancamiento de unos 3 años en los que se producirían unos cambios estructurales ya diseñados, y a partir de 2015-2016 se iría estabilizando la situación progresivamente con la implantación de operativas de un nuevo modelo.

Y por último, quizás el párrafo que más me ha llamado la atención, ya que precisamente ayer mismo lo comentábamos:

Lo que viene para la economía mundial es terrible. La concesión de créditos seguirá cayendo, el consumo se reducirá, crecerán los impagados, disminuirá la recaudación fiscal, habrá menor crecimiento y más desempleo y menos servicios públicos y, en general, “un retroceso en la calidad de vida de la población”.

Desde Negocios1000 somos conscientes que la crisis no acabará en el segundo semestre de 2012 como algunos analistas decían ayer mismo, aunque tenemos la esperanza de que se empleen las medidas necesarias cuanto antes para que tampoco se de un panorama como el que expone Santiago. No obstante, aprovecho para recordar, como bien decía Arsenio Escolar, que Santiago Niño Becerra no es un "cantamañanas", sino una persona que en su anterior libro clavó la situación actual, acertando con pelos y señales.






Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo