.......... ........ ......... ....... .......

Censura y libertad de expresión en internet. Otro punto de vista.

30 de enero de 2012



Anoche entré en un centro comercial. La puerta estaba abierta y no había guardia de seguridad, así que llamé a un amigo mío para que trajera un camión. Nos llevamos 300 portátiles, 100 televisiones y 50 ordenadores de sobremesa. Esta misma mañana hemos vendido cada uno de estos productos valorados en más de 300€ la unidad por tan sólo 20€ cada uno, así que no nos ha faltado clientela.

En mitad de la operación ha llegado la policía y nos ha llevado a comisaría. Cuando la policía me ha preguntado qué estaba haciendo, le he respondido que estaba ejerciendo mi derecho a la libertad de expresión, pues esos productos son muy caros y yo me he encargado de compartirlos con los más necesitados por un precio mucho menor, además de que la puerta estaba abierta, por lo que he deducido que esos productos estaban ahí para que alguien los cogiera.



 Mis clientes han entrado para defenderme gritando que la policía nos estaba censurando, ya que no estábamos haciendo ningún mal a nadie, todo lo contrario, y es que estábamos poniendo estos productos al alcance de todo el mundo. Yo no salía de mi asombro por tal acusación que estaba recibiendo, aunque después de una larga explicación me han dado a entender que he robado. ¿Os lo podéis creer? Esto es indignante. Si seguimos así llegará un momento en el que debamos pagar hasta el café que nos tomamos en una cafetería.

Básicamente este era el negocio de Megaupload. Coger un producto fabricado por otra persona y beneficiarte económicamente sin otorgarle un beneficio al fabricante. Buscar otra explicación, es poner la realidad "patas arriba". Claro que a nosotros nos interesa tener películas y música gratis. Nos interesa a nosotros como consumidores el no tener que pagar nada, le interesa a las páginas de descargas, pues se benefician económicamente de ello, pero hay una parte de la cadena a la que no le interesa. Pasamos a otro punto para que podamos ver en lo que nos estamos convirtiendo.

Lucía Etxebarria anunció que dejaría de escribir debido a que sus libros se han descargado miles de veces pero que no ha percibido apenas ingresos por su libro. Fue entonces cuando aparecieron comentarios de este tipo:

"Los escritores tenéis que asumir que ya no podéis vivir de las ventas de libros, y os tendréis que dedicar a dar conferencias. Si nadie te llama para dar conferencias es porque eres una mierda de escritora y por eso nadie te llama"

Estoy totalmente de acuerdo con ese comentario, por lo que hace 2 horas me he sentado a hablar seriamente con el contable que me lleva los papeles. Le he dicho muy seriamente:

"A partir de ahora me vas a seguir llevando las cuentas, pero no voy a pagarte por ello. Eso es lo que hay."

El me ha preguntado que eso por qué. Se lo he dicho claramente:

"Los contables os tenéis que olvidar de cobrar por vuestro trabajo. ¿Sabías que hay contables que dan conferencias en todo el mundo? Si a tí no te llama nadie, es que eres una mierda de contable."

El caso es que no le ha sentado bien, incluso se me ha ofendido. A este paso la gente va a querer cobrar por hacer su trabajo. Esto es un país de locos.

A la persona que hizo ese comentario, me gustaría que trabajara para mí, pero en las condiciones que le pedía a Lucía, ni más ni menos. Si quiere un sueldo que de conferencias de lo que haga, fontanería, albañilería, hostelería, etc... si nadie lo llama para dar conferencias es por que es una "m" de lo que sea.

Y esta es la realidad, chicos, hasta el punto de que no entiendo qué tiene que ver la libertad de expresión con estos temas. Si ya de por sí, el comercio electrónico legal acabará haciendo daño a muchas industrias, imaginemos las consecuencias de un comercio electrónico ilegal donde cualquier persona se pueda lucrar del trabajo o producto de otro sin darle un beneficio.

No estoy a favor de SOPA.

Dicho esto, no estoy a favor de la ley SOPA por la forma de actuación, pues cualquier ilegalidad hay que demostrarla siguiendo el mismo proceso judicial que hasta ahora se ha seguido. primero demostrar culpabilidad y después dictar sentencia, aunque con SOPA o sin ella, lo cierto es que Megaupload estaba cruzando esa linea.

Creo que el problema es hablar de Copyright en lugar de negocio, pues para entender la consistencia y ley que existe sobre el Copyright debemos ponernos al día, y en cambio, hablar de negocio es algo que todo el mundo entiende, y es que a nadie le gustaría que en la puerta de su negocio se pusiera otra persona a dar tu producto o servicio de forma gratuita. Eso ya es molesto, y doble molesto sería que ese producto que está vendiendo fuera el que tú mismo fabricaste y no percibiste ingreso alguno por ello. De esta forma, todos lo entendemos.

Hablemos de libertad de expresión y de censura.

Primero debemos distinguir lo que es una democracia de una anarquía extrema. Pues democracia es enviarle un Tweet a Mariano Rajoy y decirle que no estás de acuerdo con lo que ha hecho, quejarte, decir que prefieres al PSOE, etc... Anarquía es insultarle, pues eso no es ético ni educado, y nadie tiene por qué consentirlo. Ni Rajoy, ni Zapatero, ni tú mismo, pues debes saber que en la calle, insultar a una persona conlleva una multa.

El otro día bromeaba con una persona, y le decía que cómo se estarán adaptando a los tiempos los políticos al ver que la gente les insulta en las redes sociales. Esta persona me decía que no se están adaptando y que con el tiempo se tomarán medidas serias para dar un escarmiento. En ese momento, diremos que nos han censurado, que han coartado nuestra libertad de expresión, pero el caso es que, como bien decía un editor de Pizcos.net en su artículo "No confundamos libertad con ilegalidad" ,nosotros somos los primeros que si en un comentario nos insultas, ese comentario es borrado, además de borrar el SPAM e intentar cortar por todos los medios los correos basura. ¿Acaso no tienen derecho los spammer a buscarse la vida inundando nuestros correos electrónicos? Pues claro que tienen derecho (o quizás no), pero a nosotros nos molestan y mucho.

Sé que no estoy abordando este artículo desde el punto de vista popular, pues la gran mayoría de los usuarios de internet están pregonando que se intentan violar sus derechos al querer darle una solución a la piratería. Aunque si somos sinceros con nosotros mismos, sabremos que esa situación no es sana ni viable para ningún tipo de negocio y mucho menos para la economía.

"Hay que buscar un modelo de negocio rentable para las productoras y usuarios, un modelo en el que la música y cine se pueda consumir a un precio menor del existente y que los creadores reciban su parte correspondiente de beneficios. La piratería en internet es imparable, así lo demostró David Bravo con su experimento, aunque cuando se trata de Gobiernos e industrias, creedme, pueden parar cualquier cosa, por lo que la clave estará en negociar a tiempo antes de que lleguen medidas y leyes que comprometan al usuario final"







Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo