.......... ........ ......... ....... .......

Cáncer: La nueva epidemia del siglo XXl. Alguien hará las preguntas adecuadas y encontrará las respuestas acertadas.

21 de febrero de 2012



Si hace 5 años alguien me hubiese dicho que estaría escribiendo un artículo de este tipo, no me lo creería. Para mí el cáncer era como para muchos de vosotros, una enfermedad que circula por ahí, al igual que los atentados del terrorismo o el VIH. Sabemos que están ahí, pero que son cosa de otras personas y no va con nosotros. No obstante, el día del cáncer nos solidarizamos con la causa, donamos algo de dinero y exhibimos ese lazo de color rosa.

Desde hace unos meses, no hay día en el que no conozca un nuevo caso de cáncer, bien sea de un amigo, de un familiar,  la madre de un amigo, la hija de un amigo.... incluso el incremento de nuevos casos de cáncer en personajes públicos como pueden ser periodistas, presentadores, ministros y presidentes de Gobierno. No es casual, y el cáncer se debe llamar por su nombre. El nombre es Epidemia, pues en algunas provincias de España, la causa principal de mortalidad por esta enfermedad es de un 35% (datos oficiales). Esa cifra es preocupante, aunque hay otros datos más preocupantes.


El cáncer no va contigo porque es una enfermedad que asociamos con el tabaco, alcohol, obesidad y sedentarismo. Una cosa aprendí en mi acompañamiento de un familiar a una sala de oncología, y es que el perfil de los allí presentes, en su mayoría, no tenía nada que ver con tabaco ni alcohol, obesidad ni personas mayores. Chicas de 20 años con un linfoma, mujeres de 40 años con cáncer de mama y varios cánceres de pulmón en personas de 35 años que nunca han fumado, así como niños de 5 a 15 años. Ningún médico es capaz de explicar la causa que está disparando el aumento de casos de cáncer, y cualquier teoría sobre este incremento no estaría avalada por la medicina.

El otro día me encontré un artículo de un científico en activo, una persona joven y con mucha pasión por lo que  hace. Esta persona se mofaba de los estudios científicos que anuncian se han acercado a la cura del cáncer. Venía a decir que los periodistas exageran estas noticias para vender titulares, y nosotros, los ignorantes nos las creemos, cuando realmente aún no nos hemos acercado a la cura del cáncer. Hasta ahí todo bien. El caso es que entré en el blog de este científico y me encontré un antiguo artículo en el que decía que vamos por buen camino, y que se debería invertir mucho más en estudios científicos de este tipo, para conseguir esa cura que está tan cerca de llegar. Contradictorio, pero ese tampoco es el tema hoy. Aún así, le diría a este chico que cuidado con lo que dice, porque si alguien toma en serio o al pie de la letra sus palabras, perderían gran parte de la inversión que reciben para investigación científica (Los inversores invierten en resultados, y no en esperanzas).


Pasamos a un gran artículo de notoriedad de este mismo científico, el cual argumentaba que eliminando del tabaco un sólo componente, se podrían evitar más de 20,000 cánceres de pulmón al año en Europa. Mis felicitaciones para este chico, ya que si hiciera correctamente su trabajo y se enfocara en el problema real, podríamos evitar más de 200,000 cánceres únicamente en España.

Hoy día trato el cáncer como algo muy personal.

Desde que esta enfermedad entró en mi familia, para mí el cáncer es un problema que trato como un tema personal. Llegué a hablar con personas que negarían incluso que han hablado conmigo de este tema, aunque lo necesario para saber que es mucho más fácil evitar el cáncer que buscar la cura. Todo indica que el incremento de cáncer, así como parkinson y alzheimer se debe a un problema que está entrando por el estómago, hasta el punto de que esta teoría es prácticamente irrefutable.

He hablado con algunos químicos de la industria alimentaria y bueno... he chocado con el secreto profesional, aunque me llamó la expresión que usó uno de ellos: "Carlos, si supieras lo que comes, dejarías de comer".

El caso es que la industria alimentaria está usando productos potencialmente cancerígenos en los alimentos. De hecho, el uso de aspartamo, aún no ha desaparecido a pesar de que se declaró un carcinógeno potencial. Si es un conocido cancerígeno, ¿por qué se permite su uso?. Muy sencillo, se usa un vacío legal en el cual se puede usar un carcinógeno siempre y cuando no se sobrepase la cantidad en miligramos por kg de peso en la persona. Es decir, se busca el equilibrio aceptable para incluir un producto cancerígeno.

¿Cual es el problema real?

El problema real sería que el Ministerio de Sanidad analiza los productos individualmente, por lo que prácticamente cualquier producto contiene carcinógenos, aunque al analizarlos individualmente, ninguno de ellos (supuestamente) podría ocasionar un cáncer por sí sólo.

En cambio, a lo largo del día acabamos sobrepasando el nivel aceptable de carninógenos. Eritrosina, Amaranto, Azorrubina, E-127, E-131, E-256, Aspartamo, etc, etc... Probablemente consumas estos químicos (y otros muchos) diariamente en el consumo de alimentos industriales (zumos, bollería, pescados, helados, caramelos...). Siendo así, tu salud corre el mismo riesgo que el de un fumador, ya que prácticamente estás ingiriendo la misma cantidad de químicos que el fumador.

Algunos de los elementos químicos que consumimos han sido investigados en algunos países considerando que si se mezclaban con analgésicos podían causar daños neuronales. De hecho, mezclar pastillas para dormir con algunas de esas "E-" podría provocar serias lesiones en el cerebro. ¿Alzheimer, Parkinson, Ictus?, no tengo ni idea... pero ahí están y se han incrementado. Mientras no se demuestre que estas enfermedades se contagian por el aire, sigue cobrando fuerza la teoría de envenenamiento del organismo humano.

¿Qué ocurre con el incremento de cáncer de colon y próstata en los gays?

No es ningún secreto que el colectivo gay suele tender mucho más al cáncer de colon y próstata. Algunos dicen que es debido a sus prácticas íntimas, pues van a contra-natura y eso hace que se incremente el riesgo de cáncer. Ahora bien, algunos ya han puesto el punto de mira en los lubricantes, pues es un producto muy usado por este colectivo para sus prácticas íntimas.

No se está llegando a esta conclusión por casualidad, ya que se ha llegado a notar un incremento de cáncer en los órganos femeninos de mujeres que padecían sequedad vaginal (usan lubricante para sus relaciones) y prostitutas (potencial cliente de lubricantes). Nuevamente, existen algunas casualidades.

Dejo otra pregunta abierta. ¿El incremento de cáncer de piel se debe al sol o a los protectores solares y bronceadores?. No estoy afirmando, simplemente pregunto partiendo de la base de que un bronceador no se hace con zanahoria, aunque en el envase ponga la palabra zanahoria. Es química.


Alguien hará las preguntas correctas.

Sé que muchas personas de todos los niveles socio-económicos conocen este problema, incluidos responsables del Ministerio de Sanidad, pues si no saben esto, no se qué pintan en su cargo. Aprovecho para recordar a los encargados de velar por la salud de los ciudadanos, que ellos son los primeros que tienen madre, padre, hijos y/o amigos. 

Una famosa periodista con cáncer podría encargar una investigación sobre la industria alimentaria, un programa como Equipo de Investigación podría hacer la investigación de su vida, un presidente de Gobierno podría llegar a la conclusión de que él mismo se produjo cáncer al dejar que su Ministerio de Sanidad permitiera la venta de alimentos industriales con altos niveles de carcinógenos. Claro que a mí me preocuparía mucho más el que un millonario empresario y accionista, así como partícipe de grandes fondos de inversión en cuya cartera incluye valores de estas empresas, pregunte por qué su hija, la cual ni fuma ni bebe, puede acabar en una sala de quimioterapia. El mismo inspector de sanidad puede ver cómo un familiar se pudre de cáncer, e incluso la hija de un presidente podría ver finiquitada su existencia debido a esta enfermedad. 

Quiero recordar que el cáncer, dentro de que es una epidemia, no entiende de clases sociales, por lo que recuerdo que incluso el caviar contiene un potencial carcinógeno para su conservación. Dicen los estudios médicos que dentro de muy poco, 2 de cada 3 personas padecerán un cáncer. ¿De verdad que nadie va a hacer nada para evitar que se confirme esa teoría?, ¿Nadie va a pedir responsabilidades?

Le encargué a Sandro, un editor de nuestro blog de dietas, que redactara una dieta anti-cáncer con los alimentos que se deberían evitar para no ver aumentada la probabilidad de padecer cáncer. Me comenta que por falta de tiempo no hizo el artículo más extenso, aún así, al leerlo, me ha quedado claro que llevar una alimentación sana, va a ser más bien difícil.

Nota: Soy una persona que empleo la lógica a través de patrones comunes. No voy a ser arrogante, aunque tampoco voy a hacer uso de la humildad en esta ocasión. En 2006 sabía que el colapso financiero (la crisis actual) llegaría. No sabía cuando pero sabía que el sistema no era sostenible. Otras personas más importantes que yo, también lo vieron venir y la gente no hizo caso. Mirad cómo está el mundo hoy.

Hoy se os advierte de este grave problema que nos afectará a todos, incluidos nuestros hijos. ¿También haremos uso del "pasotismo" en esta ocasión?, En esta ocasión son vidas las que están en juego.





Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo