.......... ........ ......... ....... .......

Absentismo en el trabajo. Tipos de absentismo y formas de controlarlo.

28 de marzo de 2012



Para algunas empresas es una de las lacras y mayores problemáticas de sus empleados. Para otras han conseguido equilibrar el absentismo con otras motivaciones que merman el daño “colateral” que provocan en la producción de las mismas.

Un problema desde el principio de los tiempos en las empresas, los más evidentes y que todos hemos oído hablar de ellos, son la salidas a las compras en horarios de descanso o la lectura de periódicos durante la jornada laboral, incluyendo las llamadas telefónicas particulares.

Es labor de Recursos Humanos un control exhaustivo del absentismo, puesto que las consecuencias pueden llegar a producir una reducción de la productividad del negocio, problemas organizativos, altos costes y baja de rendimiento de máquinas.

¿Maneras de combatirlo? Muy diferentes y variadas.

Definición y tipos de absentismo

El absentismo son aquellas salidas del empleado de su puesto de trabajo por diferentes razones dentro de su horario de trabajo.

Podríamos definir tres tipos de absentismo, aunque cada empresa tendría una manera distinta de contemplar estos apartados.

a)      Causas justificadas donde contemplamos aquellas ausencias justificadas legalmente como la incapacidad temporal, la actividad sindical, etc.

b)      Causas injustificadas donde contemplamos los retrasos, las salidas a fumar, recados, cuidados de hijos o familiares.

c)       Absentismo presencial, conocido en el mundo del estudiante como “estar en el limbo” donde el cuerpo está en su lugar de trabajo pero la actividad laboral está en otras ocupaciones ajenas a trabajo diario.

Control de absentismo. Técnicas.

Cada absentismo tiene su manera y procedimiento, sin vulnerar derechos de ambas partes y con herramientas o materiales que sin grandes costes o molestias puedan ser técnicas para el control de esta merma productiva de sus empleados.

Dependiendo del  tipo de absentismo, es más o menos fácil controlarlo. En el primer caso utilizado existen las mutuas y los partes médicos quienes lo justifiquen. También es el apartado más fácil de solucionar, haciendo un estudio de las causas de este absentismo, que con una buena labor de prevención de riesgos laborales puede ser disminuido.

Los retrasos pueden ser contralados a través de la ficha de ingreso en el puesto de trabajo, el parking o encendidos de los aparatos que utiliza el propio empleado.

El uso indebido de las nuevas tecnologías puede ser advertido en el empleado en las entrevistas de selección, en el contrato, en los mecanismos de comunicación interna de la propia empresa.

Motivar: el lema que evita el absentismo.

Un empleado motivado e ilusionado con su puesto y trabajo, es un empleado que dedica su tiempo, su cuerpo y su alma a la empresa y que dedicará todos sus esfuerzos en la mejora productiva del negocio.

Para implantarlo debe buscarse las maneras u acciones que deriven en una mayor motivación, como ejemplos, la flexibilidad horaria, el teletrabajo, seguro médico particular, etc.








Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo