.......... ........ ......... ....... .......

Cómo desarrollar profesionalmente a tus colaboradores

14 de marzo de 2012



Es una capacidad positiva del líder aquel que fomenta y ayuda al crecimiento profesional de su equipo. Dirigir no es sinónimo de mandar y haber llegado a la meta, no quiere decir que terceros no puedan alcanzar resultados similares.

El líder es el responsable de su grupo de trabajo y, parte de sus funciones, están ligadas a los recursos humanos, y cuanto mayor éxito tenga en estas funciones mejores resultados obtendrá en su cuenta de resultados.



Primer paso

Un responsable de equipo debe fomentar el trabajo el equipo, la conexión personal entre sus compañeros, la motivación y la ilusión. Buena parte de estos elementos se consigue detectando los puntos fuertes y débiles de cada uno de sus colaboradores.

Estas destrezas o defectos personales le darán las claves del éxito a la hora de dirigir personas. Por ejemplo, si el punto de fuerte es la iniciativa, habrá que ponerle en actividades laborales relacionadas con la creatividad y que pueda aportar ideas o iniciativas para mejorar esa tarea productiva. Junto a él, debiera de estar un trabajador cuyos puntos fuertes sean la persistencia, la capacidad  de razonamiento para sopesar y equilibrar los pasos de otros empleados más lanzados.

Cualquier competencia o punto débil del equipo, puede ser contrarrestada con otros compañeros o realizando actividades complementarias que la puedan complementar. Vease el caso de aquellos empleados poco afines a ser parte de un equipo, ellos pueden realizar tareas productivas que a medio o largo plazo vean la necesidad de contar con la colaboración de alguien más del equipo, habremos dado la oportunidad de crecer en un punto débil.

Tres pasos para hacer crecer al equipo.

Rotación de equipos.

Amplias ventajas para ambas partes que intervienen en la rotación de puestos. Para la empresa le permite tener personal cualificado para realizar labores productivas de otras áreas ante eventualidades de ausencia temporal de empleado titular del puesto.

Sin embargo, a los empleados, les permite no encasillarse en su puesto, tener una cultura más amplia del trabajo que realizan conociendo otras partes del negocio y para el líder, conocer puntos fuertes y débiles del negocio, estar motivados por el aprendizaje continuo de su labor profesional. Sin embargo, para la empresa le permite conocer al detalle los valores personales de su trabajador viéndole actuar ante diferentes situaciones.

Mentorización.

Supone tener a un empleado en paralelo con otro empleado que le enseña el puesto a desempeñar al detalle. Esta situación, permite a la empresa, rotar al empleado entrante con una alta capacitación en el puesto de trabajo al que se le introduce.

Es una situación de elevado coste para la empresa y un encasillamiento del empleado que accede al puesto muy técnico, pero con pocas posibilidades de poder transformarse o variar de contenidos.

Autoaprendizaje

La parte más arriesgada por parte de la empresa, es que sus propios trabajadores analicen y resuelvan los problemas de otros departamentos, valorando las capacidades del personal.






Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo