..... ........ ...... ...... ....

La historia del pescador y el empresario. La mentalidad del trabajador y del emprendedor.

miércoles, 7 de marzo de 2012



El dinero no lo es todo. Hay cosas más importantes que algunas personas aprecian mucho más, como es el tiempo que podemos dedicar a la familia y amigos. Teóricamente es así. Sólo teóricamente. Os voy a contar una vieja historia. Es la fábula del pescador y el empresario. Al final de la historia, sacaremos algunas conclusiones.

Un millonario empresario se fue de vacaciones a un pequeño pueblo. Alquiló una casa junto a un río. Todos los días veía cómo un joven pescador pasaba 4 horas en su barca pescando peces. Cuando llenaba 2 cubos de peces, el pescador volvía a casa hasta el día siguiente. Esa era su vida durante 6 días a la semana. El empresario estudió la situación del joven pescador y un día se acercó a hablar con él:


Empresario: ¿Cuánto tiempo llevas pescando?

Pescador: Llevo toda la vida, desde que era pequeño. Mi padre me enseñó a pescar y a buscarme la vida con la pesca.

Empresario: ¿Y gana bastante dinero?

Pescador: No me hago rico, pero pago mi hipoteca, la luz, el seguro y tengo tiempo libre para mi familia y jugar a las cartas con mis amigos.

Empresario: He visto que cada día vienes a pescar 4 horas y únicamente llenas 2 cubos de pescado. ¿Sabías que si en lugar de pescar en esta parte del río, si lo hicieras 5km más abajo en el mismo tiempo podrías llenar 4 cubos de pescado en lugar de dos?.

Pescador: Sí, lo se, pero tendría que dedicar 1 hora más, y yo aprecio mucho más el dedicar ese tiempo a mi familia y jugar a las cartas con mis amigos

Empresario: Ya, pero si dedicando 1 hora más puedes duplicar la cantidad de peces, si dedicas 4 horas más, podrías cuadruplicar la cantidad de peces.

Pescador: ¿Y por qué iba a querer hacer eso? Ya le he dicho que para mí lo más importante es estar con mi familia y jugar a las cartas con mis amigos. ¿Por qué querría hacerlo?.

Empresario: Porque en unos meses podrías contratar nuevos pescadores.

Pescador: ¿Y para qué querría hacer eso? Le estoy diciendo que yo sólo quiero estar con mi familia y jugar a las cartas con mis amigos. El tener más pescadores me haría tener que estar pendiente de las nóminas y contar el resto del pescado que me traen. ¿Así que por qué querría hacerlo?

Empresario: Porque de esa forma, tendrías tu propia flota, tu propia empresa.

Pescador: Usted no me entiende, yo lo que realmente aprecio es estar con mi familia y jugar a las cartas con mis amigos. ¿Así que para qué quiero tener mi propia flota?

Empresario: Porque teniendo tu propia flota, tendrás suficiente pescado como para dejar de vender al por menor. Podrás saltarte a los intermediarios e ir directamente al proveedor, aumentando tu margen de beneficio. Con el tiempo, podrás incluso comprar la empresa de tu proveedor y ser el número uno en abastecimiento de pescado en toda la región. Antes de que cumplas los 40 años, podrás hacer dos cosas con tu empresa: O venderla o sacarla a bolsa. En ambos casos serás rico.

Pescador: ¿Y una vez que sea rico...qué?

Empresario: Pues a pasar tiempo con tu familia y a jugar a las cartas con tus amigos.


Esta vieja historia muestra la diferencia entre la mentalidad de un trabajador y de un detector nato de oportunidades de negocio (emprendedor o empresario). El pescador estaba acomodado en una vida tranquila, sin sobresaltos. Apreciaba lo sencillo, que es pasar tiempo con su familia y amigos, aunque no era consciente de que algún día en el futuro, podría caer enfermo y no poder salir a pescar, o sencillamente podrían surgir imprevistos.

El dinero no es lo más importante, pero desgraciadamente es el mayor facilitador de calidad de vida y tiempo que en un futuro podamos dedicar a los nuestros.

Este empresario proponía al pescador el hacer un esfuerzo extra y temporal para en un futuro ganar calidad de vida. Con 30 años no es momento de acomodarse, sino de salir a conquistar el mercado.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Recibe Nuestros artículos en tu correo(Introduce tu e-mail):


+ Visto última semana

Editores de este blog


Victoria Bernal

Empresaria del sector textil. Amante de la moda y las finanzas