.......... ........ ......... ....... .......

Victoria Grant: Una niña de 12 años explica la crisis y la solución a la crisis (Sensatamente).

30 de mayo de 2012



A menudo escuchamos a expertos economistas de prestigio darnos las soluciones que los Gobiernos deben adoptar para salir de la crisis. Lo hacen en un lenguaje que en ocasiones es muy complicado para el ciudadano de "a pie", aunque lo cierto es que muchos de esos economistas están tan perdidos como los ciudadanos de "a pie", y de hecho, únicamente hay que mirar en el punto que estamos, donde lejos de mejorar, cada vez estamos más hundidos en el fango.

Victoria Grant no es más inteligente que otros niños de su edad, ya que lo que ella dice en este video se lo he escuchado a otros niños en diversas ocasiones. Victoria no quiere cerrar bancos, tampoco quiere meter en la cárcel a banqueros, sencillamente quiere aportar una solución a la crisis que sería muy viable de llevarla adelante. Algunos se reirán, otros dirán que no es factible, aunque la verdad que sería una forma muy ética, honrada y desde luego viable (no os quepa la menor duda). Claro que Victoria Grant es joven y, aún habiendo hecho sus "pinitos" en economía global, ella desconoce las consecuencias de su proposición.


En su discurso está la solución a la crisis, pero también, en cierto modo está la solución a la aniquilación del capitalismo. Victoria desconoce también que si el mundo no tuviera deuda, el dinero no tendría valor, como ya explicamos en el documental "El dinero es deuda". También desconoce la triste realidad de que para que haya riqueza, debe existir la pobreza. Os dejo con el video de esta encantadora niña, la cual me recuerda a otra niña que silenció a la ONU hace unos años, pero años después, la ONU se pasó por el forro aquel discurso que les  silenció.

Déjanos un comentario con tu opinión.









Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


4 comentarios

  1. La niña muy valientemente a expresado una solución porque es consciente de que tenemos un problema, un grave problema: tenemos un montón de deuda.

    Un montón de deuda y no solo España sino prácticamente todo el mundo occidental. La solución propuesta: eliminar la deuda.

    No me parece mal, pero ya puestos también exigiría que los bancos renuncien al sistema de reserva fraccionaria. De ahí a afirmar que la deuda es una estafa... hay un mundo.

    En la época de entre guerras en la Alemania derrotada de la primera gran guerra era tal la inflación (hiperinflación) que los billetes o moneda no tenía valor alguno y el intercambio de bienes se realizaba en cigarrillos y whisky, así de simple. No había ningún Banco Central de Cigarrillos ni de Whisky, el ser humano ideó una "herramienta" con la cual intercambiar bienes y servicios de forma eficiente en el mercado negro. Con lo cual si eliminásemos el dinero, saldría "otro" dinero espontáneamente. El dinero es deuda, sí, pero eso no quiere decir que acabando con las deudas entre particulares se acabe el dinero. Siempre se deberá dinero al emisor del mismo, el Banco Central. Si quitamos el dinero, pues haremos los intercambios con chapas, conchas, espejos o cigarrillos (aunque no fume).

    El dinero es un medio (una utilidad, una herramienta) y las deudas es un medio para poder conseguir algo que tiene más valor monetario sin tener que ahorrarlo antes, pero tiene una segunda cara: hay que devolverlo y con intereses.

    A nadie se le obligó a aceptar hipotecas, bastaba con decir no, pero la gente se endeudaba hasta las cejas y ahora hay que pagarlo. Cuando se abusa de las deudas llega un momento en el que ya no se presta más o se pide al deudor un interés mayor si la seguridad de devolverlo disminuye. Y eso es lo que le pasa a España (y a otros países).

    La solución más sensata es cuadrar las cuentas públicas porque se ha rescatado con dinero público a los bancos que lo han hecho mal, en vez de usar ese dinero para, por ejemplo, bajar los impuestos o no realizar recortes tan bruscos, pero así son las cosas.

    Encima va a quedar en la memoria de los políticos y banqueros que si haces las cosas mal te regañan pero si lo haces fatal no pasa nada te rescatan y encima te vas con una pensión (que te has puesto tu mismo) exagerada.

    En fin, igual al final la niña tiene razón y sí que ha habido estafa pública, pero no está en el tema de las deudas. Es mi manera de ver.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Educar en valores humanos. Alex Vasallo Alonso

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. En mi opinión pedir un préstamos y adquirir una deuda no es malo ensí mismo y sí es beneficios para el desarrollo de una persona o una sociedad que quiere crecer y mejorar. Como vemos, de una forma o de otra, siempre se ha pedido prestado para obtener bienes, cuando uno mismo no disponía de la capacidad en el momento de la compra, con la obligación de devolver lo prestado más un interés.

    El problema viene cuando se inflan los precios de manera que no se corresponden con el valor real del bien y se conceden préstamos igualmente a un mayor plazo.
    Esto provoca 2 cosas:
    1- Uno se endeuda por un bien que no vale lo que va a pagar por él (eso de toda la vida es un mal negocio)

    2- Los préstamos a tan largo plazo son muy imprevisibles porque si nadie sabe lo que puede pasar de aquí a 8 años mucho menos de aquí a 40 años (el riesgo es enorme).

    En los últimos 15 años esta situación se mantuvo pero era cuestión de tiempo.

    El punto 1 se mantuvo operativo porque los bancos de manera totalmente irresponsable y usurera concedían préstamos sin "ton ni son" con el único fin de lucrarse a costa de aumentar la deuda de las personas (las tasaciones de las viviendas infladas hasta el infinito por los propios bancos era obsceno) y robarles cada vez más porcentaje del dinero de su trabajo. Y todo esto con el visto bueno de los Gobiernos de todos los colores ("España Va Bien" primero y "Llegaremos Al Pleno Empleo" después).

    El punto 2 se mantuvo operativo mientras las personas tenían trabajo y se podían apretaban cada vez más el cinturón y se podía privar día tras día de vivir decentemente cada vez que subía el euribor. Pero esta situación no ha durado 40 años y todo se está rompiendo porque el trabajador se ha quedado sin trabajo.

    En resumen (y siento el tostón), adquirir una deuda comedida y evaluada según la situación de cada persona o empresa para adquirir un bien que tiene un precio justo es beneficioso para una sociedad que quiere crecer. Aunque hay que tener en cuenta que no puede ser evaluada de la misma forma la deuda que se adquiere para crear una empresa (esto creará más riqueza) que para comprarse un barco (que es un capricho y un lujo insostenible para la mayoría).

    ResponderEliminar

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo