.......... ........ ......... ....... .......

Mario Draghi, que el euro no vaya a desaparecer lo dirá usted. Un poco más inoportuno y le hacen político español.

21 de julio de 2012



Viento en popa y a toda máquina se dirigía un trasatlántico insumergible unos minutos antes de hundirse. Europa es ese barco que va camino a la colisión con cientos de iceberg porque sus capitanes no toman la dirección correcta. El viernes se conocía la inoportuna entrevista que el diario "Le Monde" le hacía al Banco Central Europeo (BCE), organismo que preside el Señor Draghi.

Una publicación fuera de lugar y que sentenció a España a un posible rescate soberano, ya que en ella decía que no tenía pensado ni por asomo el comprar deuda española, pues esa no era la función del BCE. Como ayer mismo explicábamos, únicamente la compra de deuda española por parte del BCE puede detener la escalada de la prima de riesgo española. Eso sí, en la entrevista aseguraba que el euro no iba a desaparecer.

Lo curioso y, al mismo tiempo extraño, es que esa entrevista se hizo el día 18 de julio y precisamente fue publicada el día 20 de julio (viernes negro del IBEX), justo en un día donde la bolsa española prometía un avance alcista. Digo extraño, porque a nadie en su sano juicio se le ocurriría hacer ese comentario en un panorama tan delicado.



Al mismo tiempo quiero imaginar que el BCE, después de ver el avance de la prima de riesgo, el interés que ahora paga España para poder financiarse en los mercados (7,29%), esté al menos estudiando la posibilidad de hacer lo mismo que hizo con Italia cuando el interés de los bonos pasó del 7%, que fue comprar deuda para calmar los mercados, ya que la entrevista fue anterior al drástico comportamiento de los mercados. De no rectificar en su comentario, está enviando a España al caos económico, y por consiguiente, no solo sentencia España, sino que está sentenciando el euro y dándole a los especuladores lo que quieren, una mayor desconfianza en Europa.

España es Europa y no quepa duda de que si España sale de Europa, todo país europeo pagará más interés para poder financiarse, ya que los inversores institucionales verían que el BCE no tiene el más mínimo interés por ayudar a sus países. Por tanto, lo que un día nos hizo fuertes, competitivos y nos hizo ganar la confianza exterior, acabará con todo ello en unos pocos días.

Dicho de otro modo: Si mi trabajo consistiera en destrozar la Unión Europea a cualquier precio, después de devanarme los sesos pensando la forma de hacerlo y consultando con los mejores expertos económicos del mundo, finalmente llegaríamos a la conclusión de hacer exactamente lo mismo que ha hecho Mario Draghi con ese comunicado.

Ahora vamos a la tierra de la mentalidad "de carrito" (España).

Si Mario Draghi ha sido inoportuno en su comunicado, en España, no destacamos por nuestra inteligencia política y económica, ni mucho menos por nuestro suave tacto, por lo que no se nos ocurrió otra cosa que anunciar la solicitud del rescate por parte de la Comunidad Valenciana justo en ese día tan sombrío.

Ese segundo comunicado, el cual estoy seguro de que se podría haber retrasado unos días, fue el que aseguró que la bolsa tuviera la mayor caída de los últimos 2 años (5,82%).  El Ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, hizo también su magnífica aportación asegurando que las Arcas del Estado están vacías y no sabemos si podremos pagar. Gracias por animar la inversión extranjera en España.

Ya que la cosa va de ver quién hace más el tonto, invito a otras comunidades a que soliciten el lunes el rescate, así abrimos todos posiciones bajistas y ganamos dinero con la destrucción del país.

Y ahora pasemos al petardo gordo.

Acabo de ver en televisión que las medidas que se le aconsejan a España para que se estudien si el BCE no compra deuda, son las siguientes:

  • Salir del Euro.
  • Pedir el Rescate Soberano.
  • Dar suspensión de pagos.

Esto significa que si yo fuera un inversor institucional, ahora no invertiría en España ni aunque me pagaran un 20% de rentabilidad. 

Por tanto, que Mario Draghi quiera cargarse España pensando que no le va a afectar a Europa... perfecto (que cada uno fume lo que quiera), pero que los propios dirigentes españoles saquen ahora más trapos sucios que llaman a la desconfianza de los mercados, eso no tiene perdón.

Y le recuerdo al Señor Draghi, que después de España va Italia, así que, debería actuar en consecuencia.







Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo