.......... ........ ......... ....... .......

Invertir sin dinero. El apalancamiento.

20 de agosto de 2012



La pregunta de cómo invertir sin dinero cada vez se hace más frecuente entre los lectores de Negocios1000. Lo cierto es que se puede invertir sin dinero, y así ya lo explicamos cuando hablamos de las operaciones a crédito en intradía.

El apalancamiento no es exactamente invertir sin dinero, sino poder invertir una cantidad 10 veces o 100 veces superior al capital que disponemos en ese momento. El apalancamiento tiene unas claras ventajas y desde luego unos claros riesgos. Si tuviera que definir lo que es en sí el apalancamiento, diría que es un acelerador de ganancias, aunque también un acelerador de pérdidas si la persona no tiene unos mínimos de conocimientos en la inversión, un método concreto y/o un sistema específico.

A pesar de lo que piense la gente, el crédito sigue circulando en nuestro país, aunque no para comprar viviendas o en forma de préstamos personales, pero sí para operar con acciones, divisas y todo tipo de productos financieros.

Supongamos que tenemos únicamente 2.000€ en nuestra cuenta y queremos hacer una inversión diversificada en dos valores. Deberíamos invertir 1.000€ en cada uno de los valores. Supongamos que conseguimos un 2% de rentabilidad en los dos valores. Un 2% de 1.000€ serían 20€, por lo que aún estando bien la rentabilidad, si decidimos vender las acciones, los beneficios serán comidos por las comisiones.

El invertir con esas cantidades de dinero, nos haría buscar rentabilidades cercanas al 5% para que nos sea rentable la inversión, y eso no siempre se da en el corto plazo.

Ahora bien, si usamos el apalancamiento, con esos 1.000€ podríamos invertir 10.000 ó 20.000€, por lo que si conseguimos ganar un 2%, el beneficio ya sería de 200€ y de 400€ respectivamente. En este caso, estaríamos acelerando nuestro incremento de capital.

Claro que si en lugar de obtener un 2% de rentabilidad, ese día tenemos la mala suerte de perder un 3% de 20.000€, las pérdidas serían de 600€, por lo que nuestro capital invertido en ese valor (1.000€) se quedaría reducido a únicamente 400€. En ese momento, se puede decir que prácticamente nos hemos descapitalizado.

Es por eso que cuando nos apalancamos, debemos estar dispuestos y ser capaces de cortar una pérdida. Si la acción no se comporta como tenías pensado en un principio, quíttatela de encima cuanto antes o coloca un Stop de pérdidas (Stop loss).

Otro tema que existe con el apalancamiento sería el peligro de endeudarse. Nos detenemos en este punto, ya que al igual que, por regla general, un banco (que es el que te presta para apalancarte) no va a dejar que pierdas más del dinero que te ha retenido por ese "crédito para invertir", sí que existen otro tipo de operadores que podrían no cortar la pérdida y quedar endeudado con ellos.

De hecho, incluso con el propio banco podría ocurrir en caso de una caída de un valor fuera de lo normal, cuya rentabilidad negativa fuera por un importe superior al dinero que te han retenido.

En alguna ocasión habrás visto algunos anuncios que dicen: "Invierte hasta 40.000€ con tan solo 100€". ¿Llamativo verdad?, pues con tan sólo 100€, en una buena mano podrías ganar 2.000€ o más, pero... ¿y si pierdes esos 2.000?. Habrías quedado endeudado en cuestión de minutos.

En resumen: Usa el apalancamiento únicamente cuando te sientas preparado, lo tengas claro y seas capaz de asimilar que podrías perder todo el capital, aunque también es cierto que lo puedes multiplicar.

Recomendable: Consejos y errores comentados por los expertos de la inversión.





Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


1 comentario

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo