.......... ........ ......... ....... .......

¿Por qué los pobres son cada vez más pobres y los ricos cada vez más ricos?

3 de octubre de 2012



Adjuntamos un gráfico sobre los hábitos de consumo de la clase pobre, media y media-alta, donde explicaremos algunos puntos y haremos una conclusión final. Aunque para comenzar vamos a hablar de varias obviedades de por qué el rico cada vez es más rico con el mínimo esfuerzo, y el pobre cada vez es más pobre aún esforzándose por no serlo.

Existen dos viejos dichos:

El dinero llama al dinero: Siempre nos hemos basado en algo que dicen los millonarios, y es que lo difícil es conseguir ganar tu primer millón. Una vez conseguido, ganar algunos millones más se convierte en algo relativamente "poco difícil".

Es obvio el por qué el dinero llama al dinero, y es que una persona que tiene ahorrados tan sólo unos 1.000€, si dice de invertirlos en un producto sin riesgo como un depósito a plazo fijo, suponiendo que consiga una rentabilidad de un 5% a 12 meses, cuando acabe el año, tan sólo recogerá 50€, que sinceramente... apenas se nota en la economía familiar.

El que ya tiene ahorrados 500.000€, haciendo la misma inversión en un depósito a plazo fijo y consiguiendo la misma rentabilidad (5%), conseguiría al término de los 12 meses unos 25.000€, una cantidad que básicamente son 10.000€ más que el sueldo anual de un trabajador común (un "mileurista"). El que tiene capital suficiente, es evidente que dispone de más recursos y capacidad de inversión en distintos productos que están fuera del alcance de la persona que tiene poco capital. Es decir, cuando tienes dinero y conocimientos (o buen asesoramiento en su defecto) el dinero se multiplica muy fácil.

A perro flaco todo se le vuelven pulgas: Cuando la economía global se encuentra en crecimiento, cuando llega ese momento en que la gente comienza a hacer dinero, el pobre se encuentra en que no sabe por dónde comenzar, ya que no tiene dinero para invertir o no se atreve a lanzarse a ser protagonista del crecimiento, sino más bien a trabajar para los que ganarán grandes fortunas con el ciclo económico.

Por el contrario, cuando la economía entra en recesión, el pobre es el más afectado, pues es el más débil. Suele ser el primero que va al paro, el primero al que más le afecta una subida de impuestos y el primero que no se puede adaptar a la inflación. Dicen que las crisis son oportunidades, pero claro, esto se dice porque el que tiene dinero puede comprar mucho más barato para cuando suba. El que no tiene dinero, vive la crisis como una crisis, ya que no puede aprovechar los precios bajos al no tener dinero ahorrado.

Al final deduciremos que esto no ocurre por ser pobre económicamente, sino por ser pobre de mentalidad.

En este gráfico podemos ver los hábitos de consumo de 3 clases sociales de Estados Unidos (elaborado por  el Departamento de Trabajo y Estadística de Estados Unidos y publicado por Npr.org).



Como podemos ver en el gráfico, los 3 grandes gastos de las personas provienen de la Vivienda y el Transporte y gasolina, donde los porcentajes de gasto son muy similares entre las 3 clases sociales. Podemos ver también que la clase pobre gasta en comida el doble del porcentaje que la clase media-alta.

Aclaramos este punto, para que no haya malentendidos, y es que el hecho de que el porcentaje sea menor, no significa que sea menos dinero, ya que 1000€ son el 10% de 10.000€ y en cambio, 3.000€ son el 3% de 100.000€. Lo mismo ocurre con el resto de hábitos de consumo.

La mayor diferencia la encontramos en el porcentaje de dinero destinado al ahorro. La clase media-alta ahorra hasta un 13% más que la clase pobre, dinero que destinan a planes de jubilación o inversiones.

Es un porcentaje mayor de una cantidad de dinero mucho mayor, por lo que la clase media-alta continuará aumentando su riqueza mientras la clase pobre probablemente acabe gastando ese 2,6% de ahorro ante emergencias económicas. El pobre más pobre y el rico más rico.

Ahora bien, muchos dirán: "Claro, si yo en lugar de ganar 15.000€/anuales, ganara 150.000€/anuales también ahorraría esas cantidades" !!FALSO!!. Está más que comprobado que cuando la clase pobre obtiene más ingresos, el porcentaje de gastos acaba creciendo. Es decir, tienden a adaptar los gastos a los ingresos: "Un coche mejor, una casa más grande y más gastos en ocio"

Durante el boom inmobiliario en España, aparentemente desapareció la clase pobre, ya que por salario, gran parte de Españoles pasaron directamente a convertirse en clase media. No obstante, cometieron el error de ser clase media con los gastos de clase media-alta. Algunos españoles engordaron el porcentaje de gasto en vivienda hasta el 80%, por lo que en la actualidad, gran parte del problema es que el porcentaje de gasto únicamente en vivienda, asciende al 120% del sueldo. Sí, tienen en hipoteca un 20% más de sus ingresos actuales, por lo que evidentemente no pueden pagarla.

Se suele decir que "el tener un piano no te convierte en pianista", pues con el dinero ocurre igual, y es que el tener mucha entrada de capital sin tener la mentalidad adecuada para canalizarla, no te convertirá en rico.

Solía decir un viejo millonario que la diferencia entre ricos y pobres no está en el dinero, sino en la mentalidad.

"Únicamente consiguen sus sueños, los que cuando llega la hora, saben estar despiertos"







Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo