.......... ........ ......... ....... .......

2 Ideas de negocio sociales al límite de lo legal.

10 de noviembre de 2012



¿Puede ser un negocio de carácter social y al mismo tiempo estar en esa línea tan fina que roza la ilegalidad?. La respuesta es que sí. Volvemos a irnos a Estados Unidos donde desde hace tiempo existen empresas profesionales en un determinado servicio que ayudan a algunas personas donde la ley no puede actuar o cuya actuación no es la que necesitan ciertos perfiles.

Son empresas que no se anuncian en las páginas amarillas, más bien funcionan por expresa recomendación y que en ocasiones colaboran con asociaciones y reciben fondos por parte de diferentes asociaciones. Eso sí, cumplen con una labor social verdaderamente importante y que rara vez es reconocida.


1. Protección a la mujer maltratada.

La ley castiga el maltrato y al maltratador, pero eso no evita que una mujer y su familia, puedan sufrir un auténtico calvario. En ocasiones, la ley pone entre rejas al maltratador cuando ya es demasiado tarde para la víctima.

Existen diferentes empresas "Unicornio" (se habla de ellas, pero nadie las ha visto) que usan sus particulares métodos para ayudar a la víctima. En un principio, estas empresas ofrecían un servicio privado de cambio de indentidad a la mujer y protección, pero este servicio se quedaba corto y hacía incurrir a la mujer en un delito, pues el marido (maltratador) podía ejercer su derecho a denunciar el secuestro de su hijo.

Es por eso que estas empresas han evolucionado en el servicio, donde ahora su lema es "que no hay mejor defensa que un ataque".

Cuando existe una amenaza real y seria para la integridad física de la mujer y su hijo, esta empresa, en primer lugar proporciona el servicio de "novio de alquiler" a la mujer. A todos los efectos, esta persona será la pareja de la mujer maltratada, vivirá durante un tiempo en la propia casa de la víctima y hará "lo que sea necesario para protegerla de cualquier tipo de amenaza por parte del maltratador".

Si esto no es suficiente y la amenaza no cesa, la empresa se encarga de que sea el maltratador quien viva un calvario en lugar de la víctima. En un alto porcentaje (el 68% según los datos de estas empresas) la amenaza cesa y en un 30% de los casos, el maltratador abandona el estado. ¿Cómo lo consiguen?. Como bien suelen   decir, "haciendo todo lo que sea necesario".

2. Rescate de personas atrapadas por una secta.

Se calcula que en el mundo operan más unas 40.000 sectas. Concretamente en España existen alrededor de 275 sectas muy activas.

El problema de combatir a una secta es demostrar la ilegalidad, pues las personas que son atrapadas por una secta, hasta el punto de ser extorsionadas tanto física como económicamente, suelen hacerlo de forma voluntaria, por lo que mientras sean mayores de edad, la ley no puede hacer nada. Mientras tanto, la familia vive un auténtico infierno al ver cómo han "secuestrado" a un familiar y no pueden hacer nada para impedirlo.

Es más, el trabajo psicológico de una secta es tan profesional, que la persona captada acabará pensando que su propia familia es el enemigo. Se han dado numerosos casos de familiares que han sido denunciados por secuestrar a su propio hijo al forzarlo para sacarlo de una secta.

Nuevamente, es donde entran empresas especializadas en tipo de asuntos y que al igual que en la empresa anterior, una vez son contratados, harán todo lo que sea necesario para sacar a una persona de las entrañas de la secta.

La labor de estas empresas es muy compleja. Para comenzar, lo saben todo acerca de cada una de las sectas existentes, pues colaboran con ellos personas que un día fueron atrapados. En otros casos, durante años han tenido personas infiltradas en el interior de algunas sectas.

El proceso requiere de dos pasos: Primero sacar a la persona de la secta y, segundo, "desintoxicar mentalmente" a la persona hasta recuperarla, por lo que tienen sus propios psicólogos que en ocasiones deben trabajar incluso durante más de un año en la mente de la persona.

Durante ese tiempo, esta empresa podría ser acusada de secuestro, ya que retiene a una persona en contra de su voluntad, por no hablar que en ocasiones, para sacar a la persona de la secta, hace de igual modo "todo lo que sea necesario". Una vez son contratados, sacan a la persona de la secta por las buenas o por las malas.

Según aseguran, rara vez una secta denuncia este hecho, más que nada porque un juicio no les interesa al hacerse público el escándalo. Claro que reconocen que existe un alto porcentaje de denuncias por parte del propio familiar que ha sido sacado de la secta, y que no tiene pudor a la hora de denunciar a sus propios padres, tíos, abuelos...

El porcentaje de éxito de estas empresas es bajísimo, suele estar en el 12%. Ese dato nos da una idea del trabajo psicológico que hacen dentro de una secta, por lo que estas empresas recuerdan que no hay tiempo que perder, y que hay que actuar cuanto antes, pues llega un momento en que la destrucción mental ha sido tal, que ya no hay nada que hacer para recuperar a la persona.

Por tanto, estas 2 ideas, ¿son legales o ilegales?. Responde el encargado de una empresa que presta estos servicios, que no está completamente seguro, pero está totalmente convencido de que son 100% éticas y morales, y que ver la cara de satisfacción de una familia que recupera a su hija que ha estado incluso siendo prostituida por la secta, hace que merezca la pena estar balanceándose en esa línea que separa la legalidad de la ilegalidad.







Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo