.......... ........ ......... ....... .......

Elegir un nombre comercial para tu negocio. Lo que hay y no hay que hacer.

21 de noviembre de 2012



El nombre comercial de un negocio debe ser lo más descriptivo posible acerca del sector, producto o servicio que ofrecemos en nuestro negocio. Tras varios estudios realizados, ha quedado demostrado que aquellas empresas cuyo nombre era fácil de recordar, sencillo de pronunciar y al mismo tiempo no deja lugar a dudas sobre la finalidad comercial de la empresa, suelen tener más éxito que el resto.

Uno de los consejos más habituales que suelen dar los expertos a la hora de diseñar el nombre de la empresa, es el hacer una lista de palabras que podrían describir perfectamente el negocio. Después podemos hacer diferentes combinaciones con estas palabras y al mismo tiempo pronunciarlas en voz alta para ver cómo suenan.



Analizar el impacto visual del nombre, pues no es lo mismo verlo en un papel en blanco que verlo impreso en una tarjeta de visita, cartel o anuncio publicitario. Intenta ponerte en el lugar de aquella persona que sin saber nada de tí o de tu empresa, ve el nombre por primera vez.

¿Qué no hay que hacer a la hora de elegir un nombre comercial?

No debemos buscar un nombre que sea largo o confuso. Del mismo modo no se recomienda usar el nombre y apellido del emprendedor por varios motivos. Uno de los motivos es el "estético" (sobre todo si usamos diminutivos del tipo "Azulejos Pepito". El otro motivo es que si la empresa se declara en quiebra, tu nombre siempre se asociará con la quiebra de la empresa.

No incluyas dentro del nombre una referencia geográfica, como por ejemplo "Azulejos Granada", pues puede ser un inconveniente a la hora de expandirse a otros mercados.

No incluyas ningún tipo de obscenidad o palabra malsonante en el nombre, por muy gracioso que quede. En ciertas industrias no te tomarían en serio, y en ocasiones puedes tener problemas, como es el caso de "Aguardiente Hijoputa", empresa que tuvo problemas por parte de la Unión Europea al considerar ofensivo el nombre, y por tanto, se negaron a registrar la marca.



No uses nombres similares a los de otra empresa, pues por un lado se crea confusión en los clientes, y por otro, si se tiene éxito, se suele acabar en demanda.

Y algo no menos importante, sobre todo si tenemos pensado expandirnos a otros países, sería el saber de antemano qué significa el nombre de nuestra empresa en otros idiomas, pues podrían ocurrir algunas de estas circunstancias que pueden resultar cuanto menos, graciosas:

Restaurante Arkadas


Este restaurante turco no contó con que su nombre no es el apropiado para un restaurante.

Boutique Pene.



Alguna broma que otra habrán recibido las dependientas de esta lujosa boutique.


Le Vin de Merde.




Restaurante MIANO


Restaurante Minabo.


Restaurante Tan Dao Vien


Quizás este restaurante sea el más conocido por la traducción que se hace al idioma español, pues más que chino-vietnamita, parece una pronunciación de pueblo con faltas de ortografía.

No obstante, este pequeño problema lo suelen cometer incluso las grandes empresas, debiendo tomar decisiones para evitar el daño dentro del "Brandig".

Casos conocidos los hemos visto en fábricas de automóviles, los cuales no acertaron en el nombre de ciertos vehículos, como el caso del "Nissan Moco" o el "Mitsubishi Pajero". Es evidente, que a todo español se le quitaría las ganas de comprar un coche con estos nombres.

Negocios1000.com





Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo