.......... ........ ......... ....... .......

La Crisis a lo Robbin Hood invertido. El pueblo no elige un Gobierno, sino el color del verdugo.

18 de noviembre de 2012



Este 2012 ha sido duro, muy duro para la mayoría de los españoles. Y lo peor aún no ha llegado, pues es posible que España solucione sus problemas de déficit público, quizás más tarde que pronto (2014-2016 siendo muy optimistas), pero una vez acabe la crisis para el país, ¿qué ocurrirá con los españoles?. Creo que se debería comenzar a decir la verdad sobre una situación que a día de hoy parece más una situación provocada que un ciclo económico natural.

La mayoría de desempleados mayores de 45 años, probablemente no vuelvan a trabajar, y no importa la preparación o estudios universitarios que tengan, pues a lo largo de esta crisis que les ha dejado fuera de juego, están perdiendo experiencia /se están quedando profesionalmente desfasados), mientras se acerca otra generación muy preparada, más joven, y aún carente de experiencia, con unos años más de crisis, estarán dispuestos a trabajar por 500€ al mes. Es más, actualmente están dispuestos incluso a trabajar gratis para adquirir experiencia.

Leía una entrevista de XLSemanal a varios pensadores griegos, el señor Costa-Gavras y Petros Markaris, los cuales piensan que se está extinguiendo una civilización completa de proletariado, pues el proletariado del futuro será un universitario totalmente preparado y de bajo coste para la empresa. Tanto en Grecia como en España, ya hay familias dispuestas a trabajar por alojamiento y comida, que es el sueño de todo
empresario de hace dos siglos. ¿Acaso tienen otra salida?.

Una crisis a lo Roobin Hood inverso.

Todos recordaremos la épica historia de este personaje que robaba a los ricos para dárselo a los pobres. Ahora existen muchos Roobin Hood, que actúan de forma inversa, y es robar al pobre para dárselo al rico. Por desgracia, el perfil de persona humilde es un perfil de incultura financiera total, y por tanto manipulable en su totalidad al estar asustado por la situación. Sólo la desesperación puede provocar que la población griega estuviera a punto de votar a un partido de extrema derecha.

El dinero ni se gana ni se pierde, únicamente cambia de manos, como ya decía Gordon Gekko (personaje de ficción interpretado por Michael Douglas, en Wall Street), y esa frase es totalmente cierta. Todo el dinero que falta en el sistema, está durmiendo en algún lugar del mundo, según este pensador griego, el cual hace referencia a 21 billones de dólares, que es la cantidad que considera se esconde actualmente en paraísos fiscales y que con la mitad, solucionaríamos todos los problemas financieros del mundo, pero de solucionar los problemas, desaparecería la posibilidad de fomentar la nueva clase de proletariado de estudios universitarios y 500€ de sueldo.

Ahora todos los expertos dicen que veían venir esta situación, esta crisis convertida en una auténtica depresión, pero... si todos la vieron venir, ¿por qué nadie hizo nada para detenerlo?. Quizás porque los mismos que lo sabían eran los mismos que deseaban que esto ocurriera, pues con los "productos financieros de destrucción masiva" se gana muchísimo más dinero con una crisis.

Para este pensador, se podrían solucionar muchos problemas, pero no independientemente como se está haciendo en la actualidad, sino a modo global, ya que si Europa hace una severa regulación financiera y Estados Unidos se mantiene al margen, con el tiempo, los bancos americanos se quedarían con todo lo perdido en Europa.

Petros Markaris cuenta cómo la Troika entró en Grecia y les dijo que debían subir la jornada laboral 2 horas más haciendo un ajuste del sueldo. El pueblo protestó, se manifestó, quemó contenedores, provocaron fuertes altercados con la policía... y finalmente la situación no cambió. Hace referencia a muchas tiendas que apenas reciben clientes, y que ahora abrirán dos horas más al día (por obligación), dos horas más de electricidad, que por cierto, también ha subido y se espera que aún suba más la luz. Los griegos protestarán nuevamente, ¿pero a quién le importa sus protestas?

Con el paro aumentando, la gente está tan desesperada que aceptará cualquier cosa, pues no hay otra salida para personas que de no aceptar, no podrán alimentar a su familia.

Esta situación griega es la que veremos en España, pues la gran mentira de nuestro país es pensar que vivimos en una democracia y que nuestra situación es diferente a la griega. Pregunta de examen:

Si vivimos en una democracia, ¿por qué nadie escucha al pueblo?, ¿qué debe hacer el pueblo para que lo escuchen?. No importa lo que haga el pueblo, pues qué sabrá el pueblo de economía global, medidas anticrisis o de lo que es mejor para el pueblo. Vivimos una política consistente en "quien bien te quiere, te hará llorar", y aunque no lo entiendas ahora, después lo agradecerás. Para cuando la población entienda lo que está ocurriendo, un traspaso de riqueza o la teoría del embudo económico, donde millones de personas de la parte de abajo traspasan todo su capital hacia la parte de arriba, ya será demasiado tarde para el pueblo.

La única forma de combatir al sistema es formar parte del sistema y cambiarlo desde dentro. El sistema se está convirtiendo en un monstruo, por lo que para combatir el sistema, la población deberá convertirse en un monstruo. La población no debe elegir a un gato salvador de ratones, sino convertirse en leones y luchar por lo que les han quitado.

Mientras una parte de la población (la que vota a la izquierda) continúe votando y defendiendo a la izquierda, los políticos corruptos de izquierdas no serán condenados. Mientras la otra parte, votante de la derecha, vote y defienda a la derecha, el corrupto de derechas no será condenado. Y allá donde otros ven posibles alternativas a estos Gobiernos, déjalos entrar y los verás convertidos en el mismo perro con distinto collar.

Esto es una guerra donde no hay aliados.

No nos equivoquemos, si la población espabilara y dejara de pensar que fútbol y política les da de comer, se darían cuenta de que ha comenzado una batalla entre pueblo y políticos, y que por cierto, el pueblo tiene todas las papeletas para perder. El pueblo no elige un gobernante en la actualidad, sino el color del verdugo.

El enemigo no es la banca, no son los empresarios, pues ellos únicamente hacen negocio dentro de las reglas del juego que establecen los Gobiernos, unas reglas de juego manipuladas para que ganen los de siempre.

España vive una situación muy similar a la de China, pues en China tienen una dictadura de socialismo capitalista, y en España tenemos una democracia fascista capitalista, pues no os equivoquéis, ya que en España siguen gobernando los mismos fascistas que gobernaban en la época de Franco, cuyos hijos y nietos ahora están en partidos de izquierdas y derechas, y muy bien situados en los consejos de dirección de la mayoría de las empresas del IBEX 35.

Ahora en España somos como judíos a la espera del exterminio, y al igual que en la Alemania de Hítler, el sistema cuenta con muchos fieles seguidores. Es más, usando la misma analogía, actualmente, muchos judíos están a favor del exterminio de los suyos aún sin saberlo.

Sinceramente, se me ocurren 1000 formas de solucionar la crisis económica, pero no se me ocurre ni una sola forma de quitarle el poder a los que impiden que salgamos de la crisis.

Negocios1000.com





Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo