.......... ........ ......... ....... .......

El Método de Inversión Perfecto.

13 de diciembre de 2012



Todos los que invertimos en bolsa buscamos lo mismo. Ese método infalible para siempre ganar y jamás perder. Es decir, el método o sistema de inversión perfecto. Aparentemente, para lograr ésto, sería tan sencillo como elegir valores alcistas, a ser posible dentro de mercados alcistas y jamás permanecer en un valor bajista evitando a toda costa el comerse fuertes correcciones o mercados bajistas. Dicho así, parece muy sencillo, y en realidad muy pocos lo han logrado.

¿Es el método de inversión perfecto el largo plazo, el medio plazo, el corto plazo o el trading?. ¿Para lograr esta utopía debemos darle más importancia al análisis técnico, a los fundamentales de las compañías o a la macro-economía?, ¿debemos diversificar bastante o únicamente lo justo?.

Para comenzar, no hablaremos de que la bolsa es un juego (aunque últimamente lo parezca), pero está claro que es una competición entre personas. Eres tú contra el mercado, siendo el mercado por un lado un grupo de personas como tú, y por otra parte un grupo muy reducido de personas o instituciones que son los que llevan la voz cantante. Una vez conozcas las reglas del juego, a tus competidores y a tus enemigos, sabrás a lo que te enfrentas. No te quepa duda de que estás jugando dentro de un mercado manipulado, donde unos pocos deciden qué va a hacer el mercado mañana. Llamémosle a estas personas los cuidadores del mercado (todos sabemos que existen), pero yo les llamo los manipuladores del mercado.



Por esta sencilla razón, el 95% de los traders particulares pierden dinero y el otro 5% gana dinero, pero es una cantidad similar a la que hubiera ganado usando el largo plazo o el trading en tendencia con menos calentamientos de cabeza. Ahora explicamos estos puntos.

Por tanto, no encontraremos el filón que buscamos dentro del trading. Ahora bien, ¿qué hay del largo plazo?, ¿es más rentable invertir en el largo plazo?.

Si hacemos un repaso a la historia, el mejor método de inversión hasta ahora conocido ha sido, entre otros que ya nombramos como los mejores inversores de la historia, el del señor Benjamin Graham y Warren Buffett. Hay otros nombres como Joel Greenblatt o Peter Lynch.

Todos estos inversores tenían algo en común, y es que todos ellos basaban su estrategia de inversión en el largo plazo y los fundamentales de las compañías. De hecho, el señor Benjamin Graham tachaba de inutilidad a los "grafistas" o analistas técnicos, y de borregos a quien invertía basándose en los análisis de los analistas técnicos. No creía en los gráficos, pues realmente un gráfico forma una tendencia alcista o bajista en función de los fundamentales de la compañías.  NO EXISTE NINGUNA EMPRESA QUE HAYA QUEBRADO Y QUE TENGA UN GRÁFICO CON TENDENCIA ALCISTA ACTUALMENTE (evidentemente).

Claro que al otro extremo tendríamos al señor George Soros, el cual es un ejemplo vivo de cómo ganar 1000 millones en unos pocos días gracias a la pura especulación. El señor Soros sirvió como ejemplo para las escuelas de especulación donde miles de "aspirantes a especuladores" pierden hasta la camisa al olvidar que son pequeños peces en un mar lleno de tiburones.

El caso es que si recordamos lo que Benjamin Graham publicaba en su libro "El Inversor Inteligente", solía decir que en un mercado alcista hay más posibilidad de comprar acciones por encima de su valor real y por tanto aumenta la posibilidad de perder. En cambio, comprando acciones en un mercado bajista, hay más posibilidad de comprar acciones por debajo de su valor objetivo y por tanto, aumentan las posibilidades de ganar.

Estas palabras dieron paso posteriormente a la expresión que usa Warren Buffett: "Sé temeroso cuando todos son codiciosos y codicioso cuando todos son temerosos", o lo que es igual, compra cuando todos venden y vende cuando todos compran.

"Si el mercado ha caído, compra, y si cae más, aprovecha para comprar más. A largo plazo ganarás." Este pensamiento es válido siempre y cuando hayas elegido una compañía sólida, de esas que aconseja Warren Buffett.

Claro que estamos hablando que el método de inversión de Graham le proporcionó un 17% de rentabilidad media anual durante más de 30 años, y con esa rentabilidad ha pasado a ser uno de los mejores inversores de la historia.

¿Y si mezclamos el método de Graham con el trading en tendencia?

Vamos a descartar por completo el trading en intradía. Eso sí, podemos usar el trading en tendencia donde  podemos elegir un valor que tras varias sesiones haya sido sobre-castigado o que tras varios días, hayan aparecido dudas en el mercado que hayan llevado las cotizaciones a la baja.

En ese momento, podemos entrar al mercado e incluso apalancarnos para aprovechar esa corta tendencia alcista en uno o varios valores.

El trading en tendencia es acompañar a un valor durante su tendencia, que puede ser alcista o bajista durante días o semanas. Es por eso muy aconsejable el tener una parte de nuestro capital líquido para aprovechar ciertas oportunidades de inversión muy puntuales, como por ejemplo, el día de las palabras mágicas de Mario Draghi.

Hay días donde se espera una noticia que o bien provoca el desplome del mercado o bien, una gran subida, y en esos únicos días, que son muy pocos, podemos batir la mitad de la rentabilidad anual de Graham y según el valor, duplicarla.

Ahora bien, si todos los días abres y cierras posiciones en bolsa, casi con total seguridad, a final de mes o de año, estarás perdiendo dinero o ganando lo mismo que ganarías en el largo plazo.

¿Evitar las burbujas o aprovecharlas?

Si volvemos a recordar frases de los grandes inversores, "cuando tu peluquera compre acciones, vende las tuyas", si bien es cierto que cíclicamente aparecen burbujas, como ya fue la burbuja de las "puntocom" y como probablemente acabe siendo con muchas empresas tecnológicas actuales, estos grandes inversores no aconsejarían subirse a estos trenes, pues nadie es capaz de situar su modelo de negocio en un futuro.

Se dice que en 1998 los analistas se encargaban de ridiculizar a los inversores que no invertían en internet. "Míralos qué tontos...las rentabilidades que se están perdiendo". Cuando estalló la burbuja, los tontos fueron aquellos que perdieron el capital que tenían invertido, pero, no nos equivoquemos, ya que hubo muchos otros listos que entraron, aprovecharon la burbuja, sabiendo que era una burbuja, y por tanto, al conseguir un 20, 30 ó un 1800% de rentabilidad, recogieron beneficios y salieron antes que el barco se hundiera, mientras seguían teniendo sus clásicas acciones en compañías sólidas.

Por tanto, ¿cuál es el método de inversión perfecto?

Sin duda es entrar en un mercado que acaba de caer, en una empresa sólida, a ser posible con buenos dividendos y con la capacidad de que pase lo que pase, pueda mantener esos dividendos. Que tenga potencial de crecimiento aún y que tenga un producto que no sea fácil de desbancar por la competencia.

Siempre entraremos con mentalidad de largo plazo, aprovechando las caídas para aumentar nuestra posición adquiriendo más acciones. Aunque si queremos darle un toque de maestría a nuestro método, si en un momento dado aparece cualquier noticia referente a la compañía que pudiera provocar dudas que desplomaran el valor, no esperes a perder un 20%. Salte del valor y vuelve a entrar con la misma cantidad o superior comprando las acciones mucho más baratas cuando hayan terminado las fuertes caídas.

Jamás acumules una caída de un 50% en un valor, pues como siempre digo, el método de Buffett y Graham está muy bien, pero nosotros no tenemos el capital de Buffett.

Si a esto añadimos que en el riesgo se encuentra la rentabilidad, podemos muy de vez en cuando intentar aprovechar oportunidades puntuales en el corto plazo, sin caer en el error que muchos inversores cometen, y es que por buscar una forma de capitalizarse rápidamente, acaban descapitalizándose con esa misma rapidez.

Con respecto a diversificar, hago uso de una expresión de los grandes inversores: "Diversificar en exceso es una forma de protegerse contra la ignorancia". Elige un máximo de entre 4 y 8 valores, y antes de pensar en adquirir un nuevo valor, piensa si no sería mejor aumentar tu inversión en los valores que ya posees.

Continuaremos.....

¿Alguna pregunta?







Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo