.......... ........ ......... ....... .......

Todos los indicadores apuntan a que las bolsas serán alcistas (a pesar del pesimismo).

19 de diciembre de 2012



Cuando esta mañana he visto todas las bolsas europeas en verde, y concretamente nuestro IBEX35 superando la resistencia de los 8.240 puntos con fuerza, me he quedado sorprendido, pues la economía no muestra precisamente una cifras que llamen al optimismo.


Todo lo contrario, aún nos invade el pesimismo, claro que las bolsas, como bien nos recuerda un editor de Rankia, nacen con el pesimismo, crecen con el escepticismo, alcanzan su burbuja con el optimismo y mueren con la euforia compradora.


La mayoría de los analistas alertaban de una fuerte corrección (incluido yo mismo) y todos estamos extrañados de este comportamiento alcista. Si seguimos ese gráfico, ahora mismo estaríamos dentro del escepticismo, por lo que del mismo modo, 2013 sería un año alcista en las bolsas. Claro que cabe la duda de si estamos viviendo ya una "pequeña euforia minorista". Duda que supuestamente despejaría este otro gráfico muy bien visto por parte de Uxío Fraga, editor de Novatos Trading Club.



En este gráfico, lo que se comprueba básicamente es que el dinero inteligente, las manos fuertes de la inversión, no tienen miedo.

El XLY (el primer gráfico bajo el S&P500), es un ETF que replica al sector de consumo discrecional, que es un sector cíclico, el cual sube cuando el dinero inteligente le apoya. El dinero inteligente sólo se moja con este sector (y otros cíclicos, como automoción, etc...) cuando se prevén subidas o cuando no hay miedo. Si hay miedo, y el dinero no puede salir del mercado, se desplaza a sectores anticíclicos, como el del consumo básico cuyo índice, representado por el ETF XLP, es el que tenemos abajo.

Lo que se aprecia en estos gráficos, es que los sectores de consumo están fuertes (tanto, XLY, el agresivo, como XLP, el miedoso), pero sobre todo, el dinero inteligente está en XLY, y eso significa que los que más saben, están poniendo el dinero sin miedo en un sector de los primeros que se hunde en caso de recesiones. Es decir, no hay miedo.

Pero muchísimo ojo.

Ahora sería cuando los inversores minoristas podrían tener miedo de quedarse fuera del mercado, pudiendo entrar en la euforia compradora. Y ahí es donde se producen las mayores masacres bursátiles para los minoristas.

Lo normal en los mercados es que las grandes manos inversoras compren señalando el fin de una tendencia bajista. Posteriormente, los minoristas comprarían colocando el dinero encima de los grandes inversores. En esta ocasión, no ha sido exactamente así, pues en verano, la bolsa la subimos los minoristas contra todo pronóstico y con el añadido del cierre de posiciones cortas (bajistas). El dinero inteligente entró tarde y las grandes manos aún conservan capital bajista dentro de las cotizadas.

Ahora se corren dos riesgos que nadie puede predecir: Uno es entrar y que cuando finalice la prohibición de cortos, las ventas echen humo en las bolsas ante la más mínima duda, y la otra es no entrar y perderse el comienzo de una tendencia que gráficamente es claramente alcista.

A esto hay que añadirle que prácticamente todos los valores están adoptando figuras técnicas de vuelta. Es decir, están superando resistencias y algunos marcando nuevos máximos históricos.

En resumen: Los analistas técnicos esperaban una fuerte corrección. Yo soy más de fundamentales y macro-economía y esperaba el batacazo padre en las bolsas. ¿Todos nos hemos equivocado?, podría ser... aunque.... ¿qué pensáis vosotros?.







Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo