El caso Apple: "Desde que Steve Jobs no está, un iPhone es sólo un teléfono"

miércoles, 13 de marzo de 2013



Nadie es imprescindible en una empresa... o sí?. Estoy seguro de que lo que está ocurriendo en Apple, algún día se pondrá como ejemplo en las escuelas de negocios y de gerencia.

El año pasado, los analistas se daban patadas en el trasero por subir el precio objetivo de Apple, escuchándose algunas cifras exageradas. Este año, es como si los analistas estuvieran compitiendo entre sí para ver quién le da el precio más bajo a Apple, y muchos de estos personajes que hoy cifran el precio objetivo en 420 dólares, antes lo cifraban por encima de 800 dólares. Ni Apple era tan exageradamente brillante antes, ni ahora está tan mal.
Hace tan sólo un año, esta empresa no podía equivocarse. Todo lo que hacía, lo hacía perfectamente y se daba por hecho que siempre llevaría una escalada ascendente. Nada podía fallar con Steve Jobs, un mago del marketing capaz de convertir un simple iPhone en una obra de Picasso para los amantes de la tecnología.

¿Tanto ha cambiado Apple?, ¿Tan negro tiene el futuro como para que sus acciones caigan un 40% desde máximos mientras Google camina en sentido contrario?, ¿nos está ocultando algo la compañía?. Hay 3 motivos por los que Apple podría estar recibiendo este castigo, y probablemente sólo uno de ellos sea el motivo real.

1. 100.000 millones en caja.

Apple es la empresa más solvente del mundo, hasta el punto de que a muchos inversores no les guste la idea de que tenga tanto flujo de caja. Su pelea con David Einhorn, de GreenLight Capital por exigir a Apple que use ese dinero para aumentar el pago de dividendos, ha hecho que Einhorn genere dudas en el mercado y que muchos accionistas vendan el valor. El resto de inversores han visto cómo la acción caía y finalmente han terminado vendiendo las acciones. (Leer: Warren Buffett aconseja comprar Apple ahora)

2. La tasa de crecimiento de Apple se ha derrumbado.

Esta es otra de las razones por la que Apple ha caído. Hace tan sólo un año se hablaba del potencial de Apple, ya que llevaría el iPhone incluso a países donde aún no tienen teléfono. Ahora se dice que el crecimiento de Apple está muy limitado. Se dice incluso que Apple está a punto de derrumbarse.  Lo confirman sus malísimos resultados presentados. (Ahora veremos que esto no es así).

3. Apple ya no tiene a un genio de la comercialización de productos ni un mago de la gestión de una empresa. Apple ya no tiene magia sin Steve Jobs. Y lo cierto es que "los tiros van por ahí".

Steve Jobs era conocido por su capacidad para distorsionar la realidad acerca de Apple y sus productos. No era un iPhone, sino la nueva creación del genio. Tampoco era una presentación de un iPad, sino un acontecimiento de lo más esperado. Desde que Jobs no está, un iPhone sólo es un teléfono y las presentaciones de sus nuevos productos son únicamente presentaciones como las de cualquier otra empresa.

Con Steve Jobs Apple no tenía competencia, sino aspirantes a imitadores de sus obras de arte. Las webs de tecnología dicen que Samsung está matando a los productos de Apple, y esto únicamente ocurre porque no está Steve Jobs para dar sus 10 motivos de por qué Samsung es un fiasco si se compara con el iPhone. Jobs tenía esa capacidad.

Algunos datos que desmontarían el resto de puntos.

El último trimestre, Apple vendió 48 millones de iPhones, lo cual es un récord para la compañía. Los ingresos de Apple fueron de 54.500 millones de dólares. El beneficio neto fue de  13.100 millones. Con estas cifras, Apple vale mínimo un 35% más del precio al que cotiza actualmente.

Su mayor rival en el parqué, que es Google, tuvo unos ingresos de 14.200 millones de dólares, lo cual es sólo 1.300 millones más que el beneficio de Apple. Esto significa que a día de hoy, a Google le falta mucho para alcanzar a Apple, por lo que no se corresponde a voz de pronto la diferencia y sentido de sus cotizaciones.

Claro que el mercado esperaba que Apple presentara nuevamente un crecimiento de 2 dígitos, y sus resultados, a pesar de ser excelentes, no cumplieron con las expectativas del mercado.

Si nos vamos a la sección de rumores.

Han aparecido diferentes filtraciones en las que se dice que Apple está reduciendo los pedidos para iPhone e iPad, por lo que estos rumores advierten de una continuidad de la desaceleración del negocio de la compañía. Tim Cook, actual CEO de Apple ha intentado desmentir estos rumores y nadie le ha hecho caso, cosa que no pasaba con Steve Jobs. De hecho, por no haber no había ni filtraciones.

Con respecto a la competencia, lo cierto es que hoy día Samsung es el vendedor número uno a nivel mundial en Smartphone, por delante de Apple. Claro que Samsung no tiene ni un sólo modelo de teléfono que supere en ventas al iPhone de Apple. Esto se podría interpretar de muchas formas.

Conclusión final: Hay personas que cuando se van, no se pueden reemplazar. Tienen cualidades que no se pueden imitar, ni mucho menos igualar. Steve Jobs lo demostró cuando abandonó Apple por primera, ya que la compañía no despegó hasta que Jobs volvió. Ahora vuelve a ocurrir, con la diferencia de esta vez Jobs no va a volver.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
¿Buscas algo en concreto?
Loading

Recibe Nuestros artículos en tu correo(Introduce tu e-mail):




Editores de este blog


Victoria Bernal

Empresaria del sector textil. Amante de la moda y las finanzas

+ Visto última semana