.......... ........ ......... ....... .......

Cómo tener empleados que piensen como emprendedores en tu negocio.

12 de marzo de 2013



En tu empresa existen 2 únicos activos importantes, que son los clientes y los empleados. Existe un tercer activo importante, que es el pensamiento. Basándonos en éste último activo, pensemos en la forma de convertir a nuestros empleados en emprendedores dentro de nuestro negocio.

Cuando los trabajadores están contentos y motivados (les apasiona aquello que hacen) suelen ser mucho más productivos y eficaces, por lo que nuestra empresa es más competitiva. Según Robert C. Pozen, profesor de Harvard Business School, en su libro  "Extreme Productivity"  (Productividad Extrema), explica que para conseguir empleados emprendedores, necesitamos darles un sentido de la propiedad a nuestros trabajadores. Dicho de otra manera, si nuestros empleados sienten que son dueños de sus propios espacios, éstos se mostrarán continuamente motivados, inspirados y sacarán a relucir toda la creatividad que llevan en el interior.
Por el contrario, si tratamos a nuestros empleados como máquinas de trabajo que están únicamente para recibir órdenes y ejecutarlas, sencillamente, eso harán hasta el día que dejen de hacerlo.

1. Establece metas en los proyectos.

Al principio de cada proyecto, asegúrate de que tus empleados conocen sus objetivos y limitaciones de cada tarea. Dales un margen de maniobra a la hora de establecer los plazos para esas metas (que sean ellos quienes elijan los plazos), porque cuando los propios trabajadores son capaces de elegir sus propios plazos de tiempo para finalizar un proyecto o tarea, se suelen sentir más responsables en el cumplimiento de sus metas.

2. Suminístrales los recursos necesarios.

Tus empleados deben tener los recursos necesarios para elaborar el proyecto. Si existen limitaciones de presupuesto, como gerente de la empresa, debes analizar si realmente con los medios de los que dispones se podría realizar el proyecto en el plazo y tiempo determinado. Llegado a este punto, o le damos los medios a los trabajadores o nos retiramos a pensar si realmente el proyecto es realista y viable con la falta de medios.

3. Tolerar los errores.

Si queremos que nuestros empleados tengan nuevas ideas y que pierdan el miedo a asumir más riesgo, deberemos ser más indulgentes si nuestros trabajadores cometen errores. No debemos tolerar errores que vengan de la desidia o dejadez, pero sí debemos tolerar un error "bien intencionado".


Prácticamente todas las grandes empresas del panorama actual, desde Google hasta Ikea, cuentan en plantilla con empleados emprendedores, y es por eso que estas grandes empresas no dejan de innovar y crear nuevos apartados, servicios, productos, etc... ya que a una única persona no se le podrían ocurrir todas estas ideas. Esto nos lleva al cuarto punto. (Leer: 6 cosas que hacen las empresas más innovadoras del mundo)

4. Lluvia de ideas.

Son muy pocas las empresas que tienen la sana costumbre de perder una mañana/tarde en escuchar a sus trabajadores. Algunas empresas dedican un día completo a la lluvia de ideas de negocio, donde cada trabajador expone lo que él cree que podría ser interesante crear, cambiar, adaptar... al fin y al cabo, nuestros trabajadores también son consumidores cuando terminan de trabajar, y ellos pueden ver muchas cosas que se les escapan a los directivos. Secretarias, limpiadoras, operarios, jefes de grupo, etc... todas las ideas cuentan. Hazlo y descubrirás que tienes una plantilla más creativa de lo que pensabas. (Leer: Cómo generar una lluvia de ideas de negocio)

En ningún caso, por muy absurda que sea una idea propuesta, llegues a humillar a una persona, pues generarías un freno para otro trabajador que puede que tenga una idea loca, de esas que dejan de ser una locura cuando se convierten en uno de los negocios más rentables que conociste.

Si conseguimos crear un ambiente de confianza entre empleados y gerente, con el tiempo, los empleados tomarán decisiones estudiadas al milímetro, como si estuvieran gastando su propio dinero.

Y repito, son muy pocas las empresas que dedican tiempo a la motivación de sus trabajadores y potenciar la creatividad de su activo más importante, los trabajadores. Y es una lástima, pues algunas empresas nunca acaban de descubrir todo el talento y valor que tienen en su propia empresa.






Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo