.......... ........ ......... ....... .......

El día del que nos advertía Albert Einstein ha llegado.

4 de mayo de 2013



Albert Einstein dijo hace tiempo: "Temo el día en que la tecnología supere nuestra humanidad, ya que el mundo tendrá una generación de idiotas". Ese día ha llegado y ha producido dos cambios importantes: El primer cambio ha sido la forma en que hacemos negocios o nos relacionamos profesionalmente, ya qu ehoy día, muchas personas dan más importancia a su red de contactos en Linkedin que a sus contactos profesionales reales. Y por otra parte, no es que haya cambiado nuestra forma de relacionarnos en el ámbito personal y social. Sencillamente, en este aspecto se ha destruido.
Únicamente debes entrar a un restaurante y observar a algunas parejas, las cuales tienen la pasión de dos pingüinos, ya que se cruzan más palabras por Facebook que en persona. Grupos de amigos que van a tomar el café y cada uno de ellos está de cuerpo presente, pero con su mente ocupada en su dispositivo tecnológico. El resultado sería el mismo si hubieran quedado para tomar un ciber-café por Facebook.

Foto: El café de Luna

¿Cómo nos ha cambiado el avance tecnológico?

 Los avances tecnológicos nos han hecho retroceder hacia una época más rudimentaria.

Antiguamente, en una reunión de negocios o conversación personal, si mientras hablabas, la persona se distraía y no te prestaba atención, era considerado como una enorme falta de educación. Hoy día parece que es algo normal el estar hablando a alguien mientras está consultando su correo o enviándole un whatsapp a alguien. Es más, algunos son tan educados que te dicen: "Dime, dime, que te estoy escuchando.." mientras juguetean con el móvil. Cuando estoy reunido con alguien por tema de negocios y me encuentro en esa situación, suelo aclarar educadamente que "si no suelta el teléfono y presta toda su atención, un placer pero adiós", ya que luego puede llegar el "tú no me dijiste esto..." ó "eso no fue lo que acordamos", debido a que uno de los dos que estábamos presentes no estaba escuchando a otro.

 La destrucción de la personalización.

Si quieres despedir a alguien, ahora puedes hacerlo por SMS, Facebook, Whatsapp. Ha ocurrido en algunas empresas que trabajadores que estaban trabajando en la empresa desde antes que apareciera el primer móvil, ha sido compensado por más de 30 años de trabajo con un despido vía SMS. ¿Para qué va a pasar el jefe el mal trago de mirar a los ojos a una persona que ha ayudado a levantar la empresa desde sus inicios?. Incluso es más fácil poner excusas para no ir a una cita o llegar tarde a algún sitio. Si no quieres quedar con alguien, únicamente debes enviar un mensaje diciendo: "Me ha surgido algo y no puedo quedar". Antes había que ejercitar la mente para poner una buena excusa. Ya no es necesario.

Ha cambiado la forma de felicitación.

¿Recuerdas aquella época en la que el día de tu cumpleaños no dejabas de recibir llamadas e incluso te llamaban para quedar a tomar un café y te sorprendían con regalos sorpresa?. Todo esto ya no es necesario gracias a Facebook, el cual avisa a todos tus amigos de que es tu cumpleaños y te evitan la personalización de este día. Ahora basta con una frase en Facebook. Existen dos tipos de felicitaciones: 1. La personalizada, que suele ser "Muchas felicidades, que pases un maravilloso día y que cumplas muchos más". 2. Luego está la frase hecha sacada de alguna cita que lleva 4 años circulando por la red, pero suele ser bonita.

Por favor, si buscas trabajo, deja Linkedin y busca trabajo.

Linkedin es un escaparate de profesionales, que supuestamente une empresas con profesionales. Y sí, así es, pero amigo mío, si buscas trabajo, comienza a relacionarte en persona, pues Linkedin no te va a abrir las puertas del empleo. Ahora es cuando alguien dice: "pues yo encontré trabajo gracias a Linkedin", a lo que yo respondo que conozco a una persona que salió de la crisis jugando a la bonoloto.

Resumiendo: Suponiendo que la tecnología nos haya despojado de muchos valores humanos esenciales, y suponiendo que como Albert Einstein decía, nos hemos convertido en idiotas, pues.... en un mundo de idiotas donde tiene más aparente valor una red de contactos online, el ganador será aquel que deje de comportarse como un idiota y actúe como una persona inteligente, consiguiendo hacer una red de contactos a nivel personal y real.

Y acabo diciendo que tener a Warren Buffett o Carlos Slim en tu red de Linkedin, Twitter o Facebook no tiene ni la milésima parte de valor y utilidad que conocer personalmente al jefe de sección de una empresa a nivel provincial que ni siquiera usa internet.

Con respecto a las empresas, una cosa está clara, y es que el continuar teniendo trato humano con tus clientes hará que pequeños negocios puedan competir con grandes empresas.







Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo