.......... ........ ......... ....... .......

Liderazgo: 3 cosas en las que puedes estar "metiendo la pata" en la empresa y nadie se atreve a decirte.

13 de mayo de 2013



Partimos de la base de que nadie es perfecto, los líderes empresariales tampoco. Dentro del los errores que un líder debe evitar, existen otro tipo de errores que cuesta mucho más corregir, ya que aún siendo una persona abierta a la retroalimentación en su equipo, hay algunas cosas que tus trabajadores jamás te dirán, bien sea por miedo, sensibilidad, tabú, vergüenza o, sencillamente, no saber cómo decirlo.


Es por eso que mostramos 3 puntos que nadie te va a decir, y que puedes intentar analizar tú mismo si estás pecando en alguno de ellos.


1. Familiares o amigos en la empresa.

A más de uno le habrá ocurrido que al llegar a una nueva empresa comienza a tratar con algunas figuras del organigrama. Tras varias semanas tratando a algunas de estas personas que suelen estar en puestos clave o de relevada importancia, sale a relucir la incompetencia de alguna de ellas, y es cuando le preguntas a un compañero: "¿Cómo puede estar esa persona de jefe de sección con tal nivel de incompetencia?". Entonces recibes la esperada respuesta: "Porque es el cuñado del jefe". También puede ocurrir con una prima en contabilidad o la amiga de una hermana en recepción. El tener amigos o familiares en ciertos puestos puede estar frenando gravemente la productividad en la empresa, y es algo que nadie te va decir, ya que la familia es importante para cualquier persona, pero recuerda que el negocio es el negocio.

(Leer: Para ser un buen líder, comencemos por hacer cambios en nosotros)

2. Reuniones.

Algunas empresas hacen reuniones los viernes por la tarde, otras los lunes por la mañana a primera. Si hiciéramos una encuesta sobre si los trabajadores consideran estas reuniones productivas, la mayoría diría que no, pues todo sigue igual y rara vez se sacan conclusiones positivas.

 De hecho, una reunión no debe hacerse metódicamente 1 vez a la semana. En ocasiones, con una reunión al mes bastaría, y en otras ocasiones, quizás necesitemos hacer 3 reuniones en una semana. Siempre y cuando sea productiva y necesaria, ¿por qué no hacerla?. En otras ocasiones, las reuniones se hacen demasiado pesadas en tiempo, ya que los puntos se podrían resumir mucho mejor.

 En cualquier caso, nadie te dirá que considera la mayoría de reuniones una pérdida de tiempo, más que nada, porque dan por hecho que es política de empresa. Como líder, observa las caras de tus trabajadores en la reunión. Si haces reuniones todas las semanas, probablemente les estés cansando. Si haces reuniones todas las semanas y encima, viernes por la tarde, con total seguridad, les estás agobiando. Ni es día de reuniones ni es hora, ya que es el comienzo del fin de semana.

3. Arrogancia y/o mal carácter.

Nadie te dirá que eres demasiado arrogante, ni aunque lo preguntes. Del mismo modo, la agresividad en los negocios es una virtud, pero ojo con ser demasiado agresivo o "cortante" con tus trabajadores. Intenta que tus trabajadores te tengan respeto, pero recuerda que respeto no es sinónimo de miedo. Si cuando te acerques a un grupo de trabajadores de la empresa que están hablando, en el momento que te visualizan se produce un silencio.... "algo falla".

Puesto que en estos puntos, aunque los preguntes a tus trabajadores, nadie te va a decir la verdad, sino más bien lo que quieres escuchar, siempre puedes tenerte y analizar si estás fallando en alguno de ellos como líder en la empresa. probablemente sea sencillo verlo.

Más sobre liderazgo:







Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo