..... ........ ...... ...... ....

¿Qué sabemos de los cigarros* electrónicos libres de cáncer**?

lunes, 6 de mayo de 2013



Las tabacaleras por fin han desarrollado lo que llevaban buscando desde 1950: Un cigarro* que no causa cáncer**, y por tanto, los beneficios para la industria tabacalera podrían ser similares e incluso mayores, ya que supuestamente, ahora sus clientes fumarían durante más tiempo al durar más años. Claro que hay varias cosas antes de cantar "victoria".
* Para comenzar, podría decirse que el cigarro electrónico ni siquiera es un cigarro, ya que carece del sabor de los cigarrillos tradicionales a los que los fumadores están acostumbrados. Esta podría ser la razón de por qué el cigarro electrónico aún representa una ínfima parte del negocio de las tabacaleras.

** En segundo lugar, puede que los cigarros electrónicos no causen cáncer (aunque es pronto para saberlo) pero según diversos estudios, éstos aún pueden contribuir a una enfermedad cardíaca, un ataque cardíaco, accidente cerebro-vascular y otras enfermedades.

Funcionamiento del cigarro electrónico

No obstante, casi podemos afirmar con total seguridad que el cigarro electrónico es infinitamente menos peligroso que el cigarro tradicional, ya que lo que sí es seguro es que no contiene los más de 4.000 componentes químicos del cigarro tradicional.

Los E-cigarros contienen nicotina en forma líquida, la cual se calienta a vapor y se libera cuando el usuario chupa. Al estar libre de alquitrán y otros componentes químicos, debería ser menos cancerígeno. Claro que aún no se conocen los efectos a largo plazo que tendría la inhalación de vapor de nicotina.

Los cigarros electrónicos pueden no causar cáncer, pero eso no los convierte en seguros. La propia nicotina es un veneno potencialmente tóxico similar a los plaguicidas. Cuando tomamos nicotina, el cuerpo libera adrenalina, aumentando el ritmo cardíaco, la presión arterial y la respiración. También produce que el cuerpo comience a bombear azúcares en la sangre. Es el consumo de nicotina el que está vinculado al ataque cardíaco y accidentes cerebro-vasculares.

En un estudio publicado por Science Daily, se demostró que fumar el cigarro electrónico puede tener efectos negativos en las personas con enfermedades coronarias, ya que disminuye los niveles de oxígeno en la sangre a los 10 minutos de consumir el E-cigarro.

Claro que otro estudio publicado por Chest Journal mostraba que los cigarros electrónicos no pueden recomendarse para mejorar la salud pulmonar, pero que sin duda son mucho menos dañinos que el cigarro convencional, aunque vuelve a recordar que si bien sabemos cómo actúa la nicotina en nuestro cuerpo con los cigarrillos convencionales, aún no sabemos cómo actuaría la nicotina en vapor sin el resto de componentes químicos y ésta podría tener otra serie de consecuencias que aún no se pueden predecir.

¿Son aconsejables los cigarros electrónicos para dejar de fumar?

Encontraríamos todo tipo de opiniones, donde muchas personas aseguran haberlo conseguido gracias al cigarro electrónico, mientras otras personas aseguran que de nada les sirvió, ya que lógicamente cuando nos proponemos dejar de fumar, lo que buscamos es erradicar nuestra dependencia a la nicotina, cosa que no erradicamos con el E-cigarro. Tras varios estudios realizados, un gran porcentaje de los que han intentado dejar de fumar con el E-cigarro, finalmente continúan enganchados al cigarro electrónico o volvieron al cigarro tradicional. Muchos pacientes, aseguran que cada vez les satisfacía menos el E-cigarro.

Otros estudios mostraron cómo la falta de componentes químicos para favorecer que la nicotina sea absorbida de una forma forma rápida, hacía que los usuarios tuvieran que inhalar más de lo habitual con el cigarro electrónico para satisfacer la necesidad de nicotina, por lo que los usuarios necesitaban meter en el organismo más dosis de nicotina que la que se necesita con un cigarro convencional.

El cigarro electrónico está dentro de las 7 tecnologías del futuro que cambiarán el mundo, según el banco de inversión Citi, pasando de una facturación de 416 millones de dólares en 2010 a casi 3.200 millones que se esperan para 2015.

El mercado global de cigarrillos se estima que movió 700.000 millones de dólares en 2011, según Business Insider.

En resumen: Los cigarros electrónicos no son sanos ni seguros, pero son menos perjudiciales (a falta de estudios que indiquen lo contrario) que los cigarrillos convencionales, aunque su consumo a largo plazo podría generarnos patologías desconocidas por ahora. No son un remedio para dejar de fumar, sino más bien un cambio en el instrumento para continuar inyectándonos una droga, que es la nicotina. No son la cura de la adicción. Finalmente, lo más sano es abandonar completamente el hábito del tabaco cortando el suministro de nicotina por cualquier vía.

Negocios1000.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Recibe Nuestros artículos en tu correo(Introduce tu e-mail):


.

+ Visto última semana

Sigue Negocios1000 en..

Editores de este blog


Victoria Bernal

Empresaria del sector textil. Amante de la moda y las finanzas