Loading

6 Lecciones del deporte aplicables a los negocios.

martes, 25 de junio de 2013


No hay muchas diferencias entre lo que se le exige a los deportistas y lo que se exige en cualquier profesión, incluida la profesión de emprendedor. Disciplina, metodología, perseverancia, insistencia y estrategia deben estar presentes tanto en los negocios como en el deporte.

Y de hecho, si hablamos de deportes de equipo, encontraríamos otras semejanzas, donde cada individuo del equipo debe conocer perfectamente su función para lograr el éxito conjunto.

Pero hoy no hablamos de este tipo de características. Vamos a ir más allá poniendo como ejemplo 4 vídeos donde vamos a sacar algunas conclusiones que si bien no se suelen poner como ejemplo en las escuelas de negocios, son detalles que nunca está de más recordar.


1. Celebrar la victoria antes de terminar (chulería innecesaria).



A pesar de que los deportistas están sobre-avisados por sus entrenadores, este es uno de los errores más comunes por el que un deportista pierde una competición que ya tenía ganada. En el vídeo se muestra al competidor colombiano claramente ganador que no duda en alzar los brazos para celebrar la victoria antes de cruzar la línea de meta. En este alarde de ego innecesario, el competidor coreano aprovecha para adelantarle y ganar. El colombiano sigue celebrando la victoria sin llegar a enterarse que ha perdido la carrera.

El Ego puede ser tu peor enemigo en cualquier oficio, carrera o competición. Primero gana y luego celebra la victoria.

2. Nuestra mayor fortaleza puede ser la debilidad de nuestro adversario.

Siguiendo con el ejemplo anterior, jamás hay que darse por vencido. Eso lo sabe bien el coreano que adelantó al colombiano. En ocasiones, nuestra mayor fortaleza, nuestra mayor oportunidad, puede ser la debilidad de nuestra competencia.

3. Nunca te des por vencido ni lo des todo por perdido.

Aunque la cosa no vaya bien, sigue intentándolo sin aminorar el ritmo. Nunca sabes qué puerta inesperada se abrirá, y debemos estar preparados para aprovechar esa oportunidad.

4. Ya lo sé, pero es inevitable.



Youtube está lleno de vídeos de ciclistas que caen poco antes de llegar a la meta por alzar los brazos. La mayoría de ciclistas lo saben, pero no pueden evitar hacer lo mismo pensando que ellos no van a caer. A ellos no les pasará. El caso es que una vez le ocurre y pierde la carrera, como el chico de este video, seguramente se arrepentirá de haberlo hecho, pero lo hecho, hecho está.

En los negocios ocurre exactamente igual, y es que estamos avisados de gran cantidad de errores, y en cambio pensamos que nosotros podemos arriesgarnos a hacerlo teniendo un resultado distinto. Cuando llegan las consecuencias, nos arrepentimos, pero el daño ya está hecho, a pesar de que estábamos advertidos.

5. Nunca subestimes a tu competencia por pequeña que sea.



En este vídeo de artes marciales mixtas podemos ver a dos adversarios muy distintos. Por una parte tenemos a un profesional de la UFC, un gran luchador que normalmente sigue las reglas de la lucha, como mantener una prudente distancia, tantear al adversario, etc...

Cuando ve a su rival, débil en apariencia y sin mucha experiencia en el mundo de la lucha, el luchador profesional se salta su metodología, burlándose del adversario e intentando acabar con él de una forma rápida. Se encuentra con la sorpresa de que su débil adversario puede que no dedique muchas horas de gimnasio, pero sabe encajar buenos golpes que acaban tumbando al experto luchador en un tiempo récord.

Por tanto, si tenemos un método y seguimos una disciplina concreta, no hay que cambiarla ante la confianza que nos genera lo que en principio es un rival más débil. Y nuevamente, no te burles de tu adversario antes de que acabe la lucha.

6. Deportividad.



Y por último tendríamos el caso del español Iván Fernández, corredor que pudo ganar la carrera debido al fallo de su competidor, pero decidió ayudar a ganar al corredor nigeriano, que en este caso, debido a la confusión, y no a la chulería, pensó que había alcanzado la línea de meta aminorando el ritmo. Iván, en lugar de adelantarlo, le empujó hasta la meta. Esto le convirtió en un ganador a pesar de quedar en segundo lugar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 


Recibe Nuestros artículos en tu correo(Introduce tu e-mail):




Editores de este blog


Victoria Bernal

Empresaria del sector textil. Amante de la moda y las finanzas

+ Visto última semana