.......... ........ ......... ....... .......

9 verdades sobre la vida y los negocios. Por Geoffrey James.

18 de junio de 2013



Excelente recopilación de ideas sobre la vida y los negocios, fruto de la suma de años de experiencia de diferentes profesionales y que Geoffrey James se ha encargado de recopilar. El Sr. James es periodista, escritor y blogger habitual en Inc.com.

Debo reconocer que la recopilación de puntos que ha hecho Geoffrey hace de este artículo sencillamente algo excelente, pues son 9 grandes verdades que debemos tener muy presentes tanto en los negocios como en la vida en general, ya que todo va unido entre sí. Si conoces a las personas, conoces las necesidades de los clientes. Si conoces las necesidades de los clientes, conoces cómo piensan las personas en general.

1. Puedes ser capaz de hacer cualquier cosa, pero no puedes hacerlo todo.

La vida, al igual que en los negocios, tiene un número infinito de posibilidades, y tus capacidades para lograr el éxito son ilimitadas. Sin embargo, en ocasiones nos movemos en una dirección que impide que nos movamos en otra. No podemos hacerlo todo.

2. No puedes discutir con alguien acerca de sus creencias.

La mayoría de las personas creen que sus creencias son hechos objetivos, aunque la realidad es que las personas interpretan los hechos de acuerdo a sus creencias. No importa si hablamos de religión o política. Basta con saber que sus creencias, así como probablemente las nuestras, son infundadas y para nada objetivas.

3. La presión crea resistencia.

La reacción natural del ser humano cuando le empujamos es retroceder. Es por eso que la "venta dura" no funciona hoy día. De hecho, nunca ha funcionado, y es por este motivo que las técnicas de gestión en las que se emplea mano dura siempre fallan. (Leer: 6 mitos de los grandes vendedores).

4. Lo único que puedes cambiar son tus pensamientos y acciones.

La mayor parte de la decepción en la vida y en los negocios surge de la búsqueda de dos cosas concretas:
  • Intentar cambiar a la gente.
  • Intentar cambiar el curso de los acontecimientos externos.
Jamás podrás controlar nada de ésto, pero sí que podrás controlar cómo piensas, lo que dices y las acciones que vas a tomar para que ocurra.

5. Nunca sabes lo que piensan los demás.

Debes saber que todo el mundo tiene 3 caras. La primera es la que presentan para el mundo en general, la segunda la que comparten con amigos y familiares y la tercera es tal y como se muestra la persona, y ésta última es la más desconocida, ya que rara vez se llega a conocer esa cara de alguien.

6. Vives según tus expectativas (arriba o abajo).

Cuenta Geoffrey que una vez conoció a una persona metida en las drogas, alcohólica, con sobrepeso y recién salida de la cárcel. En su hombro tenía un tatuaje que esta persona se hizo con 16 años. El tatuaje decía "Born Loser", que traducido sería "Nacido para perder". Es evidente que esa persona cumplió con sus expectativas.

7. Los buenos viejos tiempos no eran tan buenos.

Muchas personas desearían haber nacido en una época algo más simple o menos compleja, así como en 1950 o en la Edad Media. lo cual es una tontería, ya que probablemente vivamos en el mejor momento de la historia donde cualquier persona puede alcanzar sus metas siempre y cuando esté dispuesto a luchar por ello.

8. Las ideas, por sí solas no sirven de nada.

Hay millones de ideas de negocio dando vueltas por ahí, que de aplicarse podrían hacer a estas personas millonarias. Pero las ideas no valen nada. Lo único que cuenta es la capacidad de ejecutar esa idea y convertirla en algo real.

9. Nadie tiene el monopolio de la verdad.

Políticos, sacerdotes, profetas y expertos en algún campo o materia, afirman que ellos (y sólo ellos) saben la verdad y están en lo cierto. Si bien pueden creer realmente que es así, lo cierto es que son seres humanos, y por tanto "su verdad" es un producto de una mente humana falible e incompleta.

Te puede interesar:






Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


1 comentario

  1. Qué buena recopilación de verdades, sobre todo la de no discutir las creencias. Partamos del hecho de que si los musulmanes hubieran nacido en España, serían católicos y viceversa.

    ResponderEliminar

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo