El 69% de los empresarios estadounidenses comienzan su negocio desde casa, según estudio.

jueves, 27 de junio de 2013



Cuando los empresarios estadounidenses se deciden a comenzar un negocio, a pesar de lo que se piense, éstos no comienzan con una lujosa oficina en el distrito financiero de Nueva York. El 69% suelen comenzar su negocio desde casa según el último informe de Global Entrepreneurship. Según este estudio, se han entrevistado a más de 6.000 empresarios de EE.UU, de los cuales, la mayoría estaban iniciando el negocio, otros ya llevaban 3 años trabajando desde casa, y otros ya dieron el salto a alquilar una oficina o instalarse en una nave comercial.

El modelo de empresario a seguir por muchos es el de Richard Branson, cuya empresa nació en su propia casa y años más tarde, con más de 200 empresas creadas, sigue diciendo que él no necesita una oficina, y que dirige sus empresas desde cualquier lugar del mundo únicamente con su portátil.

(Leer: 8 Consejos para iniciar un negocio desde casa)

La mayoría de los nuevos empresarios no buscan inversores externos ni capital riesgo, ya que aseguran se sentirían presionados para alcanzar resultados. Comenzando de esta forma, la inversión es mínima y con dedicación y perseverancia se alcanzan los resultados.

El 23% cuenta con un familiar no remunerado (al menos no en nómina) temporalmente hasta que arranque el negocio. El 21% cuenta con uno o varios familiares en nómina. El 37% espera contratar más de 5 personas en los próximos 5 años.

Claro que nace el llamado nuevo emprendedor inteligente de Estados Unidos, que es aquel que aprovecha los nuevos servicios que ofrece la nueva era tecnológica y las nuevas empresas que nacen para ayudarnos a externalizar servicios del negocio, tales como nóminas, impuestos u obligaciones legales, así como una asistente virtual para momentos puntuales.

Cuales son las ventajas de comenzar el negocio desde casa.

Muchos de estos emprendedores cuentan que la principal ventaja es la independencia y los bajos costos iniciales, ya que se pueden hacer las cosas más despacio sin las preocupaciones de no saber cómo vamos a hacer frente a los pagos derivados de una oficina.

Una vez el negocio vaya creciendo, es cuando ya podemos plantearnos invertir en el negocio o buscar inversores, entre otras cosas porque ya tenemos un negocio funcionando y eso lo tienen muy en cuenta los inversores a la hora de negociar las condiciones de la inversión.

Existen empresas que alquilan oficinas por días o por horas en caso de que debamos recibir un cliente importante o reunirnos con nuestros colaboradores freelance o autónomos.

La gran ventaja es que hoy día parte de la venta o al menos, una forma de dar a conocer nuestro producto o servicio, es que lo podemos hacer desde internet y nadie sabe si nuestra empresa está alojada en el salón de nuestra casa o en un edificio de oficinas.

Como ya explicamos en nuestro artículo: "diferencias entre empresarios hispanos y estadounidenses", al hispano aún le cuesta sentirse empresario si no tiene una empresa con despacho y secretaria.

Los tiempos han cambiado, las reglas del juego han cambiado y ahora el endeudamiento inicial hay que medirlo al milímetro. No todos las empresas se pueden comenzar en nuestra propia casa, pero si una idea se puede comenzar en nuestro propio hogar, ¿por qué no empezar desde ahí?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
¿Buscas algo en concreto?
Loading

Recibe Nuestros artículos en tu correo(Introduce tu e-mail):




Editores de este blog


Victoria Bernal

Empresaria del sector textil. Amante de la moda y las finanzas

+ Visto última semana