.......... ........ ......... ....... .......

Richard Branson: 6 lecciones de negocios del éxito deportivo.

23 de julio de 2013



No hay muchas diferencias entre el éxito deportivo y el éxito empresarial. Richard Branson comparte con nosotros algunas lecciones del deporte que podemos aplicar en los negocios, y con permiso del señor Branson, voy a tener la osadía de personalizar y ampliar algunas esas lecciones. En principio disciplina, perseverancia y esfuerzo es lo que vamos a necesitar tanto en el deporte como en los negocios, así como en nuestra carrera profesional.

1. El trabajo en equipo.

Tanto en la empresa como en el deporte lo más importante es trabajar en equipo. Observemos un equipo de fútbol en el cual cada uno conoce perfectamente su función. A pesar de que tenemos estrellas dentro del fútbol, éstas no ganarían partidos si no fuera gracias al apoyo del resto del equipo.

Linkedin | Richard Branson
En el deporte, así como en la empresa, cada cual debe apoyar al resto, tener muy clara su función y luchar por un objetivo común. Sólo se logra el éxito trabajando en equipo y rodeados de un buen equipo. La Selección Española de fútbol ha dado una gran lección, y es que mientras en nuestra liga solemos contratar grandes estrellas del fútbol, lo cierto es que nuestra selección ha ganado sin ninguna de esas estrellas por el simple hecho de hacer un buen trabajo de equipo.

(Leer: 9 consejos de Richard Branson para emprendedores)

2. Rodéate de personas que complementen tus carencias.

Tanto a la hora de elegir un socio para tu negocio como a la hora de contratar nuevos trabajadores, no busques alguien que sea igual de bueno que tú en lo tuyo y que piense de la misma forma. Busca alguien que complemente muchas de tus carencias y las del equipo. Imagina un equipo de fútbol que sólo tenga delanteros, o que sólo tenga defensas, o peor aún, que no tenga portero. Debemos cubrir cada puesto con la persona idónea y diversificar sus conocimientos y actitudes. Eso es un equipo.

3. La figura del mentor.

La figura del mentor no es algo que se le de mucha importancia en las empresas españolas. En cambio, en el deporte sí cobra más sentido esta figura, bien sea a través de un entrenador, o como en el caso de Rafa Nadal, su propio tío ha sido su Coach para el éxito. Branson reconoce que ha tenido algunos mentores que le han ayudado bastante en los negocios, del mismo modo que él ha sido mentor de otras personas. En Estados Unidos se suele decir: "No elijas una empresa, elige un jefe", y lo cierto es que según el jefe que tengas, saldrás más quemado o más preparado de una empresa.

4. Más allá del éxito o el fracaso (ganar o perder) hay que tener propósitos definidos.

Cuenta Branson que Andy Murray y Novak Djokovic tienen un propósito más allá del deporte. Tras perder la final de Wimbledon, Djokovic, en lugar de ponerse de mal humor, se dedicó a recaudar fondos en una gala de Londres para ayudar a los niños desfavorecidos. Mientras tanto, Murray donó sus ganancias del campeonato para apoyar a las asociaciones de lucha contra el cáncer.

Sin importar en qué etapa del negocio te encuentres, siempre debes pensar cómo puedes generar un impacto positivo en la vida de las personas. Eso no sólo te hará grande como empresario, sino que te hará mejor persona, y por ende, un tipo más grande en los negocios.

5. Cuando pierdes....

Cuando en el deporte se pierde, no hay excusa que valga. Tu contrincante ha sido mejor. Cuando pierdes en los negocios, tampoco hay duda. Tu competencia ha sido mejor o tú no has sido todo lo bueno que deberías. Las excusas para no afrontar una pérdida es lo que merma tu capacidad de aprender de los errores.

6. Hay momentos decisivos.

En el deporte puedes ser el mejor y haber trabajado mucho esforzándote y enfocándote en una sóla meta: ganar, pero pasas el examen el día de la competición, y ese día, por diferentes motivos o errores, puedes fallar y perder.

 En los negocios también tenemos momentos decisivos. Una reunión muy importante, una negociación, afrontar la pérdida de nuestro principal cliente o tener que tomar una decisión difícil de inmediato. Puedes acertar o fallar, y eso marcará el resultado inmediato. En caso de fallar, no hay que venirse abajo, ya que en los negocios, al igual que el deporte, siempre hay nuevas competiciones, nuevas oportunidades para demostrar tu valía. "No hay nada malo en perder. Lo malo es acostumbrarse"

7. Evitar a toda costa el exceso de confianza.

En un hilo similar publicamos 6 lecciones del deporte aplicables a los negocios, donde básicamente todas estaban unidas a la confianza a través de algunos vídeos que muestran cómo algunos incluso cuando lo tienen todo ganado cometen un error auto-destructivo proveniente del exceso de confianza.

Más para emprendedores:







Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo