.......... ........ ......... ....... .......

9 preguntas que te dirán si puedes llegar a ser un sociópata.

20 de julio de 2013



Un nuevo libro llamado "Confessions of a Sociopath" (Confesiones de un sociópata), escrito por un autor anónimo que usa el seudónimo de ME Thomas, describe lo que se siente al ser un sociópata - alguien que carece de la capacidad de sentir o simpatizar con los demás, al menos internamente, pues su fachada indicaría todo lo contrario.

Ya explicamos en un anterior artículo en el que dábamos algunas señales de la psicopatía, que hay una linea muy fina entre una persona de éxito en su carrera y un psicópata, ya que muchas de las cualidades que se le piden a un líder o que son necesarias para alcanzar el éxito, son precisamente características que en psicología se asocian a la sociopatía o psicopatía.


En las últimas 2 décadas se le ha cambiado el nombre a este "trastorno mental". Lo que psicológicamente se denominaba un psicópata, ahora es un sociópata o una persona que padece de un "trastorno de personalidad antisocial". Pero no nos equivoquemos, ya que el perfil real de un psicópata es exactamente el mismo que nos ha mostrado Hollywood en el cine: Sharon Stone en Instinto Básico y Anthony Hopkins en el Silencio de los Corderos, donde ambos personajes tenían una buena posición socio-económica, admirados en su profesión y bien aceptados en las reuniones sociales.

Cualquiera puede desarrollar sociopatía, pues básicamente es un deseo de venganza interno cuya principal motivación es aprovecharse de las personas más débiles. Los sociópatas suelen ser fríos, calculadores y a su vez vistos por los demás como adorables, inteligentes, audaces y muy sexys y encantadores. Y a pesar de lo que la psicología pensara hace tiempo, hoy día se sabe perfectamente que la psicopatía no es hereditaria. El sociópata no nace. Se hace debido a las circunstancias que atraviesa a lo largo de su vida.

(Paul Babiak: ¿Crees que tu jefe es un psicópata?, científicamente podrías estar en lo cierto.)

Una mujer puede convertirse en una sociópata si tiene la sensación de que sus 3 últimas parejas sólo la querían para aprovecharse de ella, del mismo modo que si un trabajador ha tragado basura durante mucho tiempo en una empresa, puede desarrollar un instinto de supervivencia que le coloque en su objetivo la venganza calmada y calculada.

Un psicópata puede ser ese empresario que se lucra económicamente, aún siendo consciente de que está causando un daño a la sociedad y parece no importarle.

Sin ir más lejos, ME Thomas, autor de este libro, reconoce en él que es un profesor de derecho, casado y con hijos con una carrera de mucho éxito  El único problema con el que convive es que reconoce que es un sociópata, describiéndose a sí mismo y al 4% de la población como personas que gracias a su inteligencia y brillantez, son capaces de subir la escalera corporativa mucho más rápido que el resto.

A través de estas 9 preguntas puedes descubrir, según ME Thomas, si eres un sociópata o si con el tiempo y las circunstancias adecuadas podrías llegar a serlo.

1. ¿Eres encantador e inteligente superficialmente?

Para los sociópatas, la respuesta es un sí rotundo sin lugar a ningún tipo de dudas, ya que están por encima del resto.

2. ¿Tienes delirios u otros signos de pensamiento irracional?

Un sociópata tiene muy claro que no, ya que son totalmente racionales. ¿Quién no ha pensado irracionalmente en algún momento dado?

3. ¿Eres demasiado nervioso o te sientes ansioso en algún momento?

Los sociópatas rara vez sienten ansiedad o se ponen nerviosos. Suelen ser muy pacientes. De hecho, algunos de los grandes sociópatas de la historia, han planeado detalladamente su venganza durante 5 ó 10 años. Tampoco tienen miedo ni de los riesgos o consecuencias, y eso les libra de nervios y ansiedad.

4. ¿Eres una persona muy segura de tí mismo?

Evidentemente, un buen sociópata no tiene ninguna duda ante esta pregunta.

5. ¿Sueles mentir para salirte con la tuya?

Uno de las grandes cualidades de un sociópata es su capacidad para mentir si puede salir beneficiado de ello. De hecho, muchos aparentan ser lo que realmente no son durante décadas.

6. ¿Sientes remordimientos o culpa cuando haces algo que no es lo correcto?

Culpabilidad y remordimientos son dos cosas que jamás sentirá un sociópata. Primero porque no se equivoca jamás y segundo porque seguro que la culpa no es suya, y si es suya, que se jodan los demás.

7. ¿Eres antisocial?

Aunque de cara a los demás sean los reyes de la fiesta y las reuniones sociales, realmente no se sienten cómodos rodeados de gente.

8. ¿Eres egocéntrico e incapaz de amar?

Para los sociópatas todo gira alrededor de su ombligo. Harían todo lo necesario dentro de su frialdad para mantener una relación con otra persona que le produzca placer, y en cuanto ya no le produzca placer, no tendrían problema de deshacerse de ella. En ocasiones no sienten amor ni por sus propios familiares. De hecho, muchos de ellos hace tiempo que tienen muy poca comunicación con su familia o viejos amigos.

9. ¿Sueles reaccionar emocionalmente?

Los sociópatas no sienten de la misma forma que nosotros sentimos ni reaccionan de las mismas formas. Un sociópata es mucho peor que una persona impulsiva. Ejemplo: Si a una persona impulsiva le das una patada, automáticamente se levanta para darte una paliza. Si le damos una patada a un psicópata, su pensamiento racional, inteligente, frío y calculador, nos dejaría irnos sin hacer nada, pero ya estamos en su objetivo y es cuestión de días, semanas o meses (él no tiene prisa) que sepamos de él y el castigo sería mucho mayor que el de la persona impulsiva.


ME Thomas asegura que rara vez un sociópata reconoce que tiene un problema, pues sus mentes piensan todo lo contrario, y es que están por encima de los demás. Y lo cierto es que suelen ser mucho más inteligentes que el resto de personas, además de disponer de las habilidades y cualidades necesarias para convertirse en empresarios de éxito, así como ganarse puestos de mando en las empresas de una forma que otras muchas personas no pueden hacer.

Además advierte, al igual que el estudio de Paul Babiak, que la mayoría de ellos no están en la cárcel, sino en puestos clave tanto en empleos públicos como privados. Pero a pesar de su encanto, ten siempre presente que ellos jamás serán tus amigos, aunque superficialmente intenten demostrártelo.

Y ahora bien, ¿cuántos de nuestros lectores a través de las preguntas se han sentido identificados en algún que otro punto?. ¿Algún potencial sociópata por aquí? :-)

Síguenos en Google+ | +Negocios1000 






Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


1 comentario

  1. Os lo explico,si alguien os da una bofetada diaria durante 3 años y cada una tiene 10 newton fuerza ,son 1100 bofetadas....luego te hartas porque en 30 años ya sumarian 11.000 bofetadas,y le devuelves una sola bofetada,de 11.000 newton,(365x3x10)....y le arrancas la cabeza,porque nunguna cara aguanta esa energia,pero luego los crueles somos nosotros,y es la misma energia,es lo justo.

    ResponderEliminar

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo