.......... ........ ......... ....... .......

El éxito en los negocios según el tipo de optimismo.

2 de septiembre de 2013



Leía esta semana el estudio de Sophia Chou, una investigadora de psicología  de la Universidad Nacional de Taiwan, en el cual se decía que las personas de éxito eran lo que ella denomina optimistas realistas.

 Y lo cierto es que incluso antes de aparecer este estudio, muchos de nosotros ya teníamos definidos los tipos de optimismo que existen y el por qué algunos te conducen al éxito y otros al fracaso.


¿Qué tipos de optimismo tenemos?
Imagen: Tumblr

Pesimistas: Este sería el tipo de optimismo negativo. Las personas pesimistas rara vez consiguen alcanzar sus objetivos. De hecho, muchos de ellos ni siquiera tienen objetivos o metas, ya que tienden a verlo todo como imposible.

El pesimista sólo ve obstáculos en su camino, y no piensa en la recompensa que que se esconde tras superar esos obstáculos.

El optimista idealista: Esta persona es demasiado optimista hasta el punto de perder de vista la realidad. Para ella todo es posible en grandes cantidades. Es una persona que suele tener lo que se llama "muchos castillos en el aire". Sueña con ser presidente de un país o ser un gran astronauta a pesar de suspender ciencias y marearse incluso en un autobús. Esta persona no tiene miedo. Y quizás eso debería ser algo bueno, aunque en realidad, no tiene miedo porque no es consciente de los peligros. El optimista idealista suele perder mucho tiempo en una idea que no tiene sentido y con el tiempo se derrumba su mundo imaginario.

El optimista realista: Esta persona tiene lo mejor de ambos mundos. Es optimista porque cree que es capaz de todo, pero tiene los obstáculos tan claros como el pesimista, con la diferencia de que para él son obstáculos que con esfuerzo y constancia se suelen superar. Digamos que es una persona que cambia la palabra imposible por improbable, pero él se encargará de hacerlo probable o al menos luchará por conseguirlo.

Tanto si hablamos de emprender como de invertir, esta persona suele tener más probabilidad de tener éxito. Para un emprendedor, sería clave tener ese optimismo realista.

Aplicación de los tipos de optimismo al emprendimiento con algunas frases de ejemplo que suelo escuchar a la gente en el día a día.

Es muy fácil distinguir al pesimista del optimista idealista y optimista realista.

Pesimista.

"Es que ahora con la crisis no funciona nada..... Los empresarios millonarios tuvieron mucha suerte..... sólo nos muestran los casos de éxito, pero no nos dicen los que han fracaso... etc..

Optimista idealista.

"Tengo un producto con el que voy a facturar 2 millones de euros en menos de 1 año..... no me preocupa ni Facebook ni Twitter ni Whatsapp, mi red social será mucho mejor y Facebook tendrá que cerrar cuando la lance...."

Optimista realista.

"La situación no es fácil pero es mejor intentarlo que no hacer nada.... No hay trabajo, ni se espera que se vaya a generar trabajo en el corto plazo, así que cuanto antes comience a buscarme la vida mucho mejor, porque como tenga que esperar que los políticos solucionen ésto...."

Las diferencias están muy claras, pero quizás lo que distingue al optimista realista con diferencia del resto, es que siempre tiene un plan A, un plan B y un plan C. Si falla en en esas letras tiene hasta la Z, y después siempre puede volver a empezar.

De interés para tí:







Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo