.......... ........ ......... ....... .......

Técnicas para ser un buen orador (comunicador) en empresa, presentación o ventas. Técnicas de los oradores TED.

1 de octubre de 2013



Pocas personas dan la debida importancia al "arte" del orador, pero es a través de nuestras dotes de comunicación como motivamos, persuadimos e inspiramos a otros, y por ende, aprender ciertas técnicas de los oradores expertos te proporciona una ayuda extra para el éxito como empresario, así como hacemos a una persona mejor vendedor y podemos realizar una buena presentación de cualquier cosa, independientemente de si nos dirigimos a un público de 1.000 personas o sólo a una persona.

Los mejores oradores del mundo se dividen en dos grupos:
  • 1. Políticos: los cuales son tan buenos que pasan a ser cuenta-cuentos.
  • 2. Los oradores de TED.
Nosotros nos vamos a centrar en el segundo grupo, ayudados de Carmine Gallo, probablemente uno de los oradores con más experiencia, y el cual, además ha escrito un libro titulado "Los 9 secretos del discurso público", el cual se basa en los mejores comunicadores que han pasado por TED.com, charlas que han recibido más de 1.000 millones de visitas en internet en todo este tiempo.


1. El truco de las 3 historias.

Cuando nos dirigimos a un amplio público, debemos intentar conectar con todo el mundo y hacer que nadie pierda nuestra atención. Algunos oradores aprovechan sus 10 ó 20 minutos en TED para conectar con el público mediante 3 historias. Debemos asegurarnos de conectar con el público en la primera historia, por lo que puedes hablar de tu abuela. Todo el mundo tiene o tuvo una abuela, y si no es así, probablemente le hubiera gustado tenerla, por lo que es sencillo crear un lazo emocional a través de esa historia. La historia gancho en el discurso de Steve Jobs, fue la de sus padres.

Tienes que asegurarte de que tu público confíe en tí cuanto antes, y es por eso que si comienzas con temas demasiado desconectados, complejos o que llegan sólo a un pequeño porcentaje de los oyentes, vas perdiendo conexión, pues es más complicado que la gente pueda participar mentalmente.

2. Comunicación en la empresa.

Hablando de Steve Jobs, en el caso de este legendario empresario, Carmine lo tiene claro. Fue la visión. "Voy a poner un ordenador en las manos de la gente común, aunque no sepan lo que es". Cuenta una historia sobre Steve Jobs que durante una fiesta sólo habló con niños, y cuando algunos asistentes, sorprendidos por aquello, le preguntaron por qué había estado todo el día hablando con los niños, él les respondió: "Las personas mayores, cuando ven nuestra computadora, suelen preguntarme ¿qué es eso?. Los niños, en cambio, me preguntan ¿y qué puedo hacer con eso?".

En el caso de Jobs, el secreto de su éxito como comunicador para contagiar al resto de personas esa visión, fue el demostrar pasión, energía y seguridad. Sobre todo, si te comunicas con pasión, contagiarás pasión. Si te comunicas con incertidumbre, eso contagiarás.

De hecho, lo que diferencia las presentaciones de Jobs a las actuales en Apple, es que ahora Apple presenta Teléfonos y aparatos electrónicos. Con Steve Jobs, se presentaba "lo que cambiaría la comunicación digital, lo que cambiaría la forma de almacenar música y lo que cambiaría el futuro" (Leer: El caso Apple: Desde que Steve Jobs no está, un iPhone es sólo un teléfono). Cambia el mensaje y contagiarás a tu público.

3. ¿Y si eres introvertido o tímido?

Esto que en principio te puede parecer un problema, incluso podría ser una ventaja. Numerosos estudios asocian las personas introvertidas con el éxito, e incluso si echas un vistazo, la timidez está presente en grandes empresarios, como son Amancio Ortega, Jeff Bezos e incluso Warren Buffett, el cual reconoció que asistió a cursos para perder el miedo a hablar en público y hacer mejores presentaciones. 

De hecho, las personas de éxito se distinguen por hablar menos y actuar más, aunque es cierto que debemos aprender a conectar con las personas.

Una persona tímida jamás superará la timidez en una charla grupal, y sólo podrá aprender técnicas para ocultar esa timidez. Mientras que en una charla con un número de personas más reducidas, una de las técnicas es buscar la forma de hacer que los oyentes participen más, y de esa forma, serán ellos los que hablen más.


Podríamos resumir las técnicas de un buen orador en 3 consejos.

1. Se adhieren a la regla de tres: Y esto tiene una explicación supuestamente científica, y es que nuestro cerebro, a lo largo de una charla sólo puede consumir cómodamente alrededor de 3 ó 4 puntos en la memoria de corto plazo. Si atosigamos a nuestros oyentes con 20 puntos diferentes se acabarán perdiendo. El 3 es el número favorito de los oradores: 3 ventajas, 3 inconvenientes, etc... nadie dice: "os voy a contar la historia de mis 55 mejores amigos".

2. Comparte entusiasmo y pasión por la idea que estás explicando: Recuerda que inconscientemente estás transmitiendo todo, y tus oyentes, inconscientemente también, lo están recibiendo todo, incluso aquello de lo que no eres consciente. Pero sobre todo, la pasión y entusiasmo es lo que genera una conexión y vínculo con el oyente.

3. Hacer la charla amena e incluso divertida: A no ser que estés hablando de los problemas del tercer mundo o de algo grave, el humor en su justa medida no hace mal a nadie. Las personas recuerdan experiencias y estados de ánimo. Intenta que recuerden esa charla como una grata experiencia.

Y no menos importante, hablamos en otro artículo sobre las técnicas de lenguaje corporal, así como 10 de las palabras que debes borrar de tu vocabulario en una comunicación.






Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo