.......... ........ ......... ....... .......

8 consejos para ser un inversor bajista rico y feliz. Por Jim Chanos.

17 de noviembre de 2013



Como muchos ya sabéis, en la inversión en bolsa se puede ganar mucho dinero tanto si una empresa sube como si baja. El motivo por el que hay muchas personas especializadas en posiciones cortas (bajistas) es que las inversiones bajistas pueden ser mucho más rentables que las inversiones alcistas (sobre todo por ser un movimiento más rápido), si has visto o estudiado algo que te haga pensar que una empresa se va a pique.

El problema que a veces surge es que podemos saber que algo se va a hundir porque no es viable o sostenible, pero no sabemos a ciencia cierta cuándo exactamente. Es por eso que hay un dicho en la inversión que dice: "El mercado puede estar equivocado más tiempo del que puede aguantar tu bolsillo".



Pero Jim Chanos, un experto en las ventas al descubierto (posiciones bajistas), y actualmente con una inversión bajista en China, nos da unos sabios consejos para todo aquel inversor que quiera ganar dinero con la inversión en corto.

Así como el multimillonario George Soros ganó 1.000 millones de dólares con una posición bajista que obligó al banco de Inglaterra a devaluar la moneda, Chanos se hizo de oro apostando en contra de la multinacional Enron. Pero para ser un buen inversor en corto, hay que seguir unas directrices. Estos son los consejos de Jim Chanos para los inversores bajistas:

1. La investigación primaria es fundamental.

Chanos cree que los inversores deben comenzar por mirar las presentaciones más recientes de la empresa en primer lugar y después analizar al revés.

"Lee las declaraciones en la presentación que se suele olvidar y que están llenas de gran información. Haciendo eso y pasar una o dos noches con los documentos, te pueden dar una visión muy completa sobre el futuro de la compañía. Sobre todo debes analizar desde un punto de vista imparcial."

Y lo cierto es que muchos inversores tienen más deseo de que algo caiga que argumentos fundamentados en el por qué debería caer una compañía.

2. No hay nada como partir de los documentos de origen.

Chanos dice que lo más importante para tener éxito en esta industria es saber "que no hay nada mejor que partir con los documentos de origen".

"Siempre enseño a mis estudiantes y analistas a comenzar primero con los documentos de la SEC (CNMV en España), y luego ir a los comunicados de prensa, los informes de ganancias y otras investigaciones en las que cada uno tiene su forma de llegar".

Aprovecho para recordar que la cuenta de Twitter con los Hechos Relevantes de la CNMV es @CNMV_HR.

3. Evita reunirte con la dirección de la empresa.

Quizás este consejo esté más enfocado a los los gestores de fondos que tratan cara a cara con los presidentes de las cotizadas, ya que el inversor promedio no suele tener acceso a la parte alta del organigrama empresarial de una cotizada.

"Nunca nos reunimos con la dirección. Por defecto no confiamos en la empresa. Si queremos información, la podemos conseguir sin necesidad de reunirnos con la directiva."

Es decir, si un bajista se hubiera reunido con el presidente de Pescanova, éste le podría haber convencido de que las cuentas de Pescanova iban bien, y haberle persuadido de abrir cortos en la empresa, y por tanto, podría haber dejado de ganar dinero con la caída de la compañía.

4. Los inversores bajistas son más eficaces que los reguladores para descubrir el fraude.

Chanos considera que los inversores en corto son detectives financieros a tiempo real, ya que además, tienen un incentivo económico por descubrir el fraude, y eso les convierte en más eficaces que los propios reguladores de la SEC y encargados de auditar cuentas.

5. La inversión puede ser muy rentable, pero temporalmente puede ir muy mal.

Cuenta Chanos una breve historia sobre la primera apuesta bajista que recomendó sobre la compañía Baldwin United, debido a que vio claramente cómo el modelo de negocio de la compañía no era rentable y además, tenía unos altos niveles de apalancamiento, además de otros muchos problemas.

Pero la acción duplicó su precio en poco tiempo al recibir recomendaciones de compra, pasando de $24 a $50. En lugar de deshacer la posición, lo que hizo fue aumentar su exposición y reafirmarse en su postura bajista. Cuando Chanos fue a visitar a sus padres en Navidad, recibió una llamada con su regalo de los reyes: Baldwin United se declaraba en bancarrota.

Eso le hizo ganar mucho dinero a Chanos, y por supuesto limpió el capital de todos aquellos inversores que invirtieron en una empresa por el simple hecho de que los analistas la recomendaban en aquel entonces.

6. Trata de centrarte en las empresas en las que algo va muy mal.

"Nunca tratamos de quedarnos cortos en la valoración de la empresa, aunque en algún precio, incluso los razonablemente buenos negocios, también son blancos de una posición bajista debido a las limitaciones de crecimiento del negocio de la empresa. Nos centramos en empresas en las que algo va mal o muy mal."

De hecho, Chanos pone como ejemplo a Kodak, una empresa que ha estado mucho tiempo intentando ocultar a través de su política interna y contabilidad su situación real.

7. Hay mucha diferencia entre inversor de valor e inversor en corto.

Podríamos decir que los inversores especializados en posiciones cortas suelen tener las mismas habilidades que los inversores en valor (Value Investing), ya que realmente ambos intentan estudiar la empresa para detectar algo que no ha visto el mercado. En el caso del Value Investing, detectar valor oculto y fortalezas de la compañía que no ha visto el mercado.

En el caso de las posiciones cortas, se busca el cáncer que corroe la compañía y que aún no ha sido diagnosticado por el mercado. La mayor diferencia, según Chanos, es el factor psicológico que entraría dentro del ámbito de las finanzas del comportamiento.

8. Tienes que resistir que todo el mundo te diga que estás equivocado todo el tiempo.

Toda la fuerza psicológica de un buen vendedor en corto radica en su capacidad y habilidad para resistir que el resto de personas, inversores, analistas y conjunto del mercado, no deje de repetir cada día que tu posición ante esa empresa está completamente equivocada, y además, que veas cómo efectivamente la empresa cotiza en la dirección inversa a tu apuesta.

Se necesita mucha confianza en uno mismo para soportar eso. Como ejemplo más reciente tenemos la posición corta de Bill Ackman contra Herbalife, una posición que Ackman sigue defendiendo a pesar de que Herbalife se ha disparado en bolsa.

Si finalmente las autoridades demostraran la teoría de Ackman (Herbalife es piramidal en lugar de multinivel), podríamos decir que el inversor activista habría hecho un buen trabajo. Si finalmente Ackman demuestra no estar en lo cierto y se ve obligado a cerrar su posición con pérdidas habrá hecho uno de los mayores ridículos de la historia en inversión bajista.

Fuentes: The Globe and Mail  |  Business Insider  Adaptación y modificación: Negocios1000.com







Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo