.......... ........ ......... ....... .......

6 errores que debes dejar de cometer en la búsqueda de empleo desesperada.

18 de diciembre de 2013



 Es muy probable que si estás buscando trabajo, estés cometiendo algunos de estos errores que vamos a enumerar a continuación, quizás más asociados a la desesperación por encontrar ese trabajo que tarda en llegar.

1. Seguir numerosos consejos de numerosas personas.

La cantidad de información que podemos encontrar en la red es abrumadora, y en ocasiones muchos consejos se contradicen entre sí, mientras que otros generan conflictos entre los propios profesionales de selección, así como algunos los considero muy perjudiciales de cara a tu profesionalidad y probabilidad de superar la entrevista de trabajo.

Parte siempre de la base de que no existen consejos universales en la búsqueda de empleo, ya que dependerá de tu situación personal, de la empresa que se trate y de la persona que te entreviste. No obstante, recuerda que sí hay 5 motivos por los que es  probable que acaben contratándote.

2. Tratar de leer cada acción del entrevistador.

Muy unido al punto anterior, está muy bien el hecho de que pongamos atención al lenguaje corporal y que analicemos en qué estamos fallando, pero la desesperación por encontrar trabajo provoca que algunos lleguen a estar más pendientes de las señales del entrevistador que de las señales que emiten, buscando esas pequeñas pistas sobre sus posibilidades en el lenguaje del entrevistador. "Cuando se retrepó...¿sería que lo estaba aburriendo? - Me dijo que le había gustado conocerme mientras se rascaba la nariz... ¿me estaría mintiendo? - ¿Cuando dijo que tenía que entrevistar a más personas me estaba dando largas?..."

Si intentas analizar en exceso toda esta información (y sobre todo en directo) puedes acabar volviéndote loco. Recuerda estos 9 errores en el lenguaje corporal.

3. Pensar que tienes el trabajo antes de tener el trabajo.

A veces los candidatos ven buenas señales en el resultado de la entrevista, mientras otras veces desean verlas. En cualquiera de los dos casos, no has conseguido nada hasta que firmes el contrato. Entiendo que muchas personas intentan aferrarse a esa esperanza que posteriormente conduce a una decepción aún mayor. El tener una mentalidad positiva incluye que tengas ilusiones, no que fabriques ilusiones.

4. Tomar el resultado como algo personal.

Probablemente la persona más apta para un puesto de trabajo determinado no suela acabar siendo contratada si ha habido 500 candidatos más. Muchos "buscadores de trabajo en activo" han recibido 276 veces la palabra NO, y suelen llegar a tomarlo como algo personal. Algunos crean verdaderas conspiraciones empresariales que rara vez existen. Otros profesionales con 15 años de experiencia se sienten insultados cuando son rechazados por un joven ejecutivo de 27 años. No te hace ningún bien esa actitud. Hoy día la búsqueda de trabajo es como un juego de azar, donde todo lo que podemos hacer es emplear las mejores técnicas posibles para aumentar el porcentaje de posibilidad hacia nuestro favor dentro del azar.

5. Lograr lo que buscabas.

Puede resultar extraño, pero uno de los mayores errores que puedes cometer en tu búsqueda de trabajo es conseguir el trabajo. Me explico. Hay personas tan ansiosas por lograr el trabajo que intentan pasar la evaluación del entrevistador a toda costa, pero olvidan evaluar si realmente le interesan las condiciones de ese trabajo. Dicho de otro modo: algunos comienzan a buscar trabajo y acaban aceptando limosna.

6. El resto de errores.

Hemos identificado numerosos errores relacionados con la "desesperación por el trabajo", donde algunos dan demasiada información sobre cosas banales con el fin de parecer más simpáticos y mostrarse más extrovertidos, que son dos características que hoy día se aprecian. Claro que no se dan cuenta de que están forzando la situación y pueden dar lugar a parecer demasiado charlatanes o nerviosos.

Siguen apareciendo cartas de presentación con mensajes del tipo: "estoy dispuesto a hacer cualquier cosa para trabajar en su empresa", así como rogando que se les de trabajo. Insistimos en que el llamamiento a la caridad, aunque puede romper el corazón a más de uno, no abre puertas laborales (al menos hoy día).

Claro que sigue cometiéndose el error de omitir la carta de presentación.

Y por último.... aunque sabemos que es muy difícil mantener la entereza ante las decenas de curriculum enviados a miles de empresas y los cientos de entrevistas fallidas, recuerda que la próxima entrevista a la que vayas, debes comportarte como si fuera la primera.

En el mundo comercial, una visita nueva no debe pagar ni notar el cansancio que te han producido otros clientes. Cada cliente es una nueva oportunidad. No olvides que cuando asistes a una entrevista de trabajo, no eres un aspirante a un puesto de trabajo. Eres un vendedor donde el producto eres tú mismo. Así que no ruegues ni pidas... ofrece y negocia.







Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo