.......... ........ ......... ....... .......

6 lecciones de vida que aprendí mientras hacía DayTrading con millones de dólares.

2 de diciembre de 2013



James Altucher es actualmente un escritor de éxito con 11 libros a sus espaldas y un emprendedor que ha iniciado más de 20 empresas, de las cuales, algunas ya las ha vendido mientras que otras las llevó a la quiebra. Durante muchos años, Altucher fue un Daytrader que llegó a mover  hasta 50 millones de dólares en una sola jornada bursátil.

Aunque en un principio pueda tener un aspecto cómico, no nos equivoquemos, ya que James Altucher es una persona a la que hay que admirar y seguir  como excelente profesional tanto en los negocios como en las lecciones de vida en general. He aquí el testimonio de su etapa de trader y todo lo que asegura que aprendió tanto de la inversión como de sí mismo y de la vida.

Fui un trader durante muchos años y aquello casi me mata. Ganaba dinero tanto por la comisión por beneficios de otras personas como por la inversión de mi propio dinero. Llegué a mover hasta 40 y 50 millones de dólares el día. Me dediqué a esta profesión desde 2001 a 2004.

Aprendí tanto del trading como sobre mí, descubriendo en lo que era bueno y en lo que era verdaderamente horrible, hasta rozar lo psicótico.

El daytrading es el mejor trabajo del mundo esos días que ganas dinero. Entonces tienes un oficio donde comienzas y 20 minutos más tarde ya puedes terminar con un gran beneficio pensando todo el día en la cantidad de dinero que has ganado.

Pero es el peor trabajo del mundo en un mal día, donde el corazón se acelera cuando has dedicado ese día a perder dinero. Me dediqué a ésto durante años porque estaba sin trabajo en todo lo demás.

1. No se puede predecir el futuro. Todos piensan que pueden, pero no pueden.

Esto no se aplica sólo al trading. Es aplicable para todo. Puedes estar casado durante 10 años y lo siguiente que sabes es que estás divorciado y no pudiste predecirlo el día que te casaste.

Puedes estar sano, comer verduras y hacer ejercicio, y un año después morir de cáncer.

Si quieres evitar dosis altas de estrés, deja de intentar predecir el futuro.

Claro que puedes tratar de aumentar las probabilidades a tu favor. Es decir, si no te dedicas a saltar desde los puentes, lo más probable es que dentro de 12 meses sigas vivo.

2. La esperanza no es una estrategia.

Si llegas al punto en el que sólo te queda esperanza en algo, es porque algo hiciste muy mal con anterioridad. La esperanza no es nada malo, pero si es lo único en lo que confías, mal asunto. Hay que diseñar estrategias en todo y acompañar la esperanza con actuaciones.

3. Tomar riesgos frente a la reducción del riesgo.

Algunas personas toman demasiados riesgos y van a la quiebra. Eso me pasó a mí. Otras veces la gente es demasiado tímida y no toman demasiados riesgos.

Cuando comencé con el daytrading estaba tan asustado de los riesgos que de haber tenido una pequeña ganancia, me hubiera gustado acabar con la sesión, pero entonces no sería un buen negocio. La clave está en tomar riesgos cada vez mayores si trabajas en formas cada vez mejores para hacer frente a esos riesgos.

(leer: 4 cosas que aprendí de estar en la ruina. Educación financiera)

Un ejemplo algo estúpido sería: "yo puedo arriesgarme a conducir sin carnet, siempre y cuando permanezca por debajo del límite de velocidad. Finalmente todo es estadística y probabilidad, por lo que si tienes un método de reducción de riesgos, es más fácil tomar decisiones sobre cualquier cosa. (Es lo que llamamos "riesgo controlado").

4. Evita el sesgo de compromiso.

En la inversión, en el trading o en la vida en general, si algo no está funcionando, incluso si tu corazón deseara que funcionara, tienes que aprender a decir NO y reducir tus pérdidas.

Si una relación comercial no está funcionando, no pongas más energía y tiempo en ella. Hay un sesgo (de otros muchos que hemos nombrado) llamado "sesgo de compromiso". Pensamos que ya que hemos puesto tiempo, energía y dinero en algo, debemos seguir peleando. Pero esto sólo es un sesgo mental al que hay que decir NO.

El hecho de que estés en un proyecto o relación de cualquier tipo hace 1 día, 1 mes ó 10 años, no significa que debas seguir si realmente sabes que no deberías seguir porque no marcha bien, independientemente del tiempo, energía y dinero invertido.

5. La salud física y mental.

Un día de trading saca lo mejor y lo peor de tí, así que debes cuidar de tí mismo.

Si no duermes lo suficiente, si no comes bien, si no haces ejercicio, no estás rodeándote de gente positiva y no estás agradecido por lo que tienes, perderás todo tu dinero e irás a la quiebra. Obviamente, esto se aplica para todo en la vida.

6. El Daytrading es un sueño que se acaba convirtiendo en una pesadilla.

El Daytrading es el sueño de toda persona, pues te puede hacer ganar mucho dinero, y puedes ganarlo desde cualquier lugar. Te puede dar libertad y felicidad.

No va a funcionar, pero la gente quiere creerlo. La mayoría piensan que tienen algo que les hace más listos y especiales que al resto, por lo que a ellos sí les funcionará. Ya hemos explicado quiénes ganan dinero con el trading.

De interés para tí:







Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


1 comentario

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo