.......... ........ ......... ....... .......

La economía no es una ciencia, sino política disfrazada.

8 de enero de 2014



Poco a poco las personas comienzan a perder el respeto o admiración hacia los economistas. Quizás muchos pensaban que la economía era una ciencia donde unos señores ajenos al color político eran capaces de predecir, presagiar o tomar decisiones basándose en sus cálculos, unos cálculos que actuarían como una ciencia donde si hago "A" tendré el resultado "C - B", y por tanto llegaré a "D" en un tiempo "E".

Pero lo cierto es que los economistas están condicionados a un sesgo político, donde según sus creencias políticas, así será su visión particular del mundo.

Imagen: Los tres pilares de la economía | KAP

Explicaba Cullen Roche, en el sitio web Pragmate Capitalism cómo cambiaría tu visión económica si tu profesor de economía hubiera sido Keynes. Cada "escuela" de economía tiene una ideología muy concreta y las líneas políticas están claramente trazadas. Es por eso que los economistas rara vez aprenden las leyes de la economía.

La economía está más cerca de parecerse a la religión que a una ciencia. Es más, en una de nuestras 10 citas de humor sobre economía y ecomistas, había una que daba en el clavo sobre lo que es la economía: "el único campo donde 2 personas pueden recibir un premio por decir 2 cosas totalmente opuestas". Por desgracia, eso es la economía.

Si la economía fuera como una ciencia se debería comenzar con hechos esterilizados , comenzando puramente con el funcionamiento del sistema a nivel operativo en lugar de ver cómo una determinada entidad política puede usar ciertas políticas para ajustarse a una visión particular del mundo.

¿Por qué los economistas no son capaces de predecir la crisis o prescribir los remedios adecuados para salir de una crisis?

Debido a que no están trabajando desde un hecho esterilizado, sino que lo hacen desde una posición política donde los remedios necesarios para salir de la crisis pueden chocar con la ideología política.

Es como si un médico tuviera un sesgo religioso, y niega una transfusión de sangre a un paciente por ir en contra de su creencia religiosa, siendo la transfusión la única forma de salvar al vida al paciente.

Por ejemplo: no fue la economía lo que aconsejaba no dejar caer a algunos bancos españoles. Fue la política, ya que recordemos que Estados Unidos dejó caer a Lehman Brothers y EE.UU ha experimentado un modelo de crecimiento constante con unas políticas económicas totalmente contrarias a las europeas.

¿Cómo saber si tienes delante a buen economista o a un fraude?

Usando el modelo científico. Es sencillo.

 A- Si cuando hablas con un economista no eres capaz de saber si vota a la izquierda o a la derecha, tienes un buen economista delante.

B- Si cuando hablas con un economista, eres capaz de acertar a qué partido político vota, estás frente a un fraude.

C- Si un economista insinúa que un presidente español ha mejorado o estropeado la economía mundial, estás frente a un idiota.

Me atrevería a decir que incluso en esos debates que podemos ver en televisión, rara vez aparecen economistas, aunque se presenten como tal. Más bien son tertulianos de la política que dan sus opiniones políticas disfrazadas como realidades económicas, donde al otro lado de la televisión se encuentra el espectador, que nunca según sus conocimientos económicos, sino más bien desde su propio sesgo político, estará más de acuerdo con el discurso de un "tertuliano político" concreto, también conocido como economista.

Una verdad universal:

"No seas tan tonto como para discutir por religión y política. Basta con saber que las creencias de la otra persona, así como probablemente las nuestras, son infundadas y para nada objetivas."






Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


3 comentarios

  1. Soy seguidor casi diario de esta pagina (unas de mis favoritas, y te felicito por ello), pero hoy al leer este post, por primera vez entro en desacuerdo con ustedes.

    Es la economia quien determina la politica y los politicos. Quienes tienen el dinero es quien controla el juego (y eso nadie lo niega), y finalmente deciden a que candidato apoyar y que directivas politicas este debe seguir (concoces algun politico que no responda a los intereses de los grandes?).

    Otra cosa: aqui en Estados Unidos si han protegido a los grandes bancos (Bank of America, Chase, Wells Fargo) a traves de inyecciones de capital por parte del gobierno (desde los tiempos de W. Bush).

    En mi opinion, creo que confundes el termino "economista" con el de "analista economico". Estos ultimos si considero que son un cancer, pues no son economistas sino empleaduchos de los politicos, quienes a la vez, son puestos por quienes manejan el dinero.

    Lenin dijo: "La politica es la expresion concentrada de la economia".

    ResponderEliminar
  2. Hola, Raul. La discrepancia es buena, sana y muy recomendable para el intercambio de opiniones. Con respecto a los economistas y políticos, con el paso del tiempo, los años y las experiencias me he sentido tan defraudado como con los científicos.


    Tengo una mentalidad 100% capitalista, pero mi capitalismo se fundamenta en que los ricos creen riqueza y puestos de trabajo, y no en "posesión de riqueza y creación de esclavismo económico", pues ese modelo económico no funciona en el medio plazo.


    De todas formas, la idea del artículo básicamente viene a decir que si eres economista, no puedes tener sesgo político, pues en el momento que tomas decisiones basándote en el sesgo político, dejas de ser economista.


    De hecho, si a un economista de derechas le preguntamos, dice que España está saliendo de la crisis. Si le preguntamos a uno de izquierdas, dice que vamos directos al caos.


    Ese tipo de cosas hace que la economía me parezca algo muy poco serio, con todos mis respetos hacia los pocos economistas "pura cepa" que debe haber en el mundo.


    Un saludo y gracias por tu comentario y opinión.

    ResponderEliminar
  3. Gracias a ti por este maravilloso blog. Y coincido contigo en un 110% en cuanto a la función que debe tener un capitalista en la sociedad. Pero la política y la economía no pueden existir una independeintemente de la otra. Cuando votas por un candidato no lo haces si es el mejor o peor, sino porque te conviene más a tu economía. A mí me sería difícil no votar por un candidato socialista... a menos que fuera mi amigo (Groucho Marx dijo: "Estos son mis principios, y si no les gusta... tengo otros"). Uno vota por conveniencia.


    Particularmente, creo que el modelo socialista (al menos el que el mundo ha experimentado hasta este momento) es completo desastre... y vengo de un país socialista, Cuba. La mayor desventaja que tiene el modelo socialista es que pone la política por encima de la economía. Es decir, que se pierde la principal función que es crear bienes materiales. Pero eso no ocurre solo en los países socialista.


    Yo vivo en Estados Unidos, y este país se está convirtiendo tan socialista como Cuba. Te pongo un ejemplo: aquí se ayuda a las madres solteras y el Welfare le da un dinero mensual por cada hijo.


    Ahora es un deporte que una chica de 23 años tenga 3 hijos. Los chicos mantienen a los padres en lugar de los padres mantener a los hijos. Pero esos chicos, sobre todos las niñas ven la posibilidad de vivir sin tener que trabajar... Los latinos comenzaron su emigración fuerte a USA a mediados de los 60 y, según Nielsen, se cree que para 2043 serán mayoría en este país. ¿Por qué? Pues para no trabajar y vivir mejor, se embarazan más y el gobierno le da más dinero. ¿Cómo se llama eso? Socialismo. ¿Y de dónde sale todo ese dinero? De los impuestos de quienes decidimos trabajar o tener negocios: producir. Y eso era lo que quería erradicar Romney... y por eso no salió presidente.


    Disculpa que me haya apartado un poco del tema, pero no es la economía el cáncer de la sociedad, sino la política. Y en cuanto a lo que me decías de los economistas, nunca vez a ndie de la familia Rockefeller, Dupont o la Rothschild (los verdaderos economistas) dando consejos de economía, ellos solo se ocupan de manejar políticos, y éstos de crear a los pseudoeconomistas que tanto odiamos. Un saludo y felicidades por este tu sensacional trabajo.

    ResponderEliminar

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo