.......... ........ ......... ....... .......

Lecciones que podemos extraer de "El Lobo de Wall Street".

17 de enero de 2014



Así como consideré que con la película de Steve Jobs habían conseguido hacer uno de los mayores bodrios cinematográficos, con la película que habla sobre la vida de Jordan Belfort, apodado como "El Lobo de Wall Street", han conseguido hacer una excelente obra, sobre todo una vez conocemos la vida del auténtico "Lobo".
La película tiene también su lado negativo, y es que el 50% del tiempo (por no decir el 80%), es una continua secuencia de excesos en todo tipo de vicio y locura. Primero sexo y drogas que son seguidas de más sexo y más drogas, pero es que, según algunas personas que conocieron al verdadero Lobo, esa era su vida, la cual, según dicen era muchísimo peor a lo que se muestra en la película. Es decir, Scorsese no se ha pasado para seguir su habitual y representativa línea, sino que se ha quedado corto en este caso.

Incluso podemos extraer, fuera del entretenimiento, algunas lecciones muy aplicables a carrera profesional de una persona. 
Captura: El Lobo de Wall Street.

Las habilidades en ventas lo son todo.

Para comenzar, el éxito de Jordan Belfort en Wall Street no tuvo nada que ver con sus habilidades de inversión, sino con su talento en ventas.

El Lobo era capaz de vender cualquier cosa a cualquier persona. Como hemos dicho en diferentes ocasiones, si dominas las ventas, lo dominas todo, ya que en cualquier profesión estás vendiendo: tu imagen, tu marca, tu empresa o tu producto, pero de una forma o de otra vendes.

Probablemente el lobo fuera el reflejo de su primer mentor, interpretado por Matthew McConaughey, el cual tenía un concepto muy particular sobre la consistencia del negocio de Wall Street: se trataba de coger el dinero de los clientes e introducirlo en tu bolsillos. El cliente no importa, lo que importa es su dinero y cuánto dinero va a meterte en tu bolsillo.

Para Wall Street, los clientes son idiotas.

Probablemente el discurso de Matthew McConaughey dé mucho que pensar a algunos inversores que entran en la rueda del casino de Wall Street, donde los clientes que pierden, generan dinero a la "casa", y los que ganan, solo lo hacen en pantalla, mientras que a través de las comisiones, la casa se lleva dinero real.

El mercado de las "acciones penique".

En esta parte, personalmente me he sentido como un idiota, ya que personalmente he comprado acciones penique, por lo que en alguna parte de Wall Street, alguien al que le he pagado 100€ de comisión por la compra de estas acciones, debe tenerme en una lista como uno de esos "gilipollas".

Lecciones de liderazgo.

El Lobo no solo era un estafador con talento en ventas, sino que era una persona con unas habilidades sorprendentes para el liderazgo. No eran sus fiestas cargadas de drogas y sexo, sino sus discursos lo que atraían a las masas.

Era un hijo de p... para el resto de la industria y los ilusos clientes, pero era un protector de su gente, cuya intención era realmente la de ayudar a la gente que creía y confiaba en él y sus proyectos.

Se dice que el verdadero Lobo mandó al carajo al FBI, prefiriendo comerse décadas en la cárcel antes que delatar a los suyos, aunque por algún motivo, finalmente accedió a colaborar.

Si vas a la guerra, llévate a la gente adecuada para esa guerra.

Los primeros hombres en el negocio de el Lobo, no eran "cerebritos" de Wall Street, sino personas tan descontentas con la vida que les tocó vivir, que ante la posibilidad y oportunidad de hacerse ricos, darían el 300 por ciento de su esfuerzo para conseguirlo. Un vendedor de Marihuana con talento en ventas y varios comerciales que trabajaban para empresas basura con salarios basura, fueron enseñados por el gran maestro en ventas para vender no solo la basura a los clientes basura, sino que lograron vender basura a clientes de élite.

Finalmente, El Lobo de Wall Street nos muestra la cara más dura pero real de Wall Street, donde los engaños y manipulación en la información y precios del mercado, así como todo tipo de chiringuitos financieros, están a la orden del día.

Son casi 3 horas de película en la que seguro no te vas a aburrir, pues si no quieres detenerte en la parte didáctica que podemos extraer, siempre puedes entretenerte con todo tipo de escenas de acción, sexo y más sexo (muy explícito) y algunos toques de humor.

Y esa fue la vida de Jordan Belfort, una vida llena de constante pasión y cumplimiento de sueños, y aunque muchos de esos sueños no fueran legítimos, los cumplió.

Trailer de "El Lobo DE Wall Street"









Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


1 comentario

  1. No exactamente. Las acciones penique suelen ser las del OTC Markets, un mercado no regulado en el que cotizan empresas que no reúnen los requisitos para cotizar en las bolsas tradicionales. Algunas son empresas que solo tienen 2 trabajadores y 0€ de ingresos mientras otras son empresas que hace años cotizaron en el Nasdaq y tras una quiebra o concurso de acreedores las enviaron ahí para agonizar hasta que mueran. Otras incluso no tienen actividad ni trabajadores, pero las mantienen cotizando por si alguien pica. Entraremos en detalle sobre este mercado más adelante. Saludos!!

    ResponderEliminar

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo