.......... ........ ......... ....... .......

Las 4 diferencias más notables entre cómo piensan los ricos y la clase media y pobre.

11 de febrero de 2014



Es evidente que los millonarios han alcanzado la riqueza porque han pensado de forma diferente a la clase media y pobre. Mucho se ha escrito sobre ello, desde los aspectos más místicos y espirituales hasta los razonamientos más lógicos. Nosotros vamos a analizar los que consideramos las 4 principales diferencias lógicas (y probablemente psicológicas) que separa la construcción de riqueza a la construcción de algo que no es la riqueza.

1. Hábitos con respecto al dinero: la clase media se centra en gastar o ahorrar. Los ricos se centran en generar y ganar.

Decía Steve Siebold, autor de "Cómo piensa la gente rica", que a la clase media se le enseña a guardar (ahorrar), pero con el problema de que ahorramos una cantidad de dinero muy pequeña, debido a que nuestros ingresos son demasiado pequeños.

Si cobras 1.000€ al mes y ahorras un 20% de ese dinero, estás ahorrando cada mes 200€. Si ingresaras 10.000€ al mes y ahorraras únicamente un 10%, estarías ahorrando 1.000€. Y esta situación se daría entre los más afortunados, pues realmente la mayoría de clase pobre no se puede dar el lujo de ahorrar prácticamente nada.

Es por eso que los ricos no se centran tanto en el ahorro, sino en aumentar los ingresos que perciben, y de esa forma poder aumentar el dinero destinado al ahorro.

Independientemente de la cantidad que ahorres en función de tus ingresos, difícilmente, salvo puntuales excepciones, alcanzarás la riqueza. En educación financiera, la palabra "ahorro" es sinónima de "devaluación". Es decir, si únicamente guardas el dinero, éste pierde valor con el paso del tiempo, debido a la inflación.

Es por eso que siempre insisto que en la actualidad no hay ni una sola fortuna en el mundo de más de 1.000 millones que no haya pasado por la renta variable. El dinero que ganamos, hay que invertirlo, y para invertir, debemos entender de inversiones. El problema es que la clase pobre y media no quiere dedicar mucho tiempo a las finanzas.

(Leer: por qué los pobres son cada vez más pobres y los ricos cada vez más ricos)

2. Solo hay 3 formas de alcanzar la riqueza, y los pobres y clase media suelen tener apatía hacia ellas.

Las únicas formas de alcanzar la riqueza son:

  • Con un negocio propio.
  • Inversiones.
  • Ambas opciones (la elegida por los millonarios)

La clase pobre y media busca trabajar para grandes empresas, mientras que los ricos saben que el único camino hacia la riqueza es construir una gran empresa.

(Leer: los 5 pasos para hacerte rico, por Charlie Munger, mano derecha de Warren Buffett).

Es por eso que muchos de los millonarios, dedican gran parte de su tiempo al conocimiento de los negocios e inversión, buscando continuamente ideas que resuelvan un problema a los demás o que  puedan generar más ingresos a su economía particular. En cualquier caso, saben de la existencia de los riesgos en los negocios, pero también saben que se esconde una fuerte recompensa a su esfuerzo. No obstante, suelen trabajar bajo unos riesgos controlados y bien estudiados.

Recuerda que no hay nada de malo en asumir riesgos. Lo malo es no controlar los riesgos.

(leer: el secreto de los millonarios contado por millonarios)

3. Los ricos ya saben que el dinero no da la felicidad, pero tú no sabes que tu felicidad depende del dinero.

Quizás el consuelo de los pobres es pensar que el dinero no da la felicidad, pero en el fondo, cualquiera que pronuncie esa frase, creo que sabe que está diciendo una tremenda tontería, porque la falta de dinero te jode la salud, en algunos países te impide el acceso al sistema sanitario y te impide disfrutar de momentos cálidos con la familia.

El dinero es muy importante para los pobres, pero no para los que ya son ricos, pues de tener 1.000 millones a tener 60.000 millones, la felicidad no cambia. En tu caso, de tener 2.000€ al mes a tener 600€ al mes, varía un mundo.

Es por eso que el dinero se convierte en algo emocional para los pobres, emociones que se siguen trasladando a los hábitos cotidianos, donde cuando la clase media recibe ingresos extra, piensan en la forma de gastarlos en caprichos que les hagan felices, mientras que la clase de los millonarios vivían en un sentimiento de felicidad constante al ser conscientes de que estaban construyendo algo y disfrutando a lo largo del proceso.

4. La planificación.

Mientras que la clase media vive aparentemente en una planificación del día a día (a los 8:00 voy al trabajo y a las 22:00 me voy a la cama), la clase rica tiene otro tipo de planificación, con objetivos cortos y metas de largo plazo.

El mayor constructor de pobreza es la dependencia de un solo ingreso, pues mientras recibimos ese ingreso nos adaptamos, y cuando ese ingreso no llega, nos perdemos y aumentamos los problemas.

La clase rica se centra sobre todo en diversificar sus fuentes de ingresos. Es aquello que siempre se ha llamado construcción de activos que nos generen ingresos pasivos, aunque sin duda, no hay mejor ingreso pasivo que crear una gran empresa muy rentable o cientos de empresas, como es el caso de Richard Branson.

Pero realmente creo que la mayor diferencia entre los ricos y los pobres, es que los pobres parten derrotados hacia un camino cuyo resultado ya está destinado a fracasar al considerar que no serán capaces, mientras que los ricos saben que son capaces de todo.

Este sentimiento de derrota anticipada es el que hace que la clase pobre no pierda ni un minuto en intentar aprender lo que en su día aprendió la clase rica, y poco a poco van perdiendo la ambición dando lugar a luchar por sobrevivir.

Básicamente serían los 4 pilares del pensamiento que se deben cambiar, y luego ya seguir preparándose para ese duro camino que muchos comenzarán, y solo unos pocos alcanzarán. (Leer: 8 hábitos que tienen los millonarios)







Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


4 comentarios

  1. fantástico articulo.
    siempre viene bien poder ganar algun dinero, sobre todo para
    eliminar deudas.

    ResponderEliminar
  2. Esto es cierto, lamentablemente la mayoría que egresa de las universidades van con el pensamiento puesto en entrar a trabajar a una empresa o alguna dependencia de gobierno y pasan los años y su finalidad en la vida, es jubilarse. Caso contrario a los que se arriesgan a crear una empresa, que quizá al principio no tengan las prestaciones que tiene un trabajo remunerado, pero a la larga, eso viene como consecuencia.
    Mi hijo, está en este último caso, en el que saliendo de la universidad, todos sus compañeros fueron a trabajar en empresas y dependencias, hablamos de 50 personas, y él fue el único que se arriesgó a crear una empresa, que, al principio tuvo sus percances, pero que le fue dando pautas a corregir y ahora, a seis meses, ha incrementado sus clientes e ingresos y ahora está pensando en otros proyectos. Se ha encontrado con catedráticos de la universidad y le ha felicitado porque, no son muchos que toman este camino, que no es fácil, pero con perseverancia, se logran buenas cosas.

    ResponderEliminar
  3. Me alegro por tu hijo, Ana, y admiro el valor de haber tomado un camino distinto a la manada. Además, estoy seguro de que su madre está siendo un gran apoyo para él en el tema de negocios y fuerza moral. Os felicito por ello. Os envío un cálido saludo. Mucha suerte!!!

    ResponderEliminar
  4. Todo es cuestión de decisión, constancia y sacrificio nada es fácil todo es trabajo, siempre se debe tener dos fuentes de ingresos, además se debe tener presente que en la vida se debe ganar y perder. Exitos.

    ResponderEliminar

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo