.......... ........ ......... ....... .......

6 Señales que indican debes despedir a un trabajador.

25 de febrero de 2014



Donald Trump estás despedido
Donald Trump: la mentalidad del emprendedor.
A veces, una manzana podrida puede pudrir al resto, y en otras ocasiones, aunque los demás trabajadores se mantengan en su sitio y no se dejen pudrir, sencillamente estamos tirando el dinero en una nómina, o lo que es peor, nos está costando el dinero en la empresa. Hay una premisa que siempre he usado para cualquier tipo de relación, bien sea sentimental, de negocios o laboral.

Para mí, las relaciones deben ser algo que me aporten, y nunca algo que me reste. Si mi novia me da más problemas que alegrías, es el momento en el que me planteo canjearla por un gato. ¿Cómo saber cuándo es el momento o cuáles son las señales de que debes despedir a un trabajador?.


1. Cuando un empleado únicamente trae problemas.

En cualquier nivel de la empresa, tanto si hablamos de un vendedor como un jefe de departamento, si debemos dedicar gran parte de nuestro tiempo en solucionar sus conflictos, esa persona nos está restando nuestro tiempo y productividad, rompiendo de esa forma el acuerdo "invisible" de la contratación: "te contrato para que me traigas resultados y alegrías, y no más problemas de los que tenía antes de contratarte".

Tampoco hay que olvidar que en ocasiones ignoramos tenemos instalado el problema en un puesto de mando, y cuando la manzana podrida es el que debe dirigir a un grupo, mal asunto.

(Ver: 7 tipos de personas tóxicas en la empresa que no deben estar ni un minuto más)

2. El empleado no cumple las expectativas.

Todo el mundo requiere un aprendizaje dentro de la nueva empresa, pero si una vez pasa ese período de aprendizaje que consideramos normal, y el empleado necesita constantemente la ayuda y atención de compañeros para realizar sus tareas, no importa que sea una buena persona que se esté esforzando al 100%. Si no da para más, esa persona es una pérdida de tiempo y dinero para la empresa. Puesto que tenemos un negocio y no una ONG, educadamente deberemos prescindir de este trabajador. Recuerda que si quieres ser una empresa competitiva, deberás trabajar con gente competente.

3. El empleado no se adapta a los cambios.

Estamos en un mundo empresarial que cambia constantemente, y donde las empresas que no se adapten y no sean ágiles en el cambio, tenderán a morir. Es por eso que ante una etapa de cambios en las formas o cambios que derivan del crecimiento que estamos experimentando, si un empleado no se adapta a un cambio en nuevo estilo de empresa o su nuevo ritmo de trabajo, probablemente no sea el adecuado para participar en el cambio de la empresa.

(Ver: Cómo ayudar a encontrar la felicidad en el trabajo)

4. El empleado carece de motivación.

En un 90% de los casos, la falta de motivación de los empleados no es culpa de los empleados, sino de la propia dirección de la empresa que no ha sabido colocar correctamente "la zanahoria" a sus empleados. El problema es que como no te puedes auto-despedir como dueño de la empresa, ante un empleado que no muestra interés ni motivación por la empresa o por su trabajo, deberás prescindir de él. Pero ojo, ya que si la falta de motivación se da en varios empleados, insisto en que el problema probablemente sea de la dirección.

(Ver: 10 formas en que, como gerente, estás haciendo a tus empleados menos productivos)

5. El empleado avergüenza a la empresa.

Hay empleados que sencillamente, cada vez que tratan con los clientes, avergüenzan la imagen de la empresa. Y ya sé que no nos debemos meter en lo que los empleados hacen fuera del trabajo, pero recuerdo que en una ocasión encontré a un director de Recursos Humanos armando un escándalo en un pub un sábado por la noche. ¿Queréis saber lo que pensé?. Literalmente: "Si la empresa X tiene a este gilipollas contratando personal, cómo serán los que contrata".

Y sé que cada uno puede hacer lo que le dé la gana en fin de semana, pero si eres un "payaso" el sábado, sigues siendo el mismo payaso disimulando un lunes, y por tanto, tu imagen en fin de semana avergüenza la imagen de la empresa para la que trabajas.

6. No trae dinero a la empresa.

Finalmente, incluso al payaso anterior nos pensaríamos mantenerlo en la empresa si nos sale muy rentable y no perjudica la armonía de los equipos de trabajo. Como ya publicamos en los motivos reales por los que te van a contratar, en una contratación, la empresa busca beneficios. Tráeme ventas y te veré un tío simpático, e incluso me harás gracia con tus chistes malos. Tráeme dinero y mientras no rompas la armonía de la compañía, incluso no te despediré por ser impuntual, pero tráeme mucho dinero.

El motivo más habitual para despedir a un trabajador, es cuando ese empleado no nos sale rentable mantenerlo. Una forma de evitar los recortes en una empresa es demostrar que tu trabajo sigue siendo muy rentable y que la empresa perdería dinero con tu despido. De lo contrario, un trabajador que cuesta más dinero del que ingresa, no compensa.

Y ahora veamos las
 10 señales de que estás quemado en el trabajo y debes salir de la empresa.





Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo