.......... ........ ......... ....... .......

Comienza la guerra a los cigarrillos electrónicos.

21 de febrero de 2014



El rentable negocio de los cigarrillos electrónicos comienza a ser atacado por las grandes fuerzas políticas en España (PP, PSOE y CiU). El cigarrillo electrónico es en la actualidad una industria de casi 3.000 millones de euros en todo el mundo, y de 500 millones de euros únicamente en Europa, donde se calcula que ya se han vendido más de 7 millones de cigarrillos electrónicos.

En un momento en que la apertura de tiendas y franquicias de cigarrillos electrónicos están en pleno auge, el ministerio de sanidad ha decidido considerar al cigarrillo electrónico como un producto más del tabaco, y por tanto han acordado modificar la Ley de Consumo y la Ley Antitabaco, prohibiendo su uso en colegios, hospitales, transporte público, en lugares públicos al aire libre cercanos a parques infantiles, edificios de la Administración Pública y lugares donde haya menores de 18 años, así como poner trabas en la publicidad de este producto.


El cigarrillo electrónico ha demostrado ser una fuerte amenaza para la Industria Tabacalera, donde incluso las propias marcas de Tabaco se han visto obligadas a crear sus propios cigarrillos electrónicos para no quedarse fuera de este creciente mercado que Goldman Sachs consideró como una de las 6 industrias del futuro en las que invertir en el largo plazo.

Los cigarrillos electrónicos tendrán la obligación de incluir de una forma clara y contundente que contienen nicotina y que el producto es altamente adictivo, al igual que el tabaco. La Asociación Nacional del Cigarrillo Electrónico se ha mostrado de acuerdo con la inserción de la advertencia siempre y cuando los Gobiernos no vayan más allá contra este producto.

El futuro del cigarrillo electrónico dependerá en cierto modo del debate sobre si será considerado un producto terapéutico o un producto más del propio tabaco

Para Robert West, director de Estudios del Tabaco de la Universidad College de Londres, el cigarrillo electrónico salvará millones de vidas, pues aún sin haber estudios fiables sobre la nocividad o beneficios del e-cigarro, tiene claro que por muy malo que fuera, siempre será un 99% menos nocivo que el cigarrillo tradicional, siempre partiendo de la base que hablamos del cigarro electrónico en el que "vapeamos" nicotina, y sin olvidar que existen los e-líquidos libres de nicotina, los cuales, la evidencia muestra que no deberían ser considerados como productos del tabaco, sino productos terapéuticos para abandonar el hábito del tabaco.

La guerra contra el e-cigarro ha comenzado, y parece ser que la única preocupación real sobre este producto es que está funcionando, los ciudadanos consumen menos tabaco, y por tanto, en la cadena, los estados comienzan a perder ingresos de los impuestos del tabaco.

¿Se acabará prohibiendo su venta fuera de las farmacias como ya ocurre en algunos países?







Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo